Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 20 de Diciembre de 2016, expediente CNT 023046/2014/CA001

Fecha de Resolución20 de Diciembre de 2016
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 109879 EXPEDIENTE NRO.: 23046/2014 AUTOS: BAYONI, D.O. (4B) c/ GRANJA TRES ARROYOS S.A.

s/DESPIDO VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 20 de diciembre de 2016, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

La Dra. G.A.G. dijo:

Contra la sentencia de primera instancia se alza la parte actora, a tenor del memorial que se encuentra a fs. 224/230, cuya contestación de agravios obra a fs. 232/237. La perito contadora, a fs. 223, cuestiona los honorarios que le regularon, por considerarlos bajos.

El accionante objeta lo que considera una falta de ponderación, por parte del Sr. Juez a quo, de la rebeldía en posiciones de la accionada.

También critica el rechazo decidido en torno a las multas previstas en el art. 1 de la ley 25.323 y en el art. 80 de la LCT, así como lo sentenciado en relación con los certificados a los que alude el art. 80 citado. Además se agravia de lo resuelto en relación con las horas extra. A su vez apela los honorarios regulados a su representación letrada, por estimarlos bajos.

El apelante sostiene que en virtud de la presunción a la que alude el art. 86 de la LO, en grado se tendría que haber tenido por acreditado el horario denunciado por el accionante, los pagos sin registro invocados, la falta de entrega del certificado del art. 80 de la LCT, y la actividad de la empresa alimenticia por parte de la demandada.

En lo que atañe a la actividad de la empresa, cabe destacar que la presunción a la que alude el art. 86 citado se encuentra contrariada por la prueba producida en autos. En efecto, la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores informó, a fs. 166, que “la actividad desarrollada por Granja Tres Arroyos SA se encuentra dentro de lo normado por la ley 26.727 (Resolución – CNTA – 119/14)”. A su vez, concordantemente a lo expuesto por el judicante de origen, no se encuentra controvertido que se trata de un establecimiento de producción avícola radicado en un Fecha de firma: 20/12/2016 ámbito rural (arts. 5 y 6 de la ley 26.727). Asimismo, cabe destacar que no fue objeto de un Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20316539#168523187#20161221122937171 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II concreto agravio la siguiente conclusión del pronunciamiento de grado: “…el propio accionante admite que se recolectaban huevos, se criaban pollos y se vacunaban a los animales -´granja de recría- (ver fs. 7 vta.) lo que excluye la posibilidad de que se aplique el CCT 612/10 ajeno al ámbito de la actividad específica: la rural. Cabe aclarar que los testigos de la empresa referencian que el establecimiento funcionaba como granja de gallinas reproductoras y que la actividad del actor era la de ser galponero, es decir la de un operario no calificado en los términos del art. 15 del CCT 612/10 lo que también enerva la pretensión ejercitada: se persigue el salario básico de un operario semicalificado que son los que se dedican a las tareas de carga y descarga, clasifican los huevos y/o laboran en la cámara frigorífica”.

En consecuencia, por todo lo expuesto, cabe desestimar la crítica relativa a lo resuelto en torno a la actividad de la accionada y la consecuente norma jurídica aplicable.

La crítica del actor relativa al rubro horas extra propiciaré desestimarla.

En efecto, contrariamente a lo sostenido por el apelante, no resulta aplicable la presunción a la que alude el art. 86 de la LO...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR