Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - SALA I, 29 de Mayo de 2015, expediente CNT 025423/2011/CA001

Fecha de Resolución29 de Mayo de 2015
EmisorSALA I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 104420 EXPEDIENTE NRO.: 25423/2011 AUTOS: BAROZZI,R.J. c/ ISS ARGENTINA S.A. s/DESPIDO VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 29 de mayo de 2015, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

El Dr. M.Á.M. dijo:

  1. La sentencia de primera instancia hizo lugar a las pretensiones indemnizatorias y sancionatorias deducidas en el escrito inicial lo que motiva, en primer lugar, la queja de la parte demandada, merced al escrito de fs. 346/49.

    Asimismo, apela la parte actora con la presentación de fs. 340/45.

  2. La exempleadora cuestiona la condena impuesta en grado, insistiendo en que no es aplicable al caso la doctrina del P.C. de C. y en que el despido decidido por su parte tuvo justa causa y anticipo que tiene razón.

    Está fuera de debate ya que el demandante accedió al beneficio de jubilación ordinaria en el mes de febrero de 2010, mientras el contrato de trabajo estaba vigente. También llega claro a esta instancia que el accionante no probó

    haber notificado al principal de tal circunstancia y que éste no había efectuado hasta entonces la intimación que prevé el art. 252 de la LCT.

    Al respecto, memoro que el testigo F. (fs. 288) en su brevísima declaración no confirmó la afirmación inicial en el sentido de que el actor le hubiese comunicado la obtención del beneficio jubilatorio y, muy diferentemente, adujo que le comentó que se iba a otro trabajo.

    Por último, también es necesario puntualizar que la demandada despidió al trabajador el 28/12/2010, invocando como causa la obtención del beneficio previsional.

    La Dra. F.M. consideró que, pese a esas circunstancias, el despido decidido por la empresa no tuvo justa causa y la condenó al pago de las indemnizaciones derivadas de esa extinción, pero aplicó la doctrina sentada por esta Cámara en el Plenario Couto de C., de manera que sólo computó la antigüedad Fecha de firma: 29/05/2015 generada desde lo que consideró un reingreso tácito.

    Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO Firmado por: G.A.G., Juez de Cámara En el marco de los agravios traídos a conocimiento de esta Alzada, respetuosamente, discrepo con el criterio aplicado por la sentenciante de grado ya que el 2º párrafo del art. 252 de la LCT establece que: “Concedido el beneficio, o vencido dicho plazo, el contrato de trabajo quedará extinguido sin obligación para el empleador del pago de la indemnización por antigüedad que prevén las leyes o estatutos profesionales” (la negrita me pertenece), tipificando claramente la obtención del beneficio jubilatoria como hecho objetivo justificante de la finalización del contrato de trabajo, celebrado para durar hasta tal momento (conf. arts. 90 y 252 LCT).

    A mi modo de ver, en ese marco normativo y en casos como el de autos en los que no medió el emplazamiento que prevé el art. 252 del RCT, la obtención del beneficio previsional es la circunstancia que determina la extinción del contrato.

    Así lo ha resuelto esta S. ya con anterioridad mediante el voto de mi distinguido colega M.Á.P., al que adherí, en autos “Heidel, A.E. c/ Carestiva SA” (SD Nº 103.278 del 12/6/2014), donde señaló que “La estabilidad se concibe y explica como una...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR