Sentencia de Cámara Federal de Apelaciones de La Plata - CAMARA FEDERAL DE LA PLATA - SALA I - SECRETARIA CIVIL, 27 de Septiembre de 2018, expediente FLP 041100651/2009/CA001

Fecha de Resolución27 de Septiembre de 2018
EmisorCAMARA FEDERAL DE LA PLATA - SALA I - SECRETARIA CIVIL

Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE LA PLATA - SALA I La Plata, a los días del mes de septiembre del año dos mil dieciocho, reunidos en Acuerdo los señores Jueces que integran la S. Primera de esta Cámara Federal de Apelaciones, toman en consideración el presente expediente Nº FLP 41100651/2009, caratulado: “BARBERA NICOLAS IGNACIO C/ ESTADO NACIONAL EJERCITO ARGENTINO S/

DAÑOS Y PERJUICIOS”, procedente del Juzgado Federal N° 4 de esta ciudad.

EL JUEZ L.A. DIJO:

  1. LA DEMANDA.

    Las presentes actuaciones se inician con la demanda incoada por el señor N.I.B., con patrocinio letrado, contra el Ejército Argentino, tendiente a interrumpir la prescripción de la acción de los daños y perjuicios emergentes de un accidente acaecido el 19 de marzo de 2007 (ver fs. 15/17).

    Refiere que el hecho productor de los daños que alega se dio en el día citado, aproximadamente a las 6:30 hs. en las intersecciones de la calle 137 y ex 640 de A., cuando era transportado (en su condición de soldado voluntario, conf. régimen de la Ley 24249), por un ómnibus del Ejercito Argentino con destino al Regimiento de Infantería Mecanizado 7 “Coronel Conde” donde prestaba servicios. En ese evento, dice haber sufrido graves lesiones en su cabeza y rostro, con afectación de su visión.

    Afirma que su relación como soldado voluntario con el Ejército Argentino se inició en los primeros días del mes de marzo de 2005, cuando concurrió al Hospital Militar Central de Palermo de Capital Federal, a los fines de cumplir con los estudios médicos preliminares a su incorporación.

    Luego de ello, fue asignado al Regimiento de Infantería Mecanizado 7 “Coronel Conde” ubicado en la localidad de A., del Partido de La Plata.

    Posteriormente, comenzó el periodo de instrucción el 29 de abril del 2005, a cuyo término juró la bandera y fue destinado a la Compañía de Infantería Mecanizada “C” Talcahuano, donde realizaba actividades de mantenimiento del parque automotor del Regimiento.

    Agrega que durante el período que se desempeñó en el Ejército Argentino, lo hizo en distintos horarios, y que se acostumbraba a trabajar los Fecha de firma: 27/09/2018 Alta en sistema: 28/09/2018 Firmado por: JULIO V.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.A.L.A., JUEZ DE CAMARA #11359776#216523023#20180917134025183 Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE LA PLATA - SALA I días lunes, miércoles y viernes de 07:00 hs. a 14:00 hs.; y los martes y jueves de 07:00 hs. a 18:00 hs.

    Relata que el Ejército Argentino había provisto el servicio de transporte -en forma onerosa- para el traslado al Regimiento mediante dos ómnibus que eran utilizados por el personal, y que era descontado de su remuneración.

    Explica que el día 19 de marzo de 2007, subió al ómnibus militar en la parada del recorrido de calle 131 y 56, para dirigirse al Regimiento “Coronel Conde” a prestar servicio. Que luego de ascender, mientras el vehículo circulaba a gran velocidad por la calle 137 en sentido desde La Plata hacia A. y con exceso de pasajeros –la mayoría de ellos de pie sosteniéndose de los barrales- el conductor realizó un giró hacia la derecha en la intersección con la calle 638 (ex 640) perdiendo el control del vehículo, que volcó

    violentamente sobre su lado izquierdo.

    Sostiene que en ese momento se encontraba parado en la parte trasera, por lo que al volcar el ómnibus cayó sobre su persona el resto del personal ubicado a sus espaldas, siendo aplastado contra el lateral izquierdo del vehículo, golpeándose fuertemente la cabeza y el rostro.

    Producto de ello, afirma haber sufrido graves lesiones en su rostro, por lo que fue llevado por el J. de Regimiento junto a otros heridos al Hospital San Martín de La Plata, en donde fue asistido. Posteriormente, dice haber sido trasladado al Hospital Militar Central de Palermo, donde le realizaron estudios y lo intervinieron quirúrgicamente para suturar la herida, quedando internado por 48 horas.

    El 21 de marzo de 2007 es enviado a su domicilio por una ambulancia del Ejército, con indicación de reposo absoluto por 30 días para realizar cualquier tipo de tarea, a cuyo término se reincorpora a prestar servicios, solicitando la baja por problemas familiares al 09/05/2007.

    De acuerdo a su postura, el Estado Nacional es responsable por los daños sufridos, por ser el dueño o guardián del ómnibus en el cual se sucedieron, y eventualmente por el hecho de su dependiente (conductor). En ese sentido, peticiona diversos rubros resarcitorios, y ofrece prueba.

  2. Que a fs. 86/96 el Sr. N.I.B. presenta ampliación de demanda. Allí, en primer lugar, solicita se intime a la demandada para que Fecha de firma: 27/09/2018 Alta en sistema: 28/09/2018 Firmado por: JULIO V.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.A.L.A., JUEZ DE CAMARA #11359776#216523023#20180917134025183 Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE LA PLATA - SALA I informe si al momento del siniestro denunciado el vehículo propiedad del ejército que especifica, se encontraba asegurado en alguna compañía de seguros, indicando en su caso vigencia y número de póliza.

    A su primera presentación, agrega que luego del accidente y por prescripción médica debía asistir una vez por semana al Hospital Militar Central para observación y control de heridas, además de cambio de vendas.

    Las primeras veces fue trasladado por ambulancia, y luego por sus medios.

    Asegura que, asimismo, le brindaron tratamiento psicológico, el que tuvo que abandonar por los costos que le insumía el traslado hasta dicho Hospital.

    Luego de su reincorporación a prestar servicios, solicitó su baja por el código 11 del reglamento –problemas familiares-. S.ún sostiene, los problemas familiares que derivaron en esta solicitud son consecuencia directa del accidente sufrido, siendo una necesidad ir a ver a su familia –padre y madre- a Bolivia en busca de cuidado y contención, viaje que finalmente realizó el 14 de mayo del 2007.

    Imputa responsabilidad al Estado Nacional como consecuencia de la negligencia e imprudencia del personal dependiente del Ejército Argentino en el accidente mentado, en los términos de los Arts. 33, 43, 1109, 1113 y concordantes del Código Civil; ley 24249; Art. 118 de la ley 17418.

    En cuanto a los rubros indemnizatorios, peticiona los siguientes y por las sumas que detalla: a) incapacidad sobreviviente: $150.000; b) daño moral:

    $210.000; c) daño psicológico $20.000; d) daño estético $100.000; e) otros rubros: gastos médicos y de farmacia: $3.000; gastos de traslado: $2.000; y gastos futuros –cirugía estética- que argumenta que será justipreciado en forma oportuna. Todo lo cual arroja un total de $ 485.000 (ver fs. 86 y fs.

    91/93 y vta.).

    Al efecto, ofrece prueba y cita doctrina y jurisprudencia que entiende aplicable al caso.

  3. LA SENTENCIA.

    Que a fs. 251/268 el Sr. J. de primera instancia dicta sentencia definitiva en estas actuaciones, resolviendo: a) rechazar la excepción de prescripción opuesta por el Estado Nacional –Ejército Argentino- con costas; Fecha de firma: 27/09/2018 Alta en sistema: 28/09/2018 Firmado por: JULIO V.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.A.L.A., JUEZ DE CAMARA #11359776#216523023#20180917134025183 Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE LA PLATA - SALA I b) hacer lugar parcialmente a la demanda promovida por el Señor N.I.B. contra el Estado Nacional –Ejército Argentino—por daños y perjuicios, condenando a la demanda a abonar al actor la suma de pesos ciento veintidós mil ($122.000) en concepto de reparación integral; c) imponer las costas a la demandada vencida (art. 68 CPCCN); d) diferir la regulación de los honorarios profesionales hasta tanto se encuentre firme o consentida la sentencia; e) enmendar la foliatura del expediente, a partir de fs. 185 y f)

    devolver al Juzgado de origen la causa penal nro 1374-10 caratulada “M.G.L. s/ Lesiones culposas agravadas”, una vez firme o consentida la sentencia.

    Para así decidir, en lo sustancial, sostuvo que era procedente la reparación integral postulada, al encontrar acreditada la existencia del hecho dañoso invocado y su relación causal con las lesiones sufridas por el actor.

    En ese sentido, tuvo especialmente en consideración la sentencia definitiva dictada en las actuaciones “M., G.L. s/ Lesiones culposas agravadas”, en las cuales el Sr. G.L.M., conductor del vehículo accidentado donde viajaba el actor el día del accidente, resultó

    condenado a la pena de diez meses de prisión de ejecución condicional y veinte meses de inhabilitación especial para conducir vehículos automotores, por resultar penalmente responsable del delito de lesiones culposas agravadas en concurso ideal (arts. 54 y 94 del Código Penal), hecho por el cual fueron víctimas los Sres. M.G., J.S., D.M., R.L., N.B. y J.C..

    Asimismo, argumentó que la existencia del daño y la relación causal con el accidente automotor también se halla corroborada por la declaración de los testigos obrantes en autos.

    En esta inteligencia, consideró que el hecho dañoso guarda directa relación con los actos de servicio, en tanto el incidente se produjo in itinere, en el camino de ida y vuelta al servicio. Por ello, en el marco de un supuesto de daños derivados por el riesgo o vicio de la cosa –tráfico automotor- en los términos de los arts. 1109, 1112 y 1113 del Código Civil, entiende que la responsabilidad del Ejército Argentino a través de su dependiente –al tomar a su cargo el traslado del agente mediante la utilización de un objeto riesgoso-

    Fecha de firma: 27/09/2018 Alta en sistema: 28/09/2018 Firmado por: JULIO V.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.A.L.A., JUEZ DE CAMARA #11359776#216523023#20180917134025183 Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE LA PLATA - SALA I resultó acreditada tanto en sede penal como en las presentes actuaciones, no existiendo en la especie culpa de la víctima o de un tercero por quien el Estado Nacional no resulte responsable.

    En cuanto a los daños reclamados, entendió que resultaban procedentes el moral por la suma de $80.000 (PESOS OCHENTA MIL), el psicológico por $20.000 (PESOS VEINTE...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR