Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala G, 18 de Marzo de 2019, expediente CIV 044060/2010/CA001

Fecha de Resolución18 de Marzo de 2019
EmisorCamara Civil - Sala G

1

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G

CIV 44060/2010 CA1.- “B H A C/ T M Y OTROS S/ DAÑOS Y

PERJUICIOS”.- EXPEDIENTE N° 44.060/2010.- JUZGADO N°

30.-

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de marzo de dos mil diecinueve, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la sala “G” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados: “B H A C/ T M Y OTROS S/ DAÑOS Y

PERJUICIOS”, respecto de la sentencia de fs. 580/92 el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿ES JUSTA LA SENTENCIA APELADA?

Practicado oportunamente el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: Señores Jueces de Cámara Doctores: CARLOS ALFREDO BELLUCCI- MARÍA

ISABEL BENAVENTE- CARLOS A. CARRANZA CASARES.-

A la cuestión planteada el Señor Juez de Cámara D.B. dijo:

Fecha de firma: 18/03/2019

Alta en sistema: 09/04/2019

Firmado por: CARLOS A. BELLUCCI- MARÍA

  1. BENAVENTE-CARLOS A CARRANZA CASARES

    2

  2. En la madrugada del 30 de marzo de 2008, cerca de las 5.30 horas aproximadamente, cuando el actor se estaba retirando del local bailable “E” ubicado en la intersección de las calles F B y S

    M de esta ciudad, es que recibe por parte de un empleado de seguridad, primero un empujón, y luego una golpiza por otros tres que le provocaron las lesiones que describió y liquidó en su pieza inaugural.-

    Para así pretender demandó al dueño del boliche, a los cuatro sujetos que cometieron la sanfrancía, a la empresa encargada de la seguridad y citó en garantía a “Prudencia Compañía Argentina de Seguros Generales S.A.”.-

    A consecuencia de tal evento se instruyó la causa penal acólita n˚ 0/20 la que luego de colectar las investigaciones primigenias ordenadas por la instrucción, el Tribunal Oral en lo criminal n° 26 resolvió la absolución de J.M.L. en orden al delito de lesiones graves y los sobreseimientos de O Z y de N R (conf.

    resolutorio de fs. 326/32, fs. 368/71 y fs. 452/56vta.).-

    Solicitó y le fue concedida la franquicia de litigar sin previo desembolso de gastos, tal como emerge de la resolución de fs.

    263/64vta. del expediente n° 44062/2010 a mi vista.-

  3. Luego de fárragosa tramitación, el sr. Juez “a-quo”,

    con fundamento en el art. 1113 del Código Civil basada en la responsabilidad refleja del principal por el hecho del dependiente,

    Fecha de firma: 18/03/2019

    Alta en sistema: 09/04/2019

    Firmado por: CARLOS A. BELLUCCI- MARÍA

  4. BENAVENTE-CARLOS A CARRANZA CASARES

    3

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G

    más los testimonios brindados en la sede punitiva que dieron cuenta de lo acaecido, admitió la demanda y condenó a M A. T, a J.M.L., a R

    E S.A., y a “Prudencia Cia. Argentina de Seguros Generales S.A.” a abonarle la suma de $47.800, con más los intereses y costas que allí

    dispuso e impuso.- Asimismo admitió la excepción de falta de legitimación pasiva opuesta por R y Z y desestimó la demanda contra O G con costas al actor.- Difirió regular honorarios a los sres.

    profesionales que intervinieron en la lid hasta que obre liquidación aprobada y firme.-

  5. El fallo no satisfizo a las partes y lo apelaron.-

    El actor se agravia únicamente por las partidas diferidas a condena por “incapacidad psicofísica”, “daño moral” y “daño psicológico” cuya elevación impreca (conf memorial gravoso que corre a fs. 630/33 que mereció respuesta a fs. 658/60).-

    El co-condenado empleado de seguridad protesta por la errónea interpretación efectuada por el “iudex” de las constancias que emergen de la causa penal, en tanto L fue absuelto en la otra sede y los testigos ofrecidos por el actor incurrieron en contradicciones a lo largo del proceso.- Además, se queja porque omitió analizar lo adocenado por la testigo Su R la que sostuvo que jamás observó malos tratos a los que concurrían al local bailable y remata su mohín por las costas dispuestas que solicita lo sean a Fecha de firma: 18/03/2019

    Alta en sistema: 09/04/2019

    Firmado por: CARLOS A. BELLUCCI- MARÍA

  6. BENAVENTE-CARLOS A CARRANZA CASARES

    4

    cargo del actor (fs. 635/37 que con el traslado de fs. 638 fue respondido a fs. 651/56) .-

    A su turno, la aseguradora se queja por la imputabilidad recaída, ya que ninguno de los testimonios propuestos pudo identificar a las personas que habrían agredido al actor, y en la póliza de seguro contratada con “R E” se estableció como ubicación del riesgo un domicilio distinto al lugar donde ocurrió la trifulca.-

    Por ende, sostiene que yerra el magistrado de grado al sostener que la nómina de empresas respecto de las cuales se estableció la cláusula de no repetición de su parte era sólo una renuncia respecto de las mismas, ya que aquélla se estableció únicamente respecto de los objetivos donde se desarrollaría la actividad asegurada.- No olvida pretextar respecto de los distintos rubros indemnizatorios y la tasa de interés mandada correr (conf. fs. 639/49 con idéntica respuesta a fs. 651/56).-

  7. Por obvia razón de método trataré, en primer lugar,

    las "cuitas" enderezadas a revertir la condena impuesta, que adelanto no darán en el centro esperado.-

    Sin embargo, he de destacar antes del voto que emitiré,

    que en la cuestión axial sometida a revisión así como en la determinación del daño, como es criterio de esta sala, no he de aplicar el Código Civil y Comercial de la Nación por no encontrarse vigente al tiempo de configurarse el perjuicio constitutivo de la Fecha de firma: 18/03/2019

    Alta en sistema: 09/04/2019

    Firmado por: CARLOS A. BELLUCCI- MARÍA

  8. BENAVENTE-CARLOS A CARRANZA CASARES

    5

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G

    responsabilidad; no obstante que de hacerlo, como postula la distinguida colega designada en la vocalía 20, arribaría de todos modos en el caso a similar resultado.- (arts. 3 c. civil;7 y cc. del CCyC de la Nación).-

    En primer lugar, porque -a contrario de lo sostenido por el quejoso- la absolución de L otorgada en la otra sede en modo alguno repercute en éste, salvo –claro esta- cuando ésta se funde en la inexistencia del hecho que se le enrostra al acusado o en ausencia de su autoría, o ambas.- Por ende, al no darse ninguno de los dos supuestos mencionados y el F. no haber efectuado acusación por falta de prueba suficiente, la crítica deviene inane a los fines perseguidos.-

    Su fundamento es evitar el escándalo jurídico que implicaría –contrariando tal prejudicialidad- admitir en el proceso penal que el hecho se produjo de una forma que no implica ilícito o que su autor actuó correctamente, mientras que, por contraposición,

    se admitiera en el proceso civil, que el hecho –el mismo sin duda-

    resultó ilícito y reprochable a su autor (para mayor ilustración y profundo análisis de base, aconsejo ver el tratamiento de tal fundamentación en L. J.J. “Obligaciones”, t. III, n° 2144y 2145; Cazeaux-Trigo Represas en “Derecho de las Obligaciones”, t.

    III, pág. 581 y sgtes; O.A. en “Estudios de Derecho Civil”,

    pag. 262y sgtes; S.A.G. en “Absolución en lo criminal y Fecha de firma: 18/03/2019

    Alta en sistema: 09/04/2019

    Firmado por: CARLOS A. BELLUCCI- MARÍA

  9. BENAVENTE-CARLOS A CARRANZA CASARES

    6

    Responsabilidad objetiva en lo Civil”, trabajo publicado en J.A. 1955

    IV-32).-

    Es concordante la doctrina sentada al respecto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación quien ha expresado en diversos decisorios “La autoridad de cosa juzgada reconocida por el art. 1103 a la sentencia penal absolutoria queda limitada a la materialidad de los hechos y a la autoría, sin comprender las valoraciones subjetivas que hacen a las apreciación de la culpa” (CS,

    Fallos 312:727; 315:727; 316:2824; 319:2336; 321:2130;

    324:3544).-

    Entonces se desprende de lo hasta aquí señalado que la restricción que experimenta el Juez Civil como consecuencia del fallo penal absolutorio se reduce a aspectos muy puntuales.- Así, no podrá

    tener como existentes hechos que, según la justicia penal, no han ocurrido; ni tampoco podrá decir que el demandado cometió

    determinados actos, si en el fuero criminal ya se hubo resuelto que no fue autor de los mismos (B.A., J.“. General de la Responsabilidad Civil”, séptima edición, A.P.,

    Buenos Aires, 1992 números 1661 y 1662, ps. 555 y 556; L. ob. cit. En nota 1, número 2777, p. 87; L.J.J.“. de la cosa juzgada penal en materia de responsabilidad Civil”, ED, 84-775).-

    Fecha de firma: 18/03/2019

    Alta en sistema: 09/04/2019

    Firmado por: CARLOS A. BELLUCCI- MARÍA

  10. BENAVENTE-CARLOS A CARRANZA CASARES

    7

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G

    De ahí que no...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR