Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala D, 3 de Mayo de 2018, expediente COM 007545/2015

Fecha de Resolución 3 de Mayo de 2018
EmisorCamara Comercial - Sala D

Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial SALA D En Buenos Aires, a 3 de mayo de 2018, se reúnen los Señores Jueces de la S. D de la Excelentísima Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital Federal, con el autorizante, para dictar sentencia en la causa “BALEMBAUM S.A. C/ VOLKSWAGEN ARGENTINA S.A. S/

ORDINARIO”, registro n° 7545/2015, procedente del JUZGADO N° 8 del fuero (SECRETARIA N° 16), en los cuales como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo previsto por el art. 268 del Código Procesal, resultó que debían votar en el siguiente orden, D.: H., G., V..

Estudiados los autos la Cámara planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta, el Señor Juez de Cámara, doctor H. dijo:

  1. ) B.S. promovió la presente demanda por cumplimiento contractual y, subsidiariamente, reparación de daños y perjucios, contra Volkswagen Argentina S.A. Concretamente, la demandante reclamó a la mencionada fabricante automotriz el suministro de cierto rodado adquirido en la concesionaria G.G.S. y que esta última no entregó en razón de haber solicitado su concurso preventivo; y para el caso de que no se admita el cumplimiento en tales términos, reclamó como indemnización sustitutiva el importe necesario para adquirir en plaza idéntico vehículo o uno similar, más intereses y costas. Asimismo, para el caso de que nada de lo anterior fuera admitido, reclamó la restitución de las sumas que pagó por la adquisición, con más sus accesorios legales. Fundó su derecho en lo dispuesto en el art. 40 de la ley 24.240 señalando que la adquisición del rodado fue hecha para “…el uso particular, familiar y el esparcimiento de los directivos…” de la empresa (fs.

    28/38 y ampliación de fs. 56/57).

    Fecha de firma: 03/05/2018 Alta en sistema: 07/05/2018 Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: H.P., PROSECRETARIO DE CAMARA #26791215#204459798#20180503092516156 Volkswagen Argentina S.A. resistió la demanda negando a B.S. el carácter de consumidora y, por tanto, la aplicabilidad del art. 40 de la ley 24.240 para resolver adecuadamente el caso, y oponiendo como defensa de fondo una excepción de falta de legitimación pasiva que fundó, por una parte, en las características del contrato de concesión, según el cual su parte (concedente) no tiene responsabilidad frente a terceros por los incumplimientos de G.G.S. (concesionaria), y por la otra, en el hecho de que nunca recibió el dinero que la demandante pagó a esta última empresa (fs. 62/74).

  2. ) La sentencia de primera instancia rechazó la excepción de falta de legitimación pasiva articulada por Volkswagen Argentina S.A. y acogió

    parcialmente la demanda de B.S. En apretada síntesis, el fallo resolvió lo siguiente: I) que la adquisición hecha por la sociedad comercial actora no podía catalogarse como realizada por un consumidor y que, por tanto, las disposiciones de la ley 24.240 eran inaplicables en el sub lite; II) que de acuerdo a la dinámica propia del contrato de concesión, la concedente no responde frente a terceros por los incumplimientos de la concesionaria sino solamente por faltas propias, sin que la actora hubiera probado alguna conducta jurídica imputable a la demandada; III) que, no obstante, para evitar un enriquecimiento sin causa, Volkswagen Argentina S.A. debía restituir a B.S. la suma de $ 200.000 que se acreditó como ingresada en una “cuenta recaudadora” de la terminal automotriz, con más sus intereses; IV)

    que el cobro que hiciera la actora de este último importe debía ser oportunamente descontado del crédito de mayor cuantía, correspondiente al total del precio pagado por la actora ($ 426.000), que logró verificar en la convocatoria de acreedores de la concesionaria. Las costas fueron distribuidas en el orden causado (fs. 247/260).

    Contra la reseñada decisión apelaron ambas partes (fs. 262 y 270).

    Volkswagen Argentina S.A. expresó sus agravios con la presentación del escrito agregado a fs. 283/324, cuyo traslado resistió la actora a fs. 333/335.

    De su lado, B.S. presentó su memorial a fs. 325/330, que su adversaria contestó a fs. 336/354.

    Fecha de firma: 03/05/2018 Alta en sistema: 07/05/2018 Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: H.P., PROSECRETARIO DE CAMARA #26791215#204459798#20180503092516156 Asimismo, existen recursos por los honorarios regulados, que serán examinados al finalizar el acuerdo (fs. 264, 266, 268 y 274/275).

    La Fiscal ante la Cámara declinó dictaminar (fs. 356).

  3. ) No creo que sea necesario brindar una definición acerca de si la adquisición hecha por la actora fue o no la de un consumidor, pues aunque lo hubiera sido, la responsabilidad que persigue con fundamento en el art. 40 de la ley 24.240 no tiene cabida en el caso.

    Es que, como lo expuse en un voto reciente (esta S., 22/3/2018, “R.M.E. c/ G.S. y otro s/ ordinario”), el art. 40 de la ley 24.240 no brinda sustento para una condena como la pretendida, ya que no se refiere esa norma a una posible extensión de responsabilidad a otros sujetos por el incumplimiento del proveedor directo a hacer entrega de aquello a lo que se obligó.

    En efecto, el específico ámbito de actuación del citado precepto es otro y lo ha explicado -en esclarecedor voto- el juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo C.il, doctor S.P. (conf. C.. S. A, 20/2/2014, “N.C.L.B. y otro c/ Edificio Seguí 4653 S.A. y otros s/ vicios redhibitorios”), refiriendo que esa norma “…determina un complemento de la obligación de seguridad que faculta al consumidor, en determinados casos, a extender la legitimación pasiva más allá del simple proveedor directo (cuya responsabilidad ya encuentra suficiente sustento en los arts. 42 de la Constitución Nacional y 5 de la ley 24.240), para abarcar a todas las personas que han intervenido en la cadena de producción o comercialización de un producto o servicio. Sin embargo, mientras que para poner en marcha la obligación de seguridad (respecto del proveedor directo) basta al consumidor con probar haber sido dañado en el ámbito de la relación de consumo, para echar mano de la responsabilidad que prevé el art. 40 de la ley 24.240 se requiere una prueba adicional: debe demostrarse que el producto o servicio era riesgoso o vicioso, y que el daño fue causado por ese defecto. Es precisamente este carácter el que justifica extender la legitimación pasiva a todos los sujetos que de un modo u otro participaron en la creación del riesgo u obtuvieron ventajas del producto o servicio (conf. P., S., La culpa de la víctima en las relaciones de consumo. Precisiones de la Corte Suprema, LL 2008-C, p.

    Fecha de firma: 03/05/2018 Alta en sistema: 07/05/2018 Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: H.P., PROSECRETARIO DE CAMARA #26791215#204459798#20180503092516156 562; C.. S. A, L 608.775, 27/12/12 "W., E. B. c/ Metrovías S.A. s/

    daños y perjuicios"; L. n° 587.865, 19/4/2012, “D.G., P.A. c/

    Valle de Las L.S.A. y otro s/ Daños y Perjuicios”; L. 593.524, 30/5/2012, "R., C.A. c/ Metrovías S.A. s/ daños y perjuicios"; L. 599.423, 30/8/2012, "P.

    C., L.E. c/ ALCLA S.A.C.I.F.

    1. Y A. y otro s/ daños y perjuicios"; L.

    590.706, 15/11/2012, "T., R.F. c/ Swiss Medical S.A. y otro s/ daños y perjuicios"; L. 591.873, 21/11/2012, "R., F. y otro c/ Parque de la Costa S. A. y otro s/ daños y perjuicios"; entre muchos otros). Así pues, tanto en caso del art. 5 de la ley 24.240 (incumplimiento de la obligación de seguridad)

    como en el del art. 40 (responsabilidad por productos o servicios defectuosos)

    se requiere que el daño haya sido causado al consumidor en su persona o en otros bienes distintos de aquellos que constituían el objeto del contrato (conf.

    H., C.A. y F., S.A., comentario al art. 40 de la LDC, en P., S. y V.F., R., Ley de Defensa del Consumidor Comentada y Anotada, Buenos Aires, 2009, t. I, p. 502 y ss.). Por consiguiente, no resultará aplicable el régimen de responsabilidad establecido en el art. 40 de la ley 24.240 cuando el daño sea consecuencia del incumplimiento de la o las obligaciones principales a cargo del proveedor…”

    y es “…comprensible que así sea, porque -más allá de algunos supuestos puntuales, como el de la garantía de buen funcionamiento, art. 13 de la ley 24.240- el objetivo de la ley no fue el de conferir a todos los miembros de la cadena de producción y comercialización de un producto o servicio el carácter de garantes del exacto cumplimiento de las obligaciones del vendedor directo de aquel -lo que supondría hacerlos cargar con riesgos extraordinarios que, de ser asumidos por ellos, determinarían sin duda un considerable aumento del costo de esos bienes, derivados de la necesidad de asegurarse frente a aquellas contingencias-, sino el de poner a su cargo un deber de inocuidad respecto de esos productos o servicios….”.

    A la luz de lo anterior, resulta nítido, entonces, que lo dispuesto por el art. 40 de la ley 24.240 no puede aplicarse a Volkswagen Argentina S.A. pues no sólo no está en juego en autos un daño derivado del riesgo o vicio del producto que fabricó sino que, además, no puede predicarse que dicha parte sea garante del incumplimiento de la obligación principal asumida por la Fecha de firma: 03/05/2018 Alta en sistema: 07/05/2018 Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR