Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe, 14 de Diciembre de 2021

Fecha de Resolución14 de Diciembre de 2021
EmisorCorte Suprema de Justicia
Cita11/22
Número de CUIJ21 - 513936 - 5

T. 314 PS. 94/99

Santa Fe, 14 de diciembre del año 2021.

VISTA: La queja por denegación del recurso de inconstitucionalidad interpuesto por la parte actora contra la sentencia 83 del 20 de abril de 2020, dictada por la Sala Primera de la Cámara de Apelación en lo Laboral de esta ciudad, en autos "BARCELÓ, ALDO OMAR contra AGROSERVICIOS HUMBOLDT SA - SENT. COBRO DE PESOS - RUBROS LABORALES - (CUIJ 21-05176746-9)" (Expte. C.S.J. CUIJ N°: 21-00513936-5); y,

CONSIDERANDO:

  1. El pronunciamiento impugnado confirmó parcialmente el decisorio de primera instancia -que, a su turno, había acogido en parte la pretensión actoral, rechazando los agravamientos indemnizatorios dispuestos por la ley 25323 y el planteo de incostitucionalidad de las leyes de indexación-, modificándolo sólo respecto al cálculo de intereses (los cuales estableció conforme las pautas fijadas en el punto 2.4.3.2. de los considerandos), y a la declaración de inconstitucionalidad del tope del artículo 245 de la Ley de Contrato de Trabajo que había dispuesto la Jueza de grado, revocándola también en este aspecto. Asimismo impuso las costas de la primera instancia y la alzada en un 70% a cargo de la accionada y 30% a cargo del actor (cf. fs. 8/21v.).

    Contra dicha sentencia interpuso la parte actora recurso de inconstitucionalidad, tachándola de arbitraria por no reunir las condiciones mínimas necesarias para satisfacer el derecho a la jurisdicción que acuerda la Constitución de la Provincia, y lesiva de derechos de raigambre constitucional como son el de defensa en juicio, igualdad y debido proceso (fs. 24/39).

    En la pieza recursiva, enderezó su impugnación hacia la descalificación constitucional del fallo achacando al pronunciamiento arbitrariedad fáctica y normativa.

    Bajo el primero de los acápites refiere a las consideraciones vertidas por el A quo donde según su entender aborda la cuestión relativa al rol que desempeñó el actor en la empresa. Endilga al pronunciamiento haber incurrido en una interpretación arbitraria y contradictoria de la realidad fáctica del caso, manifestando que de ninguna de las actuaciones surge que su parte fuera presidente ni único director de la sociedad al momento del distracto. Afirma en tal sentido que quedó palmariamente demostrado que se lo puso en funciones de presidente del directorio por el lapso de un año al sólo fin de salvar la empresa de la baja del registro de corredores de cereales, detentando dicho cargo seis años antes de su despido sin causa, citándoselo a las reuniones de directorio a los fines que rinda cuentas, por lo cual no tenía poder de decisión ni sobre su salario, y menos aún sobre su despido.

    Por otra parte achaca al decisorio arbitrariedad normativa por haber efectuado una interpretación reformadora del derecho aplicable al caso o negarse a...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR