Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 17 de Abril de 2018, expediente CNT 047546/2014/CA001

Fecha de Resolución17 de Abril de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 112170 EXPEDIENTE NRO.: 47546/2014 AUTOS: BELLA ITALIA S.R.L. c/ SUAREZ BUSTAMANTE, ERICK THOMAS Y OTROS s/CONSIGNACION VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 17 de Abril del 2018 , reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

La Dra. G.A.G. dijo:

Contra la sentencia dictada en primera instancia apelan ambas partes a tenor de los memoriales de fs. 468/4781 (demandado reconviniente)

y fs. 483/494vta (actora), oportunamente replicados a instancias de las presentaciones de fs. 497/201 y fs. 503/507, respectivamente. A fs. 479/480, la representación letrada del demandado apela por bajos los honorarios regulados en su favor.

Bella Italia SRL se queja, en síntesis, de que en primera instancia no se haya considerado acreditada la causal de despido invocada por su parte y cuestiona la valoración de los elementos probatorios arrimados a la causa, en especial, el testimonio de B.D.. Asimismo, actualiza el recurso de apelación deducido a fs. 433 contra la resolución adoptada en la audiencia del 8/3/2016 en la cual se desestimó la prueba testimonial de M.L.N. en virtud del parentesco que la une con los demandados y, por los motivos que expone, solicita se la cite a prestar declaración en esta instancia. Objeta la condena al pago de la indemnización del art. 80 de la L.C.T., los intereses establecidos en el fallo de grado y la forma en que se impusieron las costas del proceso. Además, sostiene que la Sra. Juez “a quo” omitió expedirse acerca de la acción por consignación.

El demandado reconviniente se agravia por la base salarial que consideró la Sra. Jueza de grado y por el rechazo de la pretensión vinculada con la percepción de propinas. Arguye que la sentenciante de grado omitió expedirse sobre la incorrecta registración del contrato de trabajo en relación a la jornada laboral cumplida.

También se queja porque no se incluyó en la base remuneratoria las diferencias salariales solicitadas en concepto de días feriados, ropa de trabajo y antigüedad y porque no se admitió el reclamo de horas extras y el recargo por nocturnidad. Crítica el rechazo del daño moral pretendido en el inicio y agrega que la magistrada de la anterior instancia Fecha de firma: 17/04/2018 Alta en sistema: 23/04/2018 Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #23885341#203506924#20180418101028712 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II omitió dar tratamiento a la pretensión referida a la sanción por temeridad y malicia prevista en el art. 275 de la L.C.T.

Delimitados de este modo los temas traídos a conocimiento de este Tribunal, por razones de orden metodológico analizaré, en primer lugar, la crítica de la parte actora relativa a la acreditación de la injuria invocada en sustento de la decisión extintiva.

Adelanto que, luego de un pormenorizado análisis de las constancias de la causa y en especial de las medidas probatorias aportadas efectuado a la luz de los principios de la sana crítica, propiciaré desestimar la objeción de la empresa accionante.

En primer término, entiendo que cabe mantener lo resuelto en la audiencia obrante a fs. 433 en cuanto se decidió dejar sin efecto la declaración de M.L.N. por cuando al ser interrogada por las generales de la ley manifestó ser la madre de las personas físicas codemandadas y ello así porque, independientemente de la suerte del reclamo respecto a dichos coaccionados, la prohibición contenida en el art. 427 del CPCCN es absoluta y no se puede dejar de lado ni siquiera con la conformidad de las partes (cfr. “Manual de derecho procesal del trabajo”, 3 edición actualizada y ampliada, 2011, Ed. Astrea, M.A.P. director, pág. 236).

Consecuentemente, corresponde desestimar este aspecto del segmento recursivo de la accionada y la pretensión de que se tome declaración testimonial a la Sra. M..

Establecido ello, cabe recordar que arriba firme a esta instancia que la extinción del vínculo contractual se produjo por decisión de la empleadora en los siguientes términos: “…Atento los graves hechos ocurridos el día 2 de junio de 2014, en el horario de las 21 hs. aproximadamente, cuando Ud. ingresó a la cocina del restaurante a los efectos de pedir un cambio en uno de los platos, siendo de su conocimiento que no puede hacerlo y que las directivas del Superior es que los mozos no pueden aceptar cambios y tampoco ingresar a la cocina, ello generó una discusión con el personal de cocina Sr. S. que derivó en golpes y forcejeos debiendo intervenir otro mozo para separarlos, no contento con ello posteriormente iniciaron una lucha en el salón, desparramando mesas, y apoyos de mesa, con gritos e insultos entre Uds. y desoyendo los pedidos del Superior, desconociendo si la discusión y pelea prosiguió fuera del local, todo reitero ante la mirada de clientes y compañeros de trabajo, lo cual se considera una falta gravísima que además, constituye injuria y pérdida de confianza que no consiente la prosecución de la relación laboral, máxime cuando no es el primer incumplimiento de su parte haciendo caso omiso a los numerosos llamados de atención realizados, todo lo que unido a sus antecedentes y actitud reticente a cumplir sus tareas en tiempo y forma, contraria a la buena fe que debe regir en la relación laboral, ello no obstante el desprestigio de la firma, se lo despide con justa causa…”.

Fecha de firma: 17/04/2018 Alta en sistema: 23/04/2018 Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #23885341#203506924#20180418101028712 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II El demandando reconviniente, a través de la misiva de fecha 6/7/2014 (ver fs. 24 y 70) y en ocasión de contestar la acción por consignación en la que reconvino reclamando, entre otras, cosas las indemnizaciones por despido incausado (ver fs. 118/148), negó los hechos alegados por su empleadora en la comunicación extintiva y, al brindar su versión de lo ocurrido en la fecha indicada por la accionante, explicó que el conflicto se inició cuando solicitó a la cocina que el plato ingresado a la comanda según el procedimiento de rigor saliera como lo había pedido el cliente (“había pedido un carpacho de salmón con salsa tal y como dicho plato figura en el menú y el cocinero lo saco con crema”). A raíz de ello, relató que ingresó a la cocina y reclamó al ayudante de cocina que el plato saliera como estaba en la carta y como había sido pedido en la comanda. Relató que el ayudante de cocina llamó al cocinero S. quien, sin mediar ninguna falta de respeto, comenzó a insultarlo y le lanzó un golpe de puño que no logró

impactar en su rostro pero hizo saltar sus lentes. Agregó que la noche prosiguió y posteriormente, al cierre, en momentos en que se encontraba terminando sus tareas de armado del salón de adelante, fue sorprendido por el Sr. S. quien se abalanzó sobre su persona y le propinó fuerte golpe que impactó de lleno en su cara provocando su caída, la rotura de copas y la caída de algunas sillas.

En el marco de la controversia suscitada y como el trabajador desconoció los hechos injuriosos que invocó la empleadora, se encontraba a cargo de esta última acreditar la existencia y entidad de los motivos en los que pretendió

fundar la decisión resolutoria (conf. art. 377 del CPCCN).

Ahora bien, como he señalado reiteradamente, el despido por riña, si bien se relaciona con un hecho cuya gravedad podría autorizar y justificar la denuncia del contrato laboral por su acaecimiento, habida cuenta que en el marco de una organización empresaria no podría tolerarse que entre los integrantes de la misma se diriman las posibles diferencias existentes o los conflictos que pudieran suscitarse, de manera violenta, no debe perderse de vista que en tales supuestos resulta esencialmente primordial determinar quién fue víctima y quien agresor, a los fines de imputar claramente, la responsabilidad en la iniciación y culminación del incidente (conf.

SD Nro. 110389 del 27/4/2017 en autos “Bravo R.I. c/ Mano Blanca SRL y otro s/ Despido).

En ese marco, corresponde tener muy especialmente en cuenta que, en los casos como en el sublite, es relevante para juzgar el grado de responsabilidad de cada uno de sus protagonistas, la determinación de quién fue el agresor o provocador, ya que su conducta, en principio aparece revestida de mayor gravedad que la de quien fue arrastrado a una situación que no promovió, en tanto la participación de un trabajador en una riña en la cual no se probó que hubiera asumido el rol de provocador, iniciador, promotor o agresor, no legitima su despido (conf. SD Nro. 100.030 del Fecha de firma: 17/04/2018 Alta en sistema: 23/04/2018 22/12/2011 en autos “I.M. del Valle c/ Los Soles Internacional S.A. s/ Despido”).

Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #23885341#203506924#20180418101028712 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II Desde tal perspectiva, se advierte que en el presente la única prueba que aportó la empleadora para demostrar que los hechos ocurrieron del modo en que expuso en la misiva rescisoria, emana de los dichos de B.D. y estos, en mi opinión, resultan insuficientes a los fines pretendidos.

En efecto, el mencionado testigo declaró a fs. 342/344 y, en lo que aquí interesa, manifestó que: “…el actor dejo de trabajar por un problema interno. Esto fue ante una discusión y termina con una de las partes recibiendo golpes de puño. La discusión fue entre B. y S. que era el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba