Los bancos recuperaron 100.000 depositantes

 
EXTRACTO GRATUITO

Ayudado por la estabilidad que mostró el dólar durante el año pasado, período en que esa divisa se ganó el título de peor inversión de la plaza financiera y bursátil local, el sistema bancario argentino logró atraer -casi sin proponérselo, porque no hubo grandes campañas publicitarias para hacerlo, ni estímulos vía tasa- más de 100.000 nuevos ahorristas.Así logró, con bajo costo, engrosar una masa ahora compuesta por 1,4 millones de depositantes, tras haber marcado un piso en torno de los 650.000 después del fin de la convertibilidad. Aquél era, de todos modos, apenas un número simbólico: la mayoría de las colocaciones a plazo de entonces eran compulsivas como consecuencia de la crisis de ese momento.El dato es uno más de lo que los analistas califican como un saludable proceso de "normalización" progresiva del sistema financiero. "También la operatoria con plazos fijos parece haberla recobrado, teniendo en cuenta que era el punto más sensible que dejó aquella crisis", juzgó Andrés Méndez, a cargo de la consultora AMF-Economía (Actividad Moneda y Finanzas), que hizo el informe.En un reciente trabajo, Méndez recordó que el sistema bancario local había reincorporado, entre principios de 2004 y fines de 2008, "más de 700.000 nuevos titulares de ahorros, con lo que duplicó la cantidad de individuos que poseen un certificado de plazo fijo".Esa tendencia se vio interrumpida en 2009 como consecuencia del impacto de la crisis financiera internacional, momento en que se dieron de baja casi 200.000 plazos fijos en la Argentina, pero se revirtió el año pasado, al regresar poco más de la mitad de ellos en el contexto de un proceso principalmente alimentado por un dólar casi fijo.Más...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA