BANCO PATAGONIA S.A.

Fecha de la disposición:22 de Febrero de 2012
 
EXTRACTO GRATUITO

MEMORIA EJERCICIO 2011

EJERCICIO ECONOMICO N° 88 FINALIZADO EL 31 DE DICIEMBRE DE 2011

1 • CONTEXTO ECONOMICO Y DEL SISTEMA FINANCIERO

• Panorama económico de la República Argentina

El año 2011 continuó signado por un contexto internacional difícil, en donde a la débil economía de EE.UU. y a los problemas financieros y fiscales en la zona del Euro, se le sumaron distintos reclamos sociales que hicieron del período un año muy volátil y complejo. La economía de EEUU trataba evitar caer en una depresión tras la gran recesión de 2008, los indicadores de crecimiento recién en el último trimestre de 2011 comenzaron a mostrar algunos signos de recuperación. La Reserva Federal continuó con su política de mantener, por un tiempo prolongado, el nivel muy bajo de tasas de referencia (0% - 0,25%). Por otra parte, en Europa la lista de países con problemas siguieron aumentando, se le sumaron a Grecia, Portugal e Irlanda, España con un récord histórico de desocupación mas de 4.4 millones de personas (22% de la población activa) e Italia, ambos con nuevos gobiernos que implementaron grandes ajustes fiscales.

Si bien en algún momento, durante el transcurso del año, los números de la economía de China pusieron nerviosos a los mercados, ésta siguió siendo el motor de la economía mundial en la cual también tuvieron un papel preponderante los países en desarrollo. Brasil terminó siendo la sexta economía del mundo desplazando a Gran Bretaña. El gran desempeño del principal socio comercial de Argentina ayudó por ejemplo, a batir nuevamente el récord histórico de producción de automóviles, aumento que se vio reflejado en el crecimiento del 7% de los préstamos prendarios del sistema financiero argentino.

Aunque los precios de los commodities han disminuido por el contexto internacional antes detallado, siguieron siendo para el país, la principal fuente de divisas y recursos tributarios. Pese al buen desempeño de las exportaciones, la recuperación económica a nivel local derivó en un crecimiento mucho más acentuado en las importaciones, lo que llevó al Gobierno a tomar distintas medidas proteccionistas en forma individual y también en bloque, junto con sus socios del Mercosur. Esto ayudó a lograr nuevamente superávit comercial, el cual alcanzó este año los USD 10.900 millones aproximadamente, con un crecimiento del 25% en las exportaciones respecto del año anterior. A pesar de la existencia del mencionado superávit comercial, el BCRA debió acrecentar los controles cambiarios debido a la fuerte demanda de la divisa estadounidense.

En un año electoral, el resultado de más del 50% en las elecciones primarias celebradas en Agosto que habían quitado incertidumbre para las presidenciales de Octubre, no detuvo la salida de dólares hacia el exterior, que se vio acrecentada sobre todo entre septiembre y Noviembre. Sumando a lo anterior la cancelación de deuda pública con reservas hizo que las compras netas durante el año fueran de USD 3.335 millones. Resultado de esto, las reservas internacionales cerraron el año en USD 46.319 millones comparado con los USD 52.145 millones del año anterior.

En el mes de Octubre el gobierno obtuvo un claro triunfo con el 54% de los votos en las elecciones presidenciales y logró recuperar la mayoría en ambas cámaras del Parlamento, lo que le permitió lograr la aprobación de varias leyes que estaban demoradas en ese cuerpo.

Con un consumo interno que siguió siendo el motor del modelo económico, la atención del Gobierno está puesta en las cuentas fiscales que no son tan holgadas como en años anteriores. Esto ha llevado a revisar y redireccionar los subsidios y a poner atención en los destinos que se le da al gasto público, medidas que fueron vistas con buenos ojos por el mercado, así como también el avance en la negociación para regularizar la deuda con el Club de París, un punto clave para poder acceder a los mercados internacionales de crédito.

• Sistema Financiero Argentino

Al igual que el año anterior, la implementación del Fondo del Bicentenario, que posibilitó la utilización de reservas para el pago de deuda pública, llevó a que la autoridad monetaria mantenga una política de fuerte expansión, en sintonía con la idea del gobierno de motorizar el consumo como pilar del crecimiento económico. A diferencia del año pasado, las metas monetarias se cumplieron dentro del programa originalmente diseñado. En el caso del total de medios de pago M2 Total y el M2 Privado registraron incrementos interanuales del 29% y del 30,7%, respectivamente, apenas 1,1% y 1,5% por encima de lo proyectado en el escenario base y lejos de las bandas superiores establecidas.

El stock de letras y notas del BCRA descendió a $ 66.347 millones de $ 70.578 millones durante 2011. La necesidad de neutralizar la mayor demanda de divisas llevó a que la tasa aplicada por bancos privados a los depósitos a plazo fijo mayores a 1 millón de pesos entre 30 y 59 días (BADLAR) que había cerrado el año 2010 en 11,25%, trepase por encima del 20% durante algunos días de Octubre, para cerrar el año 2011 en 17,19%.

En el año, los depósitos totales en pesos aumentaron un 28,7%, desagregando este crecimiento entre un 29,9% para el caso de los depósitos privados y 26,1% en los depósitos del sector público. Entretanto, los depósitos a plazo fijo del sector privado en pesos crecieron un 34,4%, mientras que las cuentas a la vista lo hicieron en un 27,2% durante 2011. El total de préstamos otorgados por el sistema financiero al sector privado aumentó un 47,9% en el año. Las líneas más dinámicas fueron las destinadas al consumo, con subas de 47,7% en tarjetas de crédito, 74,5% en prendarios y 46,3% en personales. La financiación de capital de trabajo también experimentó un fuerte repunte en todas sus modalidades (los adelantos en cuenta corriente subieron en el año 43,8%).

Por su parte, el tipo de cambio de referencia se depreció un 8,23%, cerrando el año en $ 4,3032 por Dólar ($3,9758 al cierre de 2010). Nuevamente las intervenciones del Banco Central permitieron minimizar las fluctuaciones que caracterizaron el movimiento mundial de divisas durante el año.

Habiéndose despejado la incertidumbre política que se generó durante un año electoral, como fue el 2011, y manteniéndose la dinámica que hoy tiene el mercado interno enfocado principalmente en el consumo, probablemente las distintas variables tanto monetarias como financieras seguirán mejorando.

La normalización y la reinserción del país en la comunidad financiera mundial son aún un objetivo pendiente en el cual el gobierno está trabajando y que seguramente durante este año pueda concluir, lo que le permitiría contar con una fuente más de financiación. Desde el Banco Patagonia seguiremos intentando consolidar la entidad dentro de nuestro sistema financiero como ha venido ocurriendo en los últimos años.

2 • HISTORIA

Los Accionistas Controlantes comenzaron la actividad bancaria con la creación del Banco Mildesa en 1988. Banco Patagonia es continuador de una serie de bancos de histórica presencia en Argentina como fueron el Banco de Río Negro, líder en la región patagónica, Banco Mercantil Argentino, pionero en el negocio de Plan Sueldo, Banco Caja de Ahorro, precursor en la incorporación del negocio de seguros al sector bancario, estos dos últimos fusionados con el Banco Sudameris Argentina, y finalmente Lloyds TSB Bank plc Sucursal Argentina, con más de 140 años de presencia en el país. Los legados de estas instituciones y las demás que forman parte hoy de nuestro banco, representan un activo de gran valor para la entidad y un elemento competitivo diferenciador.

A su vez, durante el año 2010 se incorporó a GPAT Compañía Financiera S.A., una sociedad constituida en Argentina y autorizada a funcionar como entidad financiera especializada en el financiamiento mayorista y minorista, para la adquisición de automotores 0 KM, tanto a concesionarios –en especial de la red General Motors de Argentina– como a clientes particulares.

Finalmente durante 2011, el 58,96% del capital social de Banco Patagonia pasó a manos de Banco do Brasil, con la intención de continuar siendo uno de los principales bancos del Sistema Financiero Argentino.

Resumen

1976 Los Accionistas Controlantes comienzan sus actividades en el sistema financiero argentino, a través de diversas compañías especializadas en el mercado bursátil, extra bursátil y cambiario.

1979 Los Accionistas Controlantes crean Cambio Mildesa.

1987 Los Accionistas Controlantes adquieren Finagen Compañía Financiera, perteneciente a Volkswagen Argentina.

1988 Finagen Compañía Financiera se fusiona con Cambio Mildesa para transformarse en Banco Mildesa.

1996 Banco Mildesa adquiere el 85% del capital social del Banco de Río Negro.

1997 Banco Mildesa y Banco de Río Negro se fusionan, manteniendo el nombre de este último.

1998 Banco de Río Negro adquiere nueve sucursales del ex Banco Almafuerte y una sucursal del ex Banco Mayo.

2000 Banco de Río Negro cambia su denominación por la de Banco Patagonia.

2001 Banco Patagonia (Uruguay) S.A.I.F.E., subsidiaria del Banco, inicia sus actividades en Uruguay.

2003 Banco Patagonia se fusiona con Banco Sudameris Argentina, y éste como entidad subsistente, cambia su denominación a Banco Patagonia Sudameris. En el 2000, Banco Sudameris Argentina había adquirido al Banco Caja de Ahorro. En 1999, el Banco Caja de Ahorro se había fusionado con el Banco Mercantil Argentino.

2004 Banco Patagonia Sudameris incorpora activos, asume pasivos y absorbe empleados de Lloyds TSB Bank plc Sucursal Argentina, el cual había incorporado en 1998 a Banco de Tres Arroyos. Banco Patagonia Sudameris adopta el nombre Banco Patagonia.

2007 Banco Patagonia abre su capital en las Bolsas de Comercio de Buenos Aires y San Pablo, siendo la primera empresa que, sin tener operaciones en Brasil, cotiza sus acciones en la Bolsa de San Pablo (BOVESPA). Este acontecimiento sentó precedente para fomentar el desarrollo regional de las empresas argentinas en el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA