El blanqueo, otra señal de incongruencia

 
EXTRACTO GRATUITO

Cada vez que en la Argentina una persona compra una propiedad debe requerir a la AFIP un Código de Oferta de Transferencia de Inmuebles (COTI). Para conseguirlo tiene que declarar el origen del dinero. Si el Gobierno pretendía reactivar el sector inmobiliario volcando sobre él los dólares adquiridos por el público en el mercado negro, hubiera bastado conceder el COTI a quienes se acogieran al nuevo blanqueo.Sin embargo, por una iniciativa de Guillermo Moreno, las autoridades crearon un nuevo instrumento, el Certificado de Depósito para Inversión (Cedin). El comprador, en vez de pagar el inmueble con divisas declaradas a través del COTI, deberá entregar sus dólares al Banco Central. Éste, a cambio, le entregará cedines. El vendedor recibirá esos cedines y los presentará al Central, que se los canjeará por dólares.¿Por qué los funcionarios involucran al Central en la compraventa? No fue para dinamizar la economía. Fue para poder crear el Cedin. ¿Qué utilidad descubrieron en ese nuevo instrumento? Según detectaron algunos economistas perspicaces, a través del Cedin el Gobierno podrá intervenir de manera legal en un mercado ilegal: el del blue.Controlar el circuito del dólar paralelo es una vieja aspiración de Moreno. Para el secretario de Comercio la posibilidad de que la gente compre y venda bienes a su antojo es una pesadilla. Además, el precio de esa divisa empeora las expectativas y, por lo tanto, impulsa la inflación. Para controlar lo que, por definición, es incontrolable, Moreno apostó primero a maltratar a los vendedores de dólares. No funcionó: el bosque de "arbolitos" es infinito.Para encontrar otra solución, según versiones muy confiables, la Anses transferiría dólares oficiales a un par de financieras amigas para que los vendan en el mercado blue.Con los pesos obtenidos, esos cambistas recomprarían los dólares al Central, simulando importaciones de servicios. Un fiscal federal investiga la maniobra.El Cedín resolvería la cuadratura del círculo: inyectar dinero blanco en un mercado negro. ¿Cómo? Sencillo: el Central podría emitir esos certificados para que los cambistas los ofrezcan a los que demandan dólares. En otras palabras: el Cedín sería el vehículo a través del cual el Gobierno entregaría reservas monetarias para abaratar el blue.La hipótesis es convincente porque lleva un sello inconfundible del kirchnerismo: la incongruencia. Para descubrirla basta con reconstruir la política cambiaria del último año y medio: la inflación hizo que los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA