José Luis Beltrán: un músico cubano que anhela tocar zambas, chacareras y bagualas argentinas

Autor:María Laura Riba
RESUMEN

Guitarrista, compositor y arreglista, trabajó junto a grandes de la música cubana popular como Gonzalo Rubalcaba o el prestigioso pianista Emiliano Salvador. (...)

 
EXTRACTO GRATUITO

Guitarrista, compositor y arreglista1, trabajó junto a grandes de la música cubana popular como Gonzalo Rubalcaba o el prestigioso pianista Emiliano Salvador. Fue, además, guitarrista del reconocido trovador Vicente Feliú. Tocó, también, para el afamado chileno Lucho Gatica; y compartió escenario y experiencias con los argentinos Víctor Heredia, León Gieco y Mercedes Sosa

Actualmente es el director musical del grupo “Reflexión” (integrado por William Vicente Rivero Pérez, arreglista, bajo y voz; Jorge Luis Lagarza Pérez, piano; Lino Alberto Pedroso Solar, percusión, y David Pimienta Vives, batería). Moderado al hablar, sin la carga de un ego vanidoso, José Luis Beltrán es uno de los mejores guitarristas cubanos de música popular. Son pocos los que saben que Beltrán ha sido elegido por grandes músicos, ya fuera para que los acompañara, para que realizara arreglos musicales o compusiera canciones. Pero este hombre, más bien tímido al hablar, no sólo ha tocado junto a valiosos músicos cubanos, sino que, además, ha trabajado en el exterior durante varios años, donde fue muy considerado por sus pares y la crítica.

Es así que José Luis Beltrán dejó caer sus arreglos musicales en Austria y Eslovaquia, y recorrió gran parte de América Latina: en Chile trabajó, entre otros, junto a Lucho Gatica y al cantautor Alberto Plaza, con quien, además de Chile, recorrió Ecuador, Bolivia y Uruguay. Asimismo, de la mano de Vicente Feliú recorrió la Patagonia argentina, oportunidad que le brindó la posibilidad de intercambiar y conocer a muy buenos representantes de la música popular de este país. Previo a uno de sus ensayos, José Luis Beltrán recibió a momarandu.com, siempre con la guitarra a su lado, como un apéndice maravilloso de su cuerpo.

- ¿Cómo es eso de saltar de clarinetista de la banda de música del Servicio Militar a ser uno de los guitarristas más considerados en la música popular de Cuba?

- Yo comencé con lecciones de guitarra desde muy pequeño. Tuve la suerte de ser aceptado en la Escuela de Arte, pero estuve allí tres años. Después me vino muy bien haber sido llamado al Servicio Militar porque lo pasé en la Banda de Música del Estado Mayor de la Fuerzas Armadas, donde la guitarra no cumple ningún rol, pero bueno… yo ahí tocaba clarinete y eso me ayudó muchísimo. Conocí a muy buenos músicos, compartí con ellos, adquirí mucha experiencia porque hacíamos mucho trabajo de grupo, me relacioné con miles de tendencias, miles de cosas… todo el mundo con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA