Juan Balderrama: toda Salta llora y se pregunta: '¿Dónde iremos a parar?'

 
EXTRACTO GRATUITO

A veces se nos hace que fue un himno, otras que se trató de una peña, pero más allá de las diferencias folklóricas del acervo popular, se fue Juan Balderrama, uno de los fundadores de ese lugar que se convirtió en un escenario mítico de nuestra música. Mucho más, cuando Manuel Castilla y el "Cuchi" Leguizamón nos dijeron: "Dónde iremos a parar, si se apaga Balderrama".La muerte de Juan Balderrama, anteayer, a los 76 años, golpeó el parche con su último latido, superando hasta esa insuficiencia cardíaca que lo tenía a maltraer.El gobernador de la provincia, Juan Manuel Urtubey, manifestó ayer que "toda Salta está de luto", al concurrir al Boliche Balderrama, en medio de un velatorio extraño, tan folklórico como colorada es la bandera de la provincia inspirada en el general don Martín Miguel de Güemes."Este lugar brillará más que nuca desde Salta y para el mundo", decía ayer por la tarde Urtubey en la esquina de Esteco y San Martín, en donde se ubica el local.Juan Balderrama, quien murió a la hora de la siesta, por no decir a las 15, había sido internado anteayer a la madrugada en la sala de terapia intensiva de una clínica privada de la capital salteña.Sus restos fueron velados en la peña, donde Balderrama y toda su familia, que no eran pocos, acobijaron durante las décadas del cincuenta y hasta más de los setenta una cultura de guitarreros, poetas y referentes del folklore con el calor de sus empanadas, locro y? vino, por supuesto."Más bien que caían borrachos de a muchos y poetas a montones. De éstos, me puedo referir a Manuel Castilla, Ernesto Cabeza, Perecito, José Ríos y hasta Eduardo Falú", comentaba ayer con profunda...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA