Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - SALA B, 26 de Febrero de 2015, expediente CIV 011865/2009/CA001

Fecha de Resolución26 de Febrero de 2015
EmisorSALA B

Poder Judicial de la Nación Expte. N°:7701/2011 AUTOS: “TRAVI FELIPE ANGEL C/ANSES S/REAJUSTES VARIOS "

Juzg. Federal de Seguridad Social n 5 SALA I - C.F.S.S.

SENTENCIA DEFINITIVA 166131 BUENOS AIRES, 10 de febrero de 2015 AUTOS Y VISTOS:

I.

  1. Llegan las presentes actuaciones a este Tribunal en virtud del recurso de apelación interpuesto por la parte demandada y por la actora, contra la sentencia dictada por la Sra. Juez a cargo del Juzgado Federal de la Seguridad Social n° 5.

    La parte demandada se agravia de la aplicación de la resolución 140/95 sin límite temporal y de la actualización de la PBU.

    Asimismo se agravia de la aplicación del fallo “B. y en cuanto declara la inconstitucionalidad de los arts 24 y 26 de la ley 24241.

    La parte actora, se agravia por cuanto el juez hace lugar a la excepción de prescripción, y de la tasa de interés aplicada. Asimismo cuestiona imposición de costas y pide que se declare la inconstitucionalidad de la ley 26417.

  2. Surge que el actor obtuvo, el beneficio previsional al amparo de la ley 24.241 a partir del 29-4-2004. Obtuvo las siguientes prestaciones: PBU, PC.

    III Ahora bien, a los efectos de determinar la remuneración promedio para el cálculo de la Prestación compensatoria, corresponde aplicar el índice de los de salarios básicos de la industria y la construcción -personal no calificado (Res. 140/95 conf. Res.

    SSS n 413/94 concordante con Res. D.E.A. 63/94), en las remuneraciones percibidas por el titular hasta la fecha de adquisición del beneficio (Elliff, A. c/ Anses s/Reajustes Varios” sentencia del 11 de agosto de 2009, CSJN).

  3. Respecto a las pautas de movilidad –de las prestaciones obtenidas:

    PBU -PC que deberán tenerse en cuenta para el período posterior al logro de la prestación y a la declaración de inconstitucionalidad del art. 7 inc. 2 de la ley 24.463, corresponde ordenar la aplicación del fallo de la CSJN en autos “B., A.V. c/ANSES s/ReajustesV.”, del 26.11.2007, en la medida que el incremento en el beneficio por los aumentos ya otorgados (por los decretos 1275/02, 391/03, 1194/03, 683/04, 1199/04, 748/05, 1273/05 y 764/06) sea inferior a la variación anual del índice de salarios nivel general elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

    En caso que tal incremento arrojase una prestación superior corresponderá estarse a su resultado, según lo decidido por el Alto Tribunal en autos “P., M.T.M. de c/ ANSeS s/ Reajustes Varios”, del 29/04/2008.

    El haber así redeterminado deberá tener en cuenta el limite que impide todo reconocimiento de un monto mensual del beneficio que supere el haber de Poder Judicial de la Nación actividad (conforme CSJN in re “Villanustre, R.F.” del 17/12/1991 y “M., A.A. c/ANSES”, sentencia del 14/11/2006), de donde corresponde diferir su tratamiento.

    V En orden al agravio deducido por la actora respecto al cómputo del plazo de prescripción, cabe destacar en primer término que ha sido oportunamente opuesta por la demandada en ocasión de la contestación de la demanda.

    Ahora bien en cuanto a la aplicación del art. 82 de la ley 18037 (t.o. 1976), el mismo dispone que “...prescribe a los dos años la obligación de pagar los haberes devengados con posterioridad a la solicitud del beneficio.”

    Esta disposición no ha sido modificada expresamente por la ley 24463, ni podría entenderse que lo ha sido tácitamente por cuanto la normativa del código civil sobre prescripción liberatoria sólo puede ser aplicada en la materia en cuanto no contradiga los principios esenciales de la Seguridad Social y en la sicológico; y, finalmente, impugnan la tasa de interés fijada.

    La citada en garantía cuestiona la atribución de responsabilidad efectuada por el magistrado de primera instancia, sosteniendo que se omitió analizar la “culpa in vigilando” de los padres de la niña. A su vez, critican el monto por el cual ha prosperado la demanda en los rubros incapacidad física y gastos; y, finalmente, cuestionan la tasa establecida para el cómputo de los intereses.

    La magistrada del Ministerio Público ante esta Alzada adhirió

    en su dictamen a las consideraciones del memorial de quejas de la parte accionante.

  4. Cuestiones a dilucidar. Límites en su análisis El thema decidendum de esta Alzada ha quedado entonces circunscripto a determinar: (i) la atribución de responsabilidad por el hecho acaecido; (ii) en su caso, la procedencia y la cuantía de las partidas indemnizatorias reclamadas; y, (iii) de corresponder, la tasa de interés.

    Es menester efectuar una advertencia preliminar: en el estudio y análisis de los agravios he de seguir el rumbo de la Corte Federal y de la buena doctrina interpretativa. En efecto, claro está que los jueces no están obligados a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso (ver CSJN, "Fallos":

    258:304; 262:222; 265:301; 272:225; F.Y., "Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, Comentado, Anotado y Concordado", T° I, pág.

    825; F.A.. "Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.

    Comentado y Anotado", T 1, pág. 620). Asimismo, en sentido análogo, tampoco es obligación del juzgador ponderar todas las pruebas agregadas, sino únicamente las que estime apropiadas para resolver el Fecha de firma: 26/02/2015 Firmado por: DR. M.L.M. , JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. O.L.D.S. , JUEZ DE CÁMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B conflicto (art. 386, in fine, del ritual; CSJN, "Fallos": 274:113; 280:3201; 144:611).

    Es en este marco, pues, que ahondaremos en dichas cuestiones.

  5. La responsabilidad.

    Para comenzar, señalaré que no resulta objeto de debate la ocurrencia del accidente invocado por los actores en su demanda.

    Empero, sí es materia de discusión la causalidad en la producción del hecho dañoso; toda vez que mientras en la sentencia se le asigna la responsabilidad excluyente del hecho al demandado, su aseguradora arguye que el nexo causal se vio interrumpido por el accionar de la víctima; razón por la cual consideran que no deben responder por las consecuencias dañosas del accidente. En tal sentido, sostiene que le cabría a los progenitores de C. responsabilidad parcial en los términos del art. 1114 del Código Civil.

    Ahora bien, dado que está reconocido en estos actuados que el camión conducido por el emplazado arrolló a C.C.B., provocándole fractura de pelvis y severos daños, se vuelve operativa en el caso la previsión normativa contenida en el art. 1113 del Código Civil, norma que establece una presunción de responsabilidad del demandado, el que solo se eximirá de resarcir si acredita algunos de los eximentes previstos por el ordenamiento. No se trata, en suma, de atribuir culpa: el dueño o guardián de un automotor, cosa riesgosa que causa un daño a otro, en el caso de revestir la condición de demandado, será en principio responsable, salvo que acredite "la culpa de la víctima o de un tercero por quien no deba responder" (art. 1113, segunda parte, in fine, Cód. Civil), o el casus genérico de los arts. 513 y 514 del Código Civil.

    Así las cosas, y a los fines de evaluar la procedencia del agravio de la quejosa respecto a la ruptura causal en virtud de la culpa de le víctima, resulta trascendental analizar las constancias de la causa penal nº 68835/9 caratulada “Av. s/lesiones culposas (B., Cintia –

    Arechabala, O.” que tramitara ante el Juzgado de Instrucción en lo Penal y Correccional Nº2 de la 2ª Circunscripción Judicial Villa Mercedes-

    San Luis y traída ad effectum videndi et probandi para estos actuados, pues allí se colectaron una serie de probanzas que se revelan cruciales Fecha de firma: 26/02/2015 Firmado por: DR. M.L.M. , JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. O.L.D.S. , JUEZ DE CÁMARA para desentrañar lo acontecido en Justo Daract en el mes de diciembre del año 2008.

    En ese sentido, en los señalados autos represivos depuso el mismo día del hecho el conductor del camión y aquí emplazado. En su declaración, señaló que circulaba al mando del camión sindicado en la demanda, cargado con medio metro de arena que debía trasladar hasta una vivienda en la referida localidad, y que pudo advertir que se había “pasado” de la dirección de entrega, sobre la calle C.. En virtud de ello, decidió –en lugar de dar la vuelta a la manzana-- “retomar” en la siguiente intersección; es decir que “llega a la calle G. y gira hacia su izquierda para luego realizar la maniobra de marcha atrás” para así

    reingresar a la calle C. en dirección contraria a la que llevaba previamente. Continúa refiriendo que “al estar retrocediendo siente en la parte de atrás…que el camión se levanta, como si hubiese pisado algo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR