La Boca estrena una performance de luces con buen oído musical

 
EXTRACTO GRATUITO

"Para mí es un gran desafío. Pude soñar algo que no existe en Buenos Aires. Inventar un lugar nuevo. Notas de luz es una discoteca, un cine, una instalación interactiva. Es una nueva marca que se encenderá desde el atardecer y hasta la medianoche los viernes, sábados y domingos en la ciudad." Gachi Hasper intenta resumir así, con entusiasmo, su obra de arte visual que hoy se estrenará bajo la autopista a La Plata, frente a la Usina del Arte, en La Boca.

Desde lo formal, podría indicarse que se trata de una instalación interactiva compuesta por 160 artefactos de luz que ocupan unos 100 metros del cielo raso de la plaza seca ubicada sobre la avenida Pedro de Mendoza entre Caffarena y Benito Pérez Galdós.

Desarrollada durante los últimos dos años por Hasper junto con la arquitecta especializada en diseño de iluminación, Eli Sirlin, premio Konex 2011 a la trayectoria en ese rubro, entre otras distinciones, Notas de luz tiene tres modos de funcionamiento. Es interactiva porque hay sensores que detectan el movimiento de personas y de vehículos y comienza a acompañar el ritmo del caminante. Se combinará en simultáneo con los espectáculos y conciertos que se ofrezcan en las salas de la Usina del Arte. Marcará con distintas tonalidades los agudos y los graves musicales.

"Los colores tienen la reminiscencia de La Boca y las migraciones actuales", sostiene la artista reconocida por su amplia paleta de tonos. Rojo shocking, verde limón, amarillo xeneize, celeste, rosa: cada panel lumínico ayuda a la nostalgia de aquellas típicas casas de chapa que han hecho de la zona de la Vuelta de Rocha una postal porteña inconfundible.

Para Hasper, se trata de una "propuesta del uso lúdico y festivo del espacio público como constructor de ciudadanía. La certeza de generar nuevos espacios habitables desde el arte, donde el ocio pueda adquirir la posibilidad del placer estético en el dinamismo de la gran ciudad".

Inicialmente Notas de luz funcionará los próximos dos años por el sistema de mecenazgo por el cual fue desarrollada. La Fundación Tres Pinos, liderada por Rodrigo Cadenas, tiene a su cargo el mantenimiento y la administración general de la instalación que parece marcar de manera lúdica uno de los límites de la ciudad. Apenas a pocos metros de la autopista, se encuentra la ribera del río, desde donde pueden verse atípicos atardeceres.

¿Qué pasará luego del 17 de marzo de 2018 cuando la obra ya no tenga el paraguas de la ley...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA