Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Sala M, 25 de Septiembre de 2015, expediente CIV 094453/2011

Fecha de Resolución25 de Septiembre de 2015
EmisorSala M

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M ACUERDO. En Buenos Aires, a los 25 días del mes de septiembre del año dos mil quince, hallándose reunidas las señoras jueces de la Sala “M” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, D.. E.M.D. de V. y M.I.B., a fin de pronunciarse en los autos “B., F.A. c/EdenorS.A. y otro s/daños y perjuicios”, expediente n°94.453/2011 del Juzgado Civil n°13, la Dra. B. dijo:

  1. La sentencia de fs. 537/548 hizo lugar a la demanda y condenó a la empresa demandada -Edenor SA.- a abonar a los actores la suma total de pesos trescientos setenta y dos mil, distribuidos en el modo que allí se indica, con más sus intereses y las costas del juicio. Ambas partes apelaron el pronunciamiento. La actora y la Sra. Defensora de Menores en procura de que se incremente el monto de las partidas que fueron admitidas y para que se revoque el rechazo del daño moral respecto de los hermanos del niño accidentado. La accionada, en tanto, solicitó derechamente el rechazamiento de la acción y, en subsidio, la reducción de la cuantía admitida. También cuestiona los intereses fijados y sostiene que respecto del daño moral éstos deben correr desde la fecha de la sentencia.

  2. Con carácter previo, parece importante despejar cuál es la norma que habrá de regir el caso. Al respecto, no obstante que el 1° de agosto del corriente ha entrado en vigencia el Código Civil y Comercial, entiendo que los hechos que motivan el presente reclamo se rigen por el Código Civil sustituido, que se encontraba vigente al momento de su producción.

    En efecto, el art. 7° del Código Civil y Comercial reproduce -en lo sustancial y en lo que aquí interesa- el art. 3° del código derogado, según la modificación introducida en su momento por la ley 17.711. Rigen, entonces, los principios de Fecha de firma: 25/09/2015 Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA 1 Firmado(ante mi) por: M.L.V., SECRETARIO DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M irrectroactividad y de aplicación inmediata de la ley, en virtud de los cuales la nueva disposición se aplica hacia el futuro, pudiendo alcanzar los tramos de situaciones jurídicas que no se encuentran aprehendidas por la noción de consumo jurídico. Estos conceptos, que fueron incorporados al referido art. 3º derogado, tuvieron como base la obra de R.. Dicho autor proponía soluciones que procuraron armonizar las exigencias de la seguridad jurídica con las reformas que expresan aquello que el legislador consideró como más representativo del valor justicia en un momento histórico determinado. Esta articulación de los dos valores -seguridad y justicia- contribuyó, sin duda, a que su obra fuera una referencia insoslayable en el tema (conf.

    ROUBIER, PAUL, Le droit transitoire (Conflicts des lois dans le temps), 2ª ed. P., ed. D. etS., 1960, nro. 42, p. 198 y nro.

    68, p. 334, citado por K. de C., El artículo 7 del Código Civil y Comercial y los expedientes en trámite en los que no existe sentencia firme, La Ley Online AR/DOC/1330/2015)

    A partir de lo expuesto, el límite a la aplicación inmediata de una nueva ley va a estar dado por la noción de “hechos cumplidos”, pues aquélla podrá operar en tanto las consecuencias no se encuentren ya consolidadas con anterioridad a su entrada en vigencia.

    Por aplicación de esos principios, la doctrina coincide en que la responsabilidad civil se rige por la ley vigente al momento del hecho antijurídico, esto es, el Código Civil y sus leyes complementarias, aunque la nueva ley rige -claro está- a las consecuencias que no están consumadas al momento de entrada en vigencia del Código Civil y Comercial (conf. K. de C., A. “La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes”, en Rubinzal Culzoni, Santa Fe. 2015, p. 101).

    Fecha de firma: 25/09/2015 Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA 2 Firmado(ante mi) por: M.L.V., SECRETARIO DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M En consecuencia, si el hecho que es base del presente reclamo tuvo lugar el 20 de febrero de 2011, esto es, con anterioridad a la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial, es claro que habrá de regirse por la ley vigente al tiempo de su causación.

    III.-Despejado el problema de la ley aplicable, comenzaré por examinar las quejas de Edenor SA que pretende se revoque la sentencia que la condenó a pagar una suma de dinero a las víctimas del hecho.

    Los agravios de fs. 592/599 no constituyen, por cierto, una crítica concreta y razonada del primer pronunciamiento que, luego de un minucioso y exhaustivo estudio del caso, fundó la responsabilidad de la emplazada en la doctrina y jurisprudencia predominantes. En efecto, la Sra. juez a quo sostuvo que regía en la especie un factor objetivo de imputación que, a menos que se probara la fractura del nexo causal, obligaba a la empresa a responder en su carácter de dueña de las instalaciones por medio de las cuales presta el servicio y -además- por el deber de control y supervisión que le compete y que resulta inherente a su actividad. Para cumplirlo -subrayó- la empresa se encuentra suficientemente facultada por el Reglamento de Suministros para realizar inspecciones en el domicilio de los usuarios a fin de revisar las instalaciones internas hasta los recintos de los medidores o equipos de medición, como asimismo, revisar, contrastar o cambiar los existentes (art. 5° inc. d). Tampoco se probó que el hecho -la electrocución- que tuvo como protagonista a R., hijo menor de F.B. y A.M.Y., hubiera tenido lugar por alguna conducta atribuida a aquél o por culpa de sus padres. Ningún párrafo de la expresión de agravios está

    enderezado a cuestionar estos aspectos -medulares, por cierto- del fallo impugnado.

    Fecha de firma: 25/09/2015 Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA 3 Firmado(ante mi) por: M.L.V., SECRETARIO DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M Es bien sabido que el escrito de expresión de agravios deberá contener la crítica concreta y razonada de las partes del fallo que el apelante considere equivocadas. Por tanto, debe señalar parte por parte los errores fundamentales de la sentencia y realizar un análisis razonado que demuestre que es errónea, injusta o contraria a derecho. Por tanto, no es admisible remitirse a presentaciones anteriores (art. 265 CPCCN) ni remitirse a argumentos previos o bien a realizar apreciaciones genéricas o subjetivas que sólo revelen una mera disconformidad con la resolución apelada (conf.

    ...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR