Sentencia Definitiva de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 15 de Junio de 2016, expediente C 119708

Presidentede Lázzari-Kogan-Hitters-Pettigiani-Negri-Soria-Genoud
Fecha de Resolución15 de Junio de 2016
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 15 de junio de 2016, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores K., P., S., G., de L. se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa C. 119.708, "B. , F.D. contra B. , A.V. y C. , A.A. . Impugnación de paternidad y filiación".

A N T E C E D E N T E S

La Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de Zárate-Campana confirmó el pronunciamiento de la instancia de origen que, a su turno, hizo lugar a la acción de reclamación de paternidad promovida por F.D.B. contra A.A.C. (fs. 249/254).

Se interpuso, por el citado codemandado, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (fs. 262/270).

En virtud de la entrada en vigencia del Código Civil y Comercial se corrió traslado a las partes (fs. 299), el cual fue contestado por el demandado (fs. 304/306 vta.).

Oído el señor S. General, dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I Ó N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I Ó N

A la cuestión planteada, la señora J. doctora K. dijo:

  1. La Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de Zárate-Campana confirmó lo resuelto por la instancia de grado en cuanto hizo lugar a la demanda por impugnación de paternidad iniciada por F.D.B., decretando, en consecuencia, que el mismo no es hijo de A.V.B., cesando así dicha filiación y admitió la acción de reclamación de paternidad también incoada, declarando que el actor es hijo de A.A.C. (fs. 206/209 vta. y 249/254 vta.).

  2. Frente a ello el codemandado C. interpone recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley, por el cual denuncia la conculcación de los arts. 18 de la Constitución nacional; 161 inc. 3 ap. a) de su par provincial; 8 inc. 1 y 11 inc. 2 de la Convención Interamericana de los Derechos Humanos; 8 y 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; 163 inc. 5, 278, 279, 425 del Código Procesal Civil y Comercial de la Provincia de Buenos Aires y 14 de la ley 48. Asimismo alega absurda valoración de la prueba (fs. 262/270).

  3. Por considerar que los mismos abastecen adecuadamente la respuesta que cabe dar al recurrente, comparto y hago propios los fundamentos y conclusiones del dictamen del señor S. General de fs. 295/298 vta. (en cuanto señala que, más allá de la improcedencia formal del recurso respecto de los agravios esgrimidos en orden a la valoración de la prueba, tampoco merece acogida desde la perspectiva de los derechos de fondo, toda vez que yerra el impugnante en cuanto sostiene que la negativa a someterse a la prueba de ADN es un "mero indicio", ya que de conformidad con los arts. 4 de la ley 23.511 y 579 del Código Civil y Comercial, constituye un "indicio grave" en contra de la posición del recurrente), a los que -entonces- me remito en razón de la brevedad y doy aquí por reproducidos (conf. metodología utilizada por esta Corte en C. 117.506, sent. del 3-IV-2014 y C. 118.271, sent. del 2-VII-2014).

  4. En virtud de ello, corresponde rechazar el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley; con costas (arts. 68 y 289, C.P.C.C.).

    Voto por la negativa. Notifíquese con entrega de copia del dictamen de fs. 295/298 vta.

    A la cuestión planteada, el señor J. doctorP. dijo:

  5. Por compartir sus fundamentos, adhiero al voto de la doctora K..

    Las constancias de la causa enseñan que la paternidad adjudicada al demandado se asienta sobre bases presuntas, como consecuencia de su negativa a someterse a la prueba biológica, su actitud procesal reticente y las restantes evidencias destacadas por la alzada que tornan verosímil el reclamo, ello a la luz de las consecuencias jurídicas que ya le imponía el art. 4° de la ley 23.511, vigente al tiempo de la exteriorización de aquella conducta procesal (conf. art. 7°, Cód. C.. y Com.).

    En este punto, coincido con la citada colega y lo dictaminado por el señor S. General en que el demandado no ha acreditado ante esta instancia que la valoración que hiciera el tribunal a quo sobre las probanzas colectadas y su incidencia para complementar el indicio dimanado de la norma del art. 4° de la ley 23.511 padezca de un error palmario, grave y manifiesto que conduzca a conclusiones contradictorias, inconciliables e incongruentes con las constancias objetivas de la causa (conf. Ac. 64.347, sent. del 18-II-1997; Ac. 71.327, sent. del 18-V-1999, entre muchas otras), por lo que el recurso no puede merecer favorable acogida.

  6. No obstante lo expuesto, tal como he afirmado en casos similares (Ac. 85.363, sent. del 27-VIII-2008; C. 96.140, sent. del 17-VI-2009; C...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR