Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe, 17 de Marzo de 2009

Fecha de Resolución17 de Marzo de 2009
EmisorCorte Suprema de Justicia

Reg.: A y S t 231 p 60-65.

Santa Fe, 25 de marzo del año 2009.

VISTA: La queja por denegación del recurso de inconstitucionalidad interpuesto por la Sindicatura contra la sentencia nro. 84 de fecha 8 de abril de 2008, dictada por la Sala Civil Segunda -integrada- de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de la ciudad de Santa Fe en autos “BANCO DEL INTERIOR Y BUENOS AIRES S.A. -Quiebra- (Expte. 346/06)” (E..

C.S.J. nro. 196, año 2008); y, CONSIDERANDO:

  1. Surge de las constancias de la causa que por resolución nro. 84 de fecha 8.04.2008, la Sala Civil Segunda -integrada- de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de la ciudad de Santa Fe, decidió rechazar los recursos de apelación interpuestos por la Sindicatura y por los beneficiarios de la regulación practicada, confirmando el pronunciamiento inferior.

    Contra tal decisorio dedujo la Sindicatura de la quiebra del Banco del Interior y Buenos Aires S.A. recurso de inconstitucionalidad, encuadrando su impugnación en el inciso 3 del artículo 1° de la ley 7.055.

    Alega el recurrente que el fallo atacado aparenta contar con fundamentos, pero de su análisis profundo surge la carencia de razonabilidad. Es por ello que entiende que se vulneran sus derechos al debido proceso, defensa en juicio y de propiedad, como síndico de la quiebra cuya función principal consiste en resguardar que la misma arribe al final que más convenga a los acreedores.

    En cuanto al “aspecto sustancial” del recurso, explica el quejoso que el Tribunal efectuó un razonamiento lógico equívoco, aplicando erróneamente el derecho y determinando defectuosamente los hechos; es decir que, a su criterio, incurrió en “error in judicando”. Sostiene que ello es así, en virtud de que vinculó forzadamente la base regulatoria de la incidencia planteada por los profesionales en este expediente principal, con la base regulatoria de la acción de responsabilidad que oportunamente promovió la Sindicatura y en la que se ordenó el archivo.

    Afirma que, por lo tanto, la Alzada debió considerar la aplicación de las pautas arancelarias de los sub incidentes y no la de los incidentes.

    Señala que el planteo fue efectuado en el expediente principal y no en la acción de responsabilidad, por lo que, objetivamente, no tuvo monto propio. Agrega que no puede desconocer que el resultado de la “incidencia ganada en el principal tuvo consecuencias sobre la acción de responsabilidad, pero no se puede ignorar que, estrictamente, el planteo fue una incidencia sin monto”. Explica que la cuestión fue planteada incidentalmente en el principal (pedido de archivo por no existencia de las conformidades exigidas por el artículo 119 de la L.C.Q.), mientras que lo debatido en la acción de responsabilidad, tenía envergadura, contenido, argumentaciones y consecuencias, totalmente independientes de aquella. Es por tal razón que asegura que el a quo debió aplicar las pautas del artículo 5 de la ley 6.767.

    Asevera que la Sala, pese a reconocer lo real y concretamente acontecido en autos, definió el tipo de proceso tramitado para ventilar lo atinente a las conformidades por la forma en que las partes calificaron el trámite. Afirma que ello determinó una regulación de honorarios exorbitante, desproporcionada e irrazonable. Relata que la misma supera los dos millones de pesos, por una incidencia que “implicó la presentación (en todo concepto) de un escrito (de dos carillas y media, ...)”, resultando evidente que no guarda la más mínima relación con la labor desarrollada por los letrados. Es así que remarca la inequidad que encierra la cuestión, y el incumplimiento de las pautas de razonabilidad que pregona la ley nacional 24.432.

    Aduce...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR