Bacs Banco de Credito & Securitizacion S.A.

Fecha de la disposición:13 de Marzo de 2007
 
EXTRACTO GRATUITO

BACS BANCO DE CREDITO Y SECURITIZACION S.A.

Balance BACS Banco de Crédito y Securitización S.A.

Correspondiente a los ejercicios finalizados el 31 de diciembre de 2006 y el 31 de diciembre de 2005

Segunda Sección BOLETIN OFICIAL Nº 31.114 24Martes 13 de marzo de 2007

Segunda Sección BOLETIN OFICIAL Nº 31.114 25Martes 13 de marzo de 2007

Segunda Sección BOLETIN OFICIAL Nº 31.114 26Martes 13 de marzo de 2007

Segunda Sección BOLETIN OFICIAL Nº 31.114 27Martes 13 de marzo de 2007

NOTAS A LOS ESTADOS CONTABLES Correspondientes al ejercicio finalizado el 31 de diciembre de 2006

Comparativo al 31 de diciembre de 2005

  1. EVOLUCION DEL CONTEXTO MACROECONOMICO Contexto Desde mediados del año 2003 se han observado cambios favorables en la situación económica argentina, interrumpiéndose así, un ciclo de profunda recesión económica durante la cual se tuvo como principales consecuencias la suspensión del pago de la deuda pública, las restricciones a la devolución de los depósitos del sistema financiero, la modificación a la ley de convertibilidad, la devaluación de la moneda y el establecimiento de un mercado único de cambios en el cual se fijaría el tipo de cambio de las distintas monedas respecto al peso, en función de la libre negociación de las mismas, impulsando el reordenamiento del sistema financiero.

    Los principales signos de la recuperación fueron el incremento del superávit primario del Tesoro Nacional, la estabilización del mercado de cambios, el incremento del Producto Bruto Interno y la disminución de las tasas de interés, entre otros. La mejora en estos factores contribuyeron a un contexto financiero más calmo con crecimiento en los depósitos, mayor volumen de créditos al sector privado y recomposición de la liquidez del sistema, disminuyendo la exposición al sector público.

    A partir de la suspensión del pago de la deuda pública, el Estado Nacional lanzó un plan de canje de ciertos instrumentos de deuda vencidos, el cual finalizó en marzo 2005. Dicho canje implicó una importante quita en los capitales adeudados, reducción de las tasas de interés y extensión de los plazos de pago. En el mismo participaron tenedores de títulos que mantenían cerca del 76,15% del monto sujeto a reestructuración, por un monto de aproximadamente U$S 62.300 millones.

    Tal como estaba previsto, con fecha 3 de enero de 2006, el Gobierno Nacional procedió a cancelar la totalidad de la deuda que se mantenía con el Fondo Monetario Internacional, por aproximadamente US$ 9.500 millones.

    Con fecha 4 de agosto de 2005 y 3 de agosto de 2006, el Gobierno Nacional procedió a abonar aproximadamente US$ 1.580 millones y US$ 2.339 millones respectivamente, en concepto de cancelación de vencimientos de capital de BODEN 2012, el principal título surgido con posterioridad a la declaración de la suspensión de pagos de la deuda pública, el cual se encontraba en gran parte en poder de las Entidades Financieras, las cuales lo habían recibido como consecuencia de la compensación recibida por aplicación del Decreto 214/02 y el Decreto 905/02.

    El Decreto 214/02, publicado el 3 de febrero de 2002, dispuso la conversión a pesos de las obligaciones de dar sumas de dinero, de cualquier causa u origen, expresadas en dólares estadounidenses u otras monedas extranjeras, se dispuso la emisión de ciertos Bonos a cargo del Tesoro Nacional para solventar el desequilibrio resultante de la diferencia de cambio que estableció. El mismo dispuso la pesificación de activos y pasivos en moneda extranjera que se encontraban fideicomitidos a distintas relaciones, siendo la mayoría de los activos pesificados a la relación de $ 1 por cada dólar estadounidense y ajustados por 'CVS' en su gran mayoría y, los pasivos pesificados a la relación de $ 1 o $ 1,4 más 'CER' por cada dólar estadounidense de acuerdo a las características de emisión de los mismos. Esto produjo un descalce entre el ajuste de los activos y pasivos de los mismos. Dicha pesificación generó reclamos de los inversores extranjeros objetando el proceso de pesificación.

    Por otra parte el Decreto 905/02 definió el mecanismo para la determinación de la compensación por parte del Estado Nacional, con el fin de resarcir de manera total, única y definitiva a las Entidades Financieras, los efectos patrimoniales negativos generados por la transformación a pesos a diferentes tipos de cambio de los créditos y obligaciones denominados en moneda extranjera.

    Continuando con el proceso de desaceleración iniciados a comienzos de 2006, la inflación finalizó el año en valores de un dígito (9,8%), ubicándose por debajo del nivel de 2005 (12,3%).

    El Producto Bruto Interno presentó un incremento superior al 8,5% interanual ubicándose en el cuarto trimestre de 2006, cerca del 17% por encima del máximo previo alcanzado en 1998. De esta forma se completa el cuarto año consecutivo con cifras de crecimiento cercana al 9% anual. La Inversión Bruta Interna y el consumo privado explican la mayor parte del crecimiento.

    El nivel de recaudación fue el 25,8% superior al de 2005. Las finanzas públicas nacionales continuaron exhibiendo un desempeño positivo arrojando en 2006 un superávit primario por arriba del 3% del Producto Bruto Interno. La evolución favorable respondió fundamentalmente al fuerte incremento de los ingresos tributarios elevándose en un 25,8% en términos nominales y alcanzando aproximadamente el 23% del Producto Bruto Interno.

    Sistema financiero El B.C.R.A. (Banco Central de la República Argentina) continuó con su política prudencial de acumulación de reservas internacionales lo que le permitió recomponer y superar los niveles de reservas del mes de enero de 2006, anteriores al pago al Fondo Monetario Internacional. La estrategia de acumulación de reservas fue acompañada con una política de esterilización, que incluyó cambios en la política de encajes, la cancelación anticipada de redescuentos que habían sido otorgados antes de la crisis de 2001-2002 y la emisión de notas del B.C.R.A. los que en conjunto permitieron absorber gran parte de las compras de divisas que realizó el BCRA en el transcurso de 2006. De esta forma, las reservas internacionales del B.C.R.A. se ubicaron en US$ 32.037 millones a fines del mes de diciembre.

    En lo que respecta a la actividad financiera, los principales indicadores de su evolución muestran que el sistema financiero continuó fortaleciendo las tendencias favorables evidenciadas durante el año anterior con un moderado crecimiento de los depósitos, una fuerte expansión de los pasivos monetarios y de la base monetaria y un significativo crecimiento del crédito al sector privado. En tal sentido se pueden destacar:

    Ø Los préstamos al sector privado en pesos y en moneda extranjera continuaron incrementándose. En términos interanuales, acumularon un incremento nominal de 41,5%. Si bien el crecimiento fue extendido en todas las líneas, se continuó observando un creciente dinamismo en las financiaciones al consumo.

    Ø Las reservas internacionales pasaron de US$ 28.100 millones a US$ 32.037 millones entre el año 2005 y 2006. Teniendo en cuenta que se le pagaron US$ 9.500 millones al FMI a principios del año podría considerarse que las compras efectuada s por el B.C.R.A. durante el año, tuvieron como destino la normalización de reservas luego de este pago.

    Ø En el crecimiento de los pasivos monetarios se observó un incremento del 37,6% en la base monetaria; el stock de Lebac y Nobac...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA