El BCRA, sin capacidad para esterilizar pesos

 
EXTRACTO GRATUITO

La política monetaria del Banco Central (BCRA) recuperó en las últimas semanas el sesgo claramente expansivo que la caracterizó durante los últimos años, al perder efectividad, tras el ajuste en las tasas que paga y los topes impuestos al interés que los bancos cobran por créditos a individuos, el principal mecanismo de absorción al que recurrió fuertemente en el verano, cuando su objetivo era frenar la corrida cambiaria.Una nueva prueba de ello se tuvo ayer, cuando la entidad apenas recibió ofertas de compra de nuevas letras y notas (los títulos que emite para regular la oferta de dinero) por $ 5594 millones, cuando le vencían papeles por más de $ 6100 millones.Ese desbalance, sumado a lo que debió erogar en concepto de intereses vencidos, determinó una inyección de liquidez a la plaza por esta vía -la tercera consecutiva- que rondó los $ 1000 millones. En la última quincena, en idénticas circunstancias, había expandido la base monetaria en otros $ 3600 millones.De esta manera, el BCRA, que había retirado del mercado más de $ 80.000 millones por esta vía hasta comienzos de junio, lleva inyectados $ 4600 millones en las últimas tres semanas. El dato sería anecdótico si no fuera porque, gracias a los constantes giros en favor del Tesoro nacional (para financiar sus desequilibrios) o la emisión de pesos que surge como contraparte de la compra de divisas, la oferta monetaria se expandió en $ 14.000 millones durante las tres primeras semanas de junio. De hecho, incluso ayer también inyectó otros $ 1500 millones, al comprarles 180 millones de dólares a exportadores.Vale recordar que este rebrote de desborde monetario se produce en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA