Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii, 9 de Noviembre de 2018, expediente CNT 029886/2012

Fecha de Resolución 9 de Noviembre de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VIII 29886/2012 JUZGADO 26 AUTOS: “B.C.M. c. ADECCO ARGENTINA S.A. Y OTROS s. ACCIDENTE – ACCION CIVIL”

En la Ciudad de Buenos Aires, a los 09 días del mes de NOVIEMBRE de 2018, se reúnen en acuerdo los jueces de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y, de acuerdo con el resultado del sorteo realizado, proceden a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR VICTOR A. PESINO DIJO:

  1. Contra la sentencia de primera instancia, que rechazó la acción por despido e hizo lugar a la pretensión por el accidente laboral sufrido por el actor, se alzan tanto la actora como la totalidad de las codemandadas a tenor de los escritos obrantes a fs. 602/606, 607, 610/613 y 614/616. Por su parte, el perito médico cuestiona los honorarios que se le regularon por considerarlos bajos.

  2. Objeta la accionante el rechazo de la acción por despido. El agravio no puede prosperar pues el recurrente no se hace cargo de lo que señala el Juez de grado en la sentencia que cuestiona; esto es, que no ha acreditado la autenticidad de las misivas, por lo que no se puede tener por probada la invocación de injuria ni del telegrama por el cual se habría dado por despedido. No alcanza para Fecha de firma: 09/11/2018 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #20404118#221359968#20181109123457645 contrarrestar tal omisión que la empleadora haya señalado, a fs. 69, que “…

    sorprendentemente intiman a mi mandante aduciendo negativas de tareas, cuando en realidad jamás existió negativa de tarea alguna que lo habilitara a considerarse despedido, sino que únicamente finalizó la eventualidad de las tareas que se encontraba realizando y por dicho motivo, mi mandante notifica verbalmente al actor, que se encontraba bajo la suspensión de tareas estipulada conforme el decreto 1694/06 a efectos de reubicación de la misma en un nuevo destino, tal como surge de la CD1289094-8 de fecha 29/08/2011, que el propio actor acompaña en su demanda…” pues aún si se tuviera por cierto, a través de tales dichos, que el dependiente intimó con el telegrama de fecha 10/08/2011, al no probarse el despacho de la misiva rupturista, no puede tenerse por válido que la misma fue remitida con anterioridad a la CD enviada al trabajador por Adecco Argentina SA en fecha 29/08/2011. Nótese que la notificación por Adecco de que se encontraba en período de suspensión de tareas no se encuentra discutida pues la adjunta como documental, en sobre cerrado, la propia parte accionante.

    Ello es trascendente, pues al haberse vinculado mediante un contrato permanente discontinuo, el hecho de no otorgar trabajo por determinado tiempo (reglado normativamente), no constituye en sí una injuria que habilite la ruptura del vínculo. Lo que podía llegar a analizarse, en los términos de injuria, era el silencio. No acreditado el mismo, sólo cabe confirmar el rechazo.

    En cuanto al pago del sueldo anual complementario, tampoco se hace cargo de que la sentencia señala que el propio actor acompaña, como válida, documentación de donde surge que se le habría abonado la primera cuota del SAC 2011 que reclama, por lo que el planteo no puede prosperar.

    Fecha de firma: 09/11/2018 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #20404118#221359968#20181109123457645 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA VIII

  3. Adecco Argentina SA cuestiona la condena a su parte. Sostiene, a tales fines, que no era la guardiana de la cosa riesgosa.

    Llega al abrigo de revisión el acaecimiento del evento lesivo en las instalaciones de la usuaria, del mismo modo que el trabajador fue enviado a desempeñarse como dependiente en tal establecimiento por orden de Adecco Argentina SA.

    No está discutido que el trabajador cumplía sus labores dentro de Unionbat SA, aunque hubiera sido contratado por Adecco Argentina SA.

    Siendo ello así y habiéndose lesionado en las instalaciones de la usuaria, por aplicación de la teoría de las cargas dinámicas de la prueba, era ésta quien debía acreditar las medidas de seguridad adoptadas para la limpieza en el sector donde se encontraban los bidones de ácido sulfúrico, puesto que se encontraba en mejor situación para hacerlo, cosa que no ha sucedido.

    Establecido que el daño se produce por el riesgo creado al entrar en contacto con un ácido, que no se encontraba contenido en un envase seguro para su manipulación, ni contando el actor con elementos de protección personal, que evitaran el contacto del mencionado químico con su cuerpo, el porcentaje de incapacidad debe ser atribuido a éste, por efecto de la presunción de materialidad.

    Como señalé anteriormente, la demandada no ha acercado prueba tendiente a excluir esta presunción ni, menos aún, fue capaz de demostrar que el daño se produjo por culpa de la víctima o por la de un tercero por el que no debe responder.

    Existe, entonces, en el caso: a) una relación etiológica: la quemadura fue producida por el contacto del ácido sulfúrico con la pierna del actor, b) una relación cronológica: ya que las secuelas se manifestaron concomitantemente al Fecha de firma: 09/11/2018 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #20404118#221359968#20181109123457645 accidente denunciado y c) una relación topográfica: toda vez que coinciden plenamente la lesión reclamada con los segmentos corporales activos durante la mecánica del accidente de marras.

    En el marco señalado, y más allá que el accidente haya acaecido en el establecimiento de la contratista o de una usuaria, lo cierto es que pesa sobre Adecco Argentina SA, un deber de seguridad, ya que es la encargada de establecer que el ámbito laboral cuenta con las medidas de seguridad necesarias, pues el artículo 29 de la LCT establece que contratista y usuaria son solidariamente responsables por todas las obligaciones laborales y la seguridad de los trabajadores es una obligación más. No se encuentra acreditado en autos que la citada haya cumplido con dicho deber.

    Por su parte, el agravio de Adecco Argentina SA no alcanza a conmover lo resuelto en grado, en cuanto a que no resultaba dueña o guardiana de la cosa con la que se lesionó, ya que esta S. ha dicho que el concepto de “guardián” ha dado lugar a distintas interpretaciones –en el sentido de guarda material o guarda jurídica-, en tanto que conforme señala prestigiosa doctrina “lo decisivo para configurar el guardián es el aprovechamiento económico de la cosa (cf. Borda “Responsabilidad Contractual”, E.D. T.II, pág. 314, nº 1467, citado por B.A.; “Teoría General de la Responsabilidad Civil”; A.P.; 2007; pág. 418).

    En este contexto, en la medida que la prestación de servicios del actor representó un beneficio patrimonial directo para la usuaria e indirecto para la hoy apelante a través del contrato oneroso que las vinculó, sólo cabe concluir que hubo “un aprovechamiento económico conjunto”. Por ser ello así, es evidente que Adecco Argentina S.A. resulta ser co-guardiana de la cosa riesgosa productora del Fecha de firma: 09/11/2018 Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.D.M., SECRETARIO #20404118#221359968#20181109123457645 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA VIII daño y, por ende, debe responder solidariamente, conforme a la interpretación más adecuada del artículo 1109 última parte, agregada por la ley 17.711 (actual artículo 1716 C.C.yC.N.), en procura de otorgar al damnificado una mayor garantía frente al resarcimiento integral que le corresponde.

    Todo ello, sin perjuicio del deber genérico de seguridad que impone al empleador el artículo 75 de la L.C.T. y por el cual responde en virtud del artículo 29, párrafo, de la LCT, sin que se haya invocado y menos aún acreditado, haber adoptado los medios adecuados para brindar a su subordinada la protección necesaria, de suerte a minimizar cualquier riesgo a su integridad psicofísica en las empresas a las que era destinado.

    Es por ello que propicio confirmar tanto la existencia de un nexo causal jurídicamente vinculante entre el empleo y el daño, como así también la responsabilidad de Adecco Argentina SA en el acaecimiento del mismo.

  4. Objeta la ART accionada que se la haya condenado con fundamento en el artículo 1074 del Código Civil (equivalente al actual artículo 1749 del C.CyC.N.) y refiere desconocer que hayan existido, de su parte, incumplimientos en cuanto a sus obligaciones en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR