Báez no se arrepintió, pero envió varios mensajes políticos

 
EXTRACTO GRATUITO

, procesado por lavado de dinero, amplió ayer su indagatoria. Dijo que tenía una "absoluta ajenidad" con los hechos investigados, que los dólares supuestamente lavados no eran suyos sino de Helvetic y que esta firma se los había girado para financiar un negocio que al final se frustró.

El negocio: la construcción de las represas santacruceñas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic. Su socio en el emprendimiento: Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri. El hombre que los perjudicó y les hizo perder la licitación: , ex ministro de Planificación Federal durante el kirchnerismo.

Todo esto contó Báez en su escrito, un documento de 17 hojas. Lejos de arrepentirse, el empresario dijo que esta causa tenía métodos de la "Inquisición". Señaló que respondía a un "sentimiento de venganza popular (y judicial)" y que estaba empujada por "una exigencia mediática de castigo".

Báez no contestó preguntas. Por eso, su visita al juzgado de Sebastián Casanello duró poco más de media hora. "Formula manifestaciones", se titula el escrito del empresario santacruceño. En él no nombró a De Vido, pero dijo que "el proyecto de obra [para las represas] se realizó a través de un llamado a licitación pública nacional e internacional a través del Ministerio de Planificación".

"El proceso de adjudicación no quedó excento de irregularidades", afirmó Báez. Esas irregularidades, según él, lo perjudicaron. "Esto echa por tierra cualquier presunción de preferencia o condescendencia para con mi empresa", afirmó.

Báez recordó que finalmente la licitación fue adjudicada a un grupo encabezado por Electroingeniería. "Se le otorgó al vencedor la posibilidad de incorporar una nota modificando su oferta", se quejó. Dijo que así tuvo ventajas, a espaldas de los demás, que fueron determinantes.

Otra causa penal, que se tramita en el juzgado federal de Marcelo Martínez de Giorgi, investiga desde hace tiempo las supuestas irregularidades de esa licitación.

En la última página de su escrito, Báez pidió ser sobreseído. Pero además solicitó que se corroborara lo que contó. Reclamó que el juez ordenara ahora, "en forma inmediata", medidas de prueba, tal como hizo después de "las fantasiosas afirmaciones del imputado Fariña".

Entre esas medidas, pidió que citara para interrogarlos a los representantes de las empresas que él había nombrado, grupo en el que está Calcaterra (por Iecsa).

De acuerdo con el relato de Báez, se asociaron en 2012 para esta licitación puntual. Además de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA