Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala H, 20 de Abril de 2023, expediente CIV 024423/2021/CA001

Fecha de Resolución20 de Abril de 2023
EmisorCamara Civil - Sala H

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA H

Barotto, A.C.C./ Metrovías S.A. S/ Daños y Perjuicios

Expte. Nº 24.423/2021, Juzgado 18.-

En Buenos Aires, a los días del mes de abril de 2023, hallándose reunidos los señores jueces integrantes de la Sala H de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, a los efectos de dictar sentencia en los autos caratulados “Barotto, A.C.C./ Metrovías S.A. S/ Daños y Perjuicios”, y habiendo acordado seguir en la deliberación y votar el orden de sorteo de estudio, el Dr. F. dijo:

  1. La sentencia dictada el 1/12/2022 rechazó la demanda instaurada por A.C.B. contra Metrovías S.A., con costas.

    Contra dicho pronunciamiento se alzó la actora cuyos agravios fueron expresados el 1/3/2023 y respondidos por su contraria el día 18 del mismo mes.

  2. Ante todo cabe señalar que, en cuanto al encuadre jurídico que habrá de regir esta litis, habré de coincidir con mi colega de la instancia de grado en cuanto a que, atendiendo a la fecha en que habría tenido lugar el accidente descripto, resulta de aplicación al caso lo dispuesto en la normativa contenida en el Código Civil y Comercial de la Nación.

  3. Dicho ello, creo oportuno hacer una breve reseña de la posición asumida por las partes en este proceso.

    Según se relata en el escrito de demanda, el día 2 de noviembre de 2019, la actora se encontraba haciendo uso del servicio del transporte subterráneo explotado por la demandada, habiendo ingresado a la Estación “Once- 30 de Diciembre” de la Línea H con la intención de dirigirse hacia el centro de la Capital.

    Mientras se encontraba transitando por un sector intermedio entre la primera escalera descendente (mecánica) y la segunda escalera que la llevaría al andén respectivo, pisó un sector muy resbaladizo,

    concretamente una tapa con elementos metálicos, que además estaba mojada por líquido que emanaba del cesto de residuos que se encuentra junto a dicha tapa, cayendo pesadamente al piso, sufriendo las lesiones que describe. Agrega que el sector en el que ocurrió la caída se encontraba en ese momento habilitado y era utilizado por el público, no existiendo ninguna señalización que impidiera pasar por el lugar.

    Por su parte, la empresa demandada negó categóricamente lla ocurrencia del hecho y la mecánica denunciada. Asimismo, agregó que de la contestación de oficio emitida por el SAME surge que el pedido de asistencia médica no fue requerido por personal de METROVIAS SA.; ni Fecha de firma: 20/04/2023

    Alta en sistema: 21/04/2023

    Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

    para algún lugar dentro de la estación de subte. Por el contrario, el servicio del SAME fue requerido para la vía pública, específicamente la intersección de “Av. P. y B.M. – Área Pública”,

    habiéndose especificado como punto de referencia de dicha esquina pública la “Estación Once Línea H”, ya que es un lugar de transporte multimodal, es decir, donde convergen varios medios de transporte público de pasajeros. Refiere que en dicha esquina, además de la boca de acceso al subte, se encuentra una enorme plataforma con paradas de varias líneas de colectivo, como también se encuentra el ingreso y egreso de la estación de ferrocarril “Once” de la línea Sarmiento, por lo que la actora bien pudo haberse caído en la misma vía pública o en cualquier otro lugar y por diferentes circunstancias a las aquí denunciadas.

  4. Como ya adelantara la sentencia de grado rechazó la demanda Para así decidir la Sra. magistrada, luego de efectuar un detallado análisis del material probatorio rendido en autos, consideró que “…el hecho invocado por la accionante, esgrimido como fundamento de su pretensión resarcitoria; es decir, el accidente ocurrido en ocasión de su descenso por las escalinatas – o por el pasillo intermedio entre ellas - de ingreso al andén del subterráneo, no ha sido probado en autos”.

    Ello motivó las críticas de la actora, quien entendió que la decisión cuestionada se aparta de las normas legales y jurisprudenciales aplicables a la materia y desconoce elementos de prueba existentes, cuya claridad no deja dudas acerca de la responsabilidad objetiva de la demandada en su carácter de transportador y de prestador en una relación de consumo.

    Refiere a la prueba producida en el expediente “Barotto, A.C. c/ Metrovías S.A. s/ prueba anticipada” (expte. 99.517/2019), del que surge en el informe suministrado por el S.A.M.E. la expresa mención:

    ‘relato: “ESTACIÓN ONCE LÍNEA H DE SUBTE.” identificándose luego el nombre de la actora, el diagnóstico presuntivo, etc. En el punto V

    del fallo, al analizar la prueba producida, la J. le da más importancia a la ambigua frase que antecede: “área pública” consignada en el mismo informe, frente a la frase precisa, exacta: “ESTACIÓN ONCE LÍNEA H

    DE SUBTE.” O sea que desconoce que el S.A.M.E. consignó

    específicamente “ESTACIÓN ONCE LÍNEA H DE SUBTE” y no por ejemplo Línea A, o parada del colectivo 132, o vereda nor-oeste, etc, etc.

    Agrega que es mucho más precisa la referencia a la “Estación Once de la Línea H” frente a una frase ambigua como “área pública”, que en el contexto del informe no puede referirse a otro lugar que no sea el área de la Estación por la que circula el público, en contraposición con un Fecha de firma: 20/04/2023

    Alta en sistema: 21/04/2023

    Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA H

    accidente que ocurriera por ejemplo en un vagón, en una confitería de la Estación, en un baño o en una boletería. Considera que sólo una interpretación forzada de la prueba producida puede negar que el accidente haya ocurrido dentro de la Estación Once de la Línea H de Subte.

    Asimismo consideran incorrecta la expresión “orfandad probatoria” que invoca la sentenciante puesto que entienden que han producido la prueba fundamental, la documenta / informativa.

    Igualmente se agravia la actora, por cuanto considera que al abordar la sentenciante el régimen de responsabilidad (Punto II, c), adopta una posición tendenciosa al afirmar en forma dogmática que “en ocasiones” las escaleras de los subterráneos conducen a otros lugares, como galerías comerciales, kioscos, puestos de diarios, aun para cruzar la calle, etc. y que “el usuario no siempre quiere llegar a los molinetes de entrada, a los andenes…”

    Refiere que se equivoca también en el mismo párrafo al afirmar que el accidente ocurrió en las escaleras del subte, cuando siempre se dijo que fue en un tramo en donde se camina luego de bajar la escalera superior.

    Más adelante, punto IV Onus Probandi, incurre en el mismo error al decir que la víctima “deberá demostrar ….. las particulares condiciones de la escalera que alega fueron la causa del infortunio.”

    Critica la valoración que hizo la sentenciante respecto de las declaraciones de los testigos de la empresa demandada. Entiende que no puede equipararse el indudable valor probatorio de la documental mencionada más arriba con los testimonios brindados, quienes sólo hablaron de generalidades, de limpieza diaria o semanal, a los que les da mayor importancia como para afirmar que sus declaraciones “desvirtúa, en principio, la veracidad de los dichos de la actora.” Tales declaraciones genéricas en absoluto “desvirtúan” la veracidad de la palabra de la actora.

    Es que no es su finalidad hacerlo. No han sido llamados como testigos presenciales ni nada parecido.

    Así entiende que ha quedado acreditada su calidad de “pasajero” al probar que el hecho ocurrió dentro de las instalaciones de la empresa transportista, así como los perjuicios padecidos, en cambio, nunca se acreditó que el hecho provino de fuerza mayor –“los derrames son frecuentes”, “hay líquidos donde hay mucha gente”, hay un solo peón para toda la Estación - ni de la culpa de un tercero.

  5. Ante todo debo señalar que en casos como el presente, en los que se ha juzgado un accidente, más concretamente, la ejecución deficiente de un contrato de transporte, la accionante se ve favorecido por la Fecha de firma: 20/04/2023

    Alta en sistema: 21/04/2023

    Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

    existencia de la presunción legal emanada del art. 1291 del citado cuerpo legal, así como las normas pertinentes de la Ley de defensa del consumidor, que imponen al transportista la obligación de conducir a los pasajeros sanos y salvos hasta su lugar de destino.

    Sin embargo, aun cuando los hechos presumidos quedan al margen del objeto de la prueba, no ocurre lo mismo con los que configuran la base de la presunción, los que deben demostrarse si no han sido admitidos (C.. Palacio, Lino, Derecho Procesal Civil, T.I., pág. 343).

    Las presunciones de responsabilidad o de causalidad creadas por la ley para favorecer a las víctimas de un acto ilícito hacen que queden relevadas de la prueba de la culpa, pero ello no implica que concurra idéntica dispensa en cuanto a la acreditación de los hechos que le dan nacimiento, y son, precisamente, esos hechos los que en el caso han sido desconocidos.

    Partiendo de esta premisa, no cabe entonces admitir la presunción referida a que al pasajero le basta probar el contrato y el daño sufrido para que surja la responsabilidad del transportador, debiendo éste acreditar que el hecho provino de fuerza mayor o que sucedió por culpa de la víctima o de un tercero, como lo sostiene la actora en sus quejas como fundamento para admitir la presente acción, si antes no se acredita la efectiva ocurrencia del hecho que se denuncia dentro de las instalaciones de la empresa demandada.

    Y aún situándonos en el ámbito de las relaciones de consumo, para que se torne exigible la obligación de seguridad, y así resulte procedente su pretensión, la parte actora debe acreditar haber sufrido un daño en el ámbito de las instalaciones del proveedor (art. 377, Código Procesal), lo cual, de probarse debidamente, desplaza sobre...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR