Los barrabravas recurren a la Justicia para viajar al Mundial

Para los barrabravas, el Mundial ya comenzó. Enterados del convenio entre las máximas autoridades gubernamentales y policiales de la Argentina y Brasil para intercambiar información sobre los hinchas con antecedentes violentos, un puñado de barras nucleado en la agrupación Hinchadas Unidas Argentinas (HUA) presentará hoy un recurso de amparo en la Justicia para evitar que el acuerdo continúe su curso por considerarlo "inconstitucional".A cargo de la estrategia judicial está Débora Hambo, asesora legal de HUA. "La privacidad de información también es un derecho. Y el Gobierno está cediendo datos protegidos, como lo hizo en 2010 con la policía de Sudáfrica", explicó Hambo a LA NACION.La abogada agregó: "El acuerdo marco entre la Argentina y Brasil [acta 01/12] está orientado a la prevención de la violencia en eventos futbolísticos internacionales disputados entre seleccionados o clubes del Mercosur, y la Copa del Mundo es un evento más amplio, no es una Copa Libertadores. Entraría solamente en vigencia si es que se enfrentan los seleccionados de ambos países. El evento mundialista no está contemplado", aseguró Hambo.En la sede de la embajada argentina en Brasilia, la capital brasileña, se reunieron la semana pasada las autoridades de ambos países para avanzar en el convenio de cooperación destinado a reforzar la seguridad antes y durante la Copa del Mundo. La Argentina se comprometió a entregar un listado con las personas sobre quienes pesa el derecho de admisión en los estadios de nuestro país y otro con aquellos hinchas caracterizados que tengan causas pendientes en la Justicia. Esto no significa que la prohibición de concurrencia se vaya a extender para el Mundial, pero será información de utilidad para que la policía brasileña active un seguimiento más riguroso sobre aquellos que arrastran antecedentes, ya sea por delitos contravencionales o penales.La jugada legal de los muchachos de HUA va en esta dirección. "Queremos evitar los posibles problemas en la frontera y la persecución policial. En Sudáfrica los chicos sufrieron una requisa policial constante que se hubiera evitado si el Gobierno no entregaba la información sobre el derecho de admisión. Queremos evitar que terminen presos sólo por aparecer en un listado. El ingreso a los estadios, a esta altura, ya es secundario", señaló Hambo.Preocupados por el antecedente del Mundial de Sudáfrica, donde murió un barra argentino y otros 29 fueron deportados, en Brasil intentarán tomar recaudos de antemano...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba