El BCRA confirmó que seguirá bajando las tasas, aunque en forma gradual

 
EXTRACTO GRATUITO

Aunque los analistas anticipan un enero complicado en materia de inflación, el presidente del , , ratificó ayer que la entidad seguirá con su política de baja de tasas de interés, aunque lo hará "gradualmente".

Media hora antes de que comenzara la conferencia de Sturzenegger, el mercado ya se estaba anticipando a una política monetaria algo más laxa: el dólar, que en las últimas ruedas parecía estabilizado, trepó 13 centavos.

El billete llegó así a $ 19,42 en bancos y casas de cambio. Y para los operadores podría seguir subiendo hoy si es que el BCRA recorta su tasa de interés de referencia, que hace dos semanas colocó en el 28% anual, 0,75% por debajo de los valores de diciembre.

"La baja me parece que tiene que ser medida y gradual, mirando los datos", dijo Sturzenegger durante su presentación del Informe de Política Monetaria (IPOM) en el Salón Bosch del BCRA. "Esa es la visión, porque me parece que esa es la visión que tiene el Central sobre cómo va a ser la inflación en 2018", continuó, ante una consulta de LA NACION.

El discurso del jefe de la entidad ante economistas y la prensa pareció apuntar casi exclusivamente a justificar por qué el BCRA bajó las tasas a comienzos de año, luego de que la inflación de diciembre cerrara bastante por encima de lo estimado y, al mismo tiempo, dejó abierta la posibilidad de pensar que podría seguir recortándolas un poco más en los próximos meses. Incluso contra lo que sugeriría la lógica en un momento en que las expectativas de inflación del mercado están al menos cuatro puntos por encima de la nueva meta del 15% establecida por el Poder Ejecutivo y cuando el Gobierno intenta disciplinar las negociaciones paritarias, incluso evitando todo tipo de cláusulas gatillo.

"Vamos a trabajar para que la inflación sea ese 15% y que los trabajadores estén tranquilos en pos de ese sentido", se alineó Sturzenegger, al ser consultado sobre con qué aumento salarial el Central cumpliría con su meta de inflación.

El corazón del argumento de Sturzenegger para seguir bajando gradualmente las tasas es que la tasa de interés real (esto es, descontada la inflación) con la que el BCRA está iniciando este año es del 10,5%, muy superior a la que tenía a comienzos de 2017, que era del 3,9%. "Hoy -subrayó- arrancamos con una tasa real sustancialmente más alta y con una menor previsión de aumento de precios regulados para el año con respecto a lo que fue 2017".

El año pasado, el BCRA calculó que los precios regulados...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA