Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala D, 12 de Julio de 2022, expediente COM 006586/2020/CA001

Fecha de Resolución12 de Julio de 2022
EmisorCamara Comercial - Sala D

Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial Sala D

En Buenos Aires, a 12 de julio de 2022, se reúnen los Señores Jueces de la Sala D de la Excelentísima Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital Federal, con el autorizante, para dictar sentencia en la causa “B.O., E.C.C./ TRIUNFO

COOPERATIVA DE SEGUROS LTDA. S/ ORDINARIO”, registro n°

6586/2020/CA1, procedente del JUZGADO N° 15 del fuero (SECRETARIA N°

30), en los cuales como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo previsto por el art. 268 del Código Procesal, resultó que debían votar en el siguiente orden, D.: H., V. y G..

Estudiados los autos la Cámara planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta, el Señor Juez de Cámara, doctor H. dijo:

  1. ) El señor E.C.B.O. promovió la presente demanda contra Triunfo Cooperativa de Seguros Ltda. por cumplimiento del contrato de seguro instrumentado en la póliza certificado nº 2336002 que cubría el riesgo de hurto de la motocicleta dominio A031CAD, más daños y perjuicios.

    En cuanto interesa destacar, surge de la lectura del escrito de inicio y de la documentación acompañada con él: I) que la aseguradora demandada aceptó el siniestro oportunamente denunciado (hurto de la motocicleta asegurada el 3/7/2019) y, por ello, ofreció pagar al actor la suma determinada en la póliza como cobertura máxima, con descuento de un saldo en concepto de prima; II)

    que tal ofrecimiento fue rechazado por el señor B.O. por encontrarlo insuficiente; III) que en tales condiciones fue que instó el presente reclamo para obtener un resarcimiento de alcance mayor; y IV) que la demanda contiene también, como presupuesto del más amplio resarcimiento pretendido, el Fecha de firma: 12/07/2022

    pedido de que se declare la nulidad de la cláusula de la póliza que estableció el Alta en sistema: 15/07/2022

    Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.P., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA

    capital máximo asegurado, habida cuenta de su carácter abusivo a la luz del régimen tuitivo del derecho del consumidor y del principio de reparación plena del daño aprobado por el Código Civil y Comercial de la Nación.

    Reclamó el actor, en concreto, el valor total de reposición del vehículo, el resarcimiento correspondiente a la privación de su uso y al daño moral sufrido a causa de la inejecución contractual imputada, e igualmente la aplicación a la demandada de una sanción en concepto de daño punitivo, más intereses y costas.

  2. ) La sentencia de primera instancia -dictada el 2/2/2022- resolvió, en sustancial síntesis, que la cláusula contractual que establece el límite cuantitativo de la responsabilidad de la demandada no es abusiva en los términos del art. 37

    de la ley 24.240 pues no libera o atenúa la responsabilidad del asegurador sino que, por el contrario, resulta arreglada a la propia mecánica del contrato de seguro de daños patrimoniales y no resulta contraria al principio indemnizatorio propio de ese negocio.

    Congruente con lo anterior, el fallo admitió la demanda condenando a la aseguradora a pagar el capital asegurado, menos el saldo correspondiente a primas, esto es, por un total de $ 117.004 con más intereses a la tasa que percibe el Banco de la Nación Argentina en sus operaciones de descuento, calculados desde la fecha de producción del siniestro hasta el efectivo pago.

    Rechazó, en cambio, los restantes rubros reclamados por juzgar que la actitud de la aseguradora no fue antijurídica, y distribuyó las costas en el orden causado habida cuenta la existencia de vencimientos parciales y mutuos.

  3. ) Contra la reseñada decisión apelaron ambas partes.

    El recurso de la demandada fue declarado desierto por no haber cumplido esa parte con la carga establecida por el art. 259 del Código Procesal (conf.

    providencia del 24/5/2022). Ello determinó, valga observarlo, la firmeza de la intimación que la sentencia de primera instancia formalizó -en atención al modo en que se distribuyeron las costas- contra dicha parte para el abono del 50% de la tasa de justicia (punto “d” de la parte dispositiva).

    El actor, en cambio, mantuvo su apelación mediante la oportuna presentación de un escrito expresivo de sus agravios, cuyo traslado no recibió

    respuesta de la aseguradora.

    Fecha de firma: 12/07/2022

    Alta en sistema: 15/07/2022

    Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.P., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA

    Asimismo, se articularon recursos por los honorarios regulados, los que serán examinados al finalizar el acuerdo.

  4. ) Cuestiona el actor la sentencia de la instancia anterior por haber convalidado el límite cuantitativo del seguro que se pactó en la póliza respectiva.

    Sobre el particular, aprecia indebidamente inaplicado el régimen de la ley 24.240 y normas concordantes, y tacha de arbitrario el decisorio por no haber tenido en cuenta la función social que cumple el seguro, su carácter de contrato de buena fe y, particularmente, por no haber ponderado la notoria discrepancia que existe entre el valor de mercado del bien siniestrado y el capital asegurado.

    En la misma línea sostiene que, aun en el supuesto de que no se califique como abusiva a la cláusula determinativa del capital asegurado, debe darse cabida a la reparación plena del daño sufrido, ya que de lo contrario se afecta la seguridad jurídica; y que la facultad de exigir el estricto cumplimiento del contrato no es absoluta, siendo pertinente “…reajustar el saldo de precio…”.

  5. ) La cuestión planteada por los agravios obliga a una inicial aclaración terminológica con directa incidencia en el análisis jurídico del caso.

    En efecto, en materia de seguros, corresponde distinguir las cláusulas delimitadoras, por una parte, y las cláusula limitativas, por la otra.

    Las estipulaciones delimitadoras del riesgo son las que tienen por objeto fijar el objeto del contrato estableciendo qué riesgos son objeto del seguro, en qué cuantía, durante qué plazo y en qué ámbito espacial. En cambio, las cláusulas limitativas se refieren a los derechos y, en la medida de su válida estipulación,

    permiten limitar, condicionar o modificar el derecho del asegurado cuando el riesgo objeto del seguro se hubiera producido (conf. V.C., A., Tratado del Contrato de Seguro, Civitas – Thomson Reuters, Pamplona, 2014, t. I, p. 476, nº

    8).

  6. ) A la luz de la aclaración precedente, bien se aprecia que cuando se habla de la “cuantía” cubierta por el seguro fijada en la póliza por cláusula especial, de lo que se habla no es de una estipulación limitativa de responsabilidad (en el sentido del art. 37, inc. “a”, de la ley 24.240, o bien del art.

    1743, CCyC), sino más precisamente de una cláusula de delimitación del riesgo que se ha considerar como un elemento esencial del contrato en tanto atinente a Fecha de firma: 12/07/2022

    Alta en sistema: 15/07/2022

    Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.P., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA

    su objeto (conf. S.C., F., Ley de Contrato de Seguro, Aranzadi –

    Thomson Reuters, Pamplona, 2010, ps. 630).

    Y esta última calificación jurídica es, ciertamente, de trascendente importancia, pues en los dominios del contrato de seguro no constituyen cláusulas abusivas las que definen, por condición particular predispuesta, la materia u objeto contractual, pues ellas importan siempre una delimitación del riesgo; instituto este último ajeno, extraño y distinto a las cláusulas limitativas de responsabilidad, que sí pueden llegar a ser abusivas (conf. S., R., Derecho de Seguros, Buenos Aires, 2016, t. II, p. 38, nº 484).

    Con lo que va dicho, entonces, que lo atinente a la “cuantía” de la suma asegurada fijada en la correspondiente cláusula contractual, no es susceptible de un juicio de abusividad.

    Tal la regla.

  7. ) E. y sin que este voto se pronuncie...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR