Bella, porque diferente

 
EXTRACTO GRATUITO

Me parece errónea la noción, tan difundida, según la cual la moda establece e impone estrictos ideales de belleza física. No sólo no encuentro pruebas concretas que la confirmen, sino que los usos mismos de la moda de hoy me parecen refutarla. Creo en verdad que lo mejor que la moda tiene para ofrecer son ideas diferentes de la belleza. Actrices y actores, cantantes de rock y estrellas pop, celebridades absorbentes de la actualidad mediática, o aun personalidades del deporte pueden encarnar con sus cuerpos y caras lo que una mayoría de sus contemporáneos considera hermoso y provocar la admiración, el deseo o, nunca faltan incautos, la imitación de las masas, pero no es para nada el caso con las figuras de lejos más notorias del mundo de la moda, las modelos.

Es cierto que ha habido una Claudia Schiffer, la rubia alemana que, a inicios de los 90, se convirtió, en efecto, en arquetipo estético, tras una histórica secuencia de campañas publicitarias para Guess?, una marca de blue jeans. Se impone precisar que Claudia debió su fama instantánea a su notable parecido, enfatizado a sangre fría por el maquillaje y el melenón solar, batido y despeinado con sabiduría, con una leyenda del cine, la inimitable y por ello tan imitada Brigitte Bardot. Pero imágenes de referencia globales y definitivas, que son asumidas y se asumen como la representación de las ansias y las predilecciones de los habitantes de una cierta época, la moda no ha creado ni, por otra parte, apunta a crearlas. El asunto supremo de la moda es la ropa, renovable, fluctuante, no la creación de arquetipos, inmutables, permanentes.

Para hacer del producto un objeto de deseo inmediato, y por ende de consumo, lo que cuenta es la atmósfera de fantasía, tentadora, el universo aspiracional, codiciable, en el que se lo sitúa. En ese contexto, el foco está puesto en el producto y no en quién lo lleva. Los desfiles, las publicidades y los reportajes fotográficos de la prensa reproducen ese esquema. La persona que posa es solamente un elemento más en estas puestas en escena.

La modelo de moda es, la más de las veces, un...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA