Bernard Fowler y Charly avivaron la fiebre stone

 
EXTRACTO GRATUITO

"¿Dónde están levantando la persiana? Para mí que es una ilusión óptica, por la cerveza", se impacienta un rolinga de unos 30 años que llega puntual, a las 22, a la puerta de The Roxy Live en Palermo para ver el show de Bernard Fowler, vocalista neoyorquino que acompaña a los Rolling Stones desde hace más de 27 años y que agotó las entradas del jueves a la noche en tan sólo media hora.

En el bar de al lado suena "Sultans of Swing" y la cola de fans -con remeras con la mítica lengua y botellas en mano para paliar los 30 grados de la noche de anteayer- llega hasta la esquina de Fitz Roy. Muchos de ellos, con entrada en mano; otros, anotados en una lista, y muchos más, sin ticket, pero con esperanzas de poder ingresar a ver el encuentro de Fowler y su banda argentina con la que toca cada vez que viene al país. No faltaron quienes se tomaron revancha por haber quedado fuera de los tres shows en el Estadio Único.

Después de un ensayo temprano en el que Fowler marcó los tempos de los nuevos temas de su tercer y último disco, The Bura, el guitarrista Pilo Gómez, Fabián "el Zorrito" Von Quintiero en bajo, Gonzalo Lattes en segunda guitarra, Carlos "Melena" Sánchez en batería y Nicolás Raffeta en teclados aparecieron sobre el escenario en horario bien argentino, una hora y media más tarde de lo anunciado, para tocar "Shake It", el primer corte rockero del disco.

Mientras sonaba "Second Place", le abrían el paso a Charly García a través del vip para acceder al escenario, y el público se revolucionó al verlo. La temperatura del Roxy subía y Bernard arengaba: "¿Les gusta el reggae? ¡Hagan algo de ruido!", para dar comienzo al cover de The Box Tops "The Letter" y mezclarlo con "Get Up Stand Up", de Bob Marley.

Recién llegado de Nueva York, entra en escena Jimmy Rip vestido de cowboy para interpretar el blues "My Friend Sin", y Fowler empieza a predicar, mientras todos los presentes transpiran rock y roll. Antes de presentar su próxima canción, Fowler se pone melancólico y les dedica "Will You Miss Me" a sus compañeros de ruta de estos 27 años. "Si ésta llegara a ser la última gira de los Stones, éste es el tema que me gustaría cantarles", dice emocionado.

Mientras Bernard, Jimmy y la banda daban cátedra de rock, blues y groove, del otro lado de Palermo, precisamente en Barrio Parque, Mick Jagger y Ron Wood bailaban...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA