Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 14 de Noviembre de 2023, expediente CNT 076269/2014

Fecha de Resolución14 de Noviembre de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II

SENTENCIA DEFINITIVA

Expediente Nro.: 76.269/14 (J.. Nº 32)

AUTOS: AUTOS "AYBAR, PABLO C/ FINNING SOLUCIONES

MINERAS S.A. Y OTRO S/ DESPIDO”

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, luego de deliberar, a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, los integrantes de la Sala II, practicado el sorteo pertinente, en la fecha de firma indicada al pie de la presente proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

El Dr. J.A.S. dijo:

Contra la sentencia dictada en la anterior instancia el 22/12/2022 se alzan las partes actora y codemandada Finning Soluciones Mineras SA en los términos que vierten en los escritos incorporados al sistema Lex 100, que merecieron respectivas réplicas, y por parte de la codemandada Minera Alumbrera Limited.

El recurso de apelación de la codemandada Minera Alumbrera Limited fue desestimado mediante resolución del 2/2/2023.

La codemandada apelante cuestiona la regulación de honorarios efectuada en favor de la representación letrada de la parte actora y de los peritos actuantes, por elevada. Asimismo, la representación letrada de la parte actora –por su propio derecho- cuestiona la regulación de honorarios efectuada en su favor, por reducida.

  1. Se queja la codemandada apelante porque la Sra.

    Juez de la anterior instancia consideró que se trató de un despido discriminatorio; porque hizo lugar a la multa prevista en el art. 80 LCT y por la tasa de interés aplicada en el fallo.

    La parte actora se queja porque –según dice- la judicante habría omitido expedirse respecto del planteo de Fecha de firma: 14/11/2023

    inconstitucionalidad del art. 4° de la ley 25561.

    Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

  2. Delimitados de este modo los temas traídos a conocimiento de este Tribunal, por razones de orden metodológico analizaré

    en primer lugar la queja de la demandada recurrente en torno a la conclusión de la Sra. Juez a quo según la cual el despido tuvo vinculación con el estado de salud del accionante y, por lo tanto, resultó encuadrable en el supuesto sancionado por el artículo 1º de la ley 25392.

    Los términos en que fueron expuestos los agravios imponen memorar que el actor relató en el escrito inicial que ingresó a trabajar para las codemandadas el 23/8/06, como oficial múltiple en el yacimiento Bajo de la Alumbrera, Hualfin, Provincia de Catamarca, de acuerdo a las tareas y remuneración mensual que invoca en la demanda.

    Afirmó haber sido víctima de un permanente acoso laboral y discriminación ejecutados especialmente por su supervisor H.L.. Precisó que los malos tratos, la persecución, el acoso laboral y la discriminación sufrida,

    desencadenaron una afección psíquica irreversible y permanente,

    diagnosticada como Depresión Reactiva con ataques de pánico, con manifestaciones de angustia, miedo y alteraciones del sueño. Indicó que las condiciones de trabajo y el ambiente hostil en el que debía desenvolverse, sin los correspondientes descansos, las constantes presiones, la realización de arduas labores manuales durante extensas jornadas, la sujeción a las inclemencias del clima, desencadenaron en su persona enfermedad profesional consistente en “stress laboral”. Relató que, como consecuencia de lo expuesto, desde el 13/10/11 debió recibir tratamiento psiquiátrico a través de su obra social, situación que era conocida plenamente por las codemandadas y que, pese a ello, jamás tomaron medidas para revertir la situación descripta ni para mejorar el ambiente laboral nocivo. Señaló que el 14/5/12 la accionada Finning Soluciones Mineras SA lo despidió en forma directa e injustificada y que ello –en realidad- se debió evidentemente a un acto discriminatorio vinculado con su disminuida situación psíquica y psicológica.

    Ahora bien, en primer lugar cabe señalar que arriba sin controvertir a esta Alza que la relación laboral habida entre ambas partes finalizó por voluntad de la demandada Finning Soluciones Mineras SA,

    formalizada mediante CD del 14/5/12, que decía “Le hacemos saber que la Fecha de firma: 14/11/2023

    Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA II

    empresa ha dispuesto resolver el contrato de trabajo a partir del 14/5/2012

    sin invocación de causa. Oportunamente se pondrá a su disposición la liquidación final y los certificados de trabajo”.

    Asimismo, arriba firme a esta instancia la conclusión de la Sra. Juez de la anterior instancia según la cual “…FINNING

    SOLUCIONES MINERAS S.A. le proveía camiones, servicios de mantenimiento preventivo, reparación de componentes y programas de mejora continua a MINERA ALUMBRERA LIMITED todo lo cual, atento la actividad que despliega ésta última, resultaba esencial para el logro de su objeto empresarial”. A su vez, arriban incólumes los argumentos esbozados por la judicante referidos a que “…las tareas de mecánico del accionante coadyuvaron para el eficaz desarrollo de la principal actividad de la empresa MINERA ALUMBRERA LIMITED por lo que corresponde condenarla solidariamente. No puede sostenerse que la actividad de mecánico que realizaba el actor de los camiones que proveía la empleadora y utilizaba la cedente, puedan considerarse una parte escindible para el normal desarrollo de la actividad de ésta última puesto que posibilitaba el cumplimiento de su finalidad esencial. Con lo cual, cabe concluir que las tareas del actor integraron una faceta primordial de las actividades específicas de la minera; y por lo expuesto, la codemandada MINERA

    ALUMBRERA LIMITED resulta solidariamente responsable por los créditos de autos, junto a la codemandada FINNING SOLUCIONES MINERAS S.A.

    en los términos del art. 30 LCT” (cfr. art. 116 LO).

    La codemandada apelante sostiene que,

    contrariamente a lo resuelto en la instancia de grado anterior, el actor no resultó víctima de un despido discriminatorio y que tampoco existen indicios de ello. Cuestiona el modo en que la sentenciante analizó las declaraciones testimoniales –las cuales, según dice, ni siquiera fueron individualizadas-, y agrega que el demandante, luego de haber percibido la totalidad de los créditos que le correspondían por el distracto, les remitió una carta documento transcurrido más de un año de su egreso en la cual les hacía saber –por primera vez- que habría sido víctima de acoso o maltrato por parte de un dependiente de esa compañía. Destaca que durante la extensa relación habida Fecha de firma: 14/11/2023

    el accionante nunca les advirtió de ninguna irregularidad, y que luego de Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

    extinguido el vínculo dejó transcurrir un lapso de más de un año para darse cuenta de que su despido respondería a los motivos que pretende en su demanda.

    Es cierto que, incluso desde los términos en que quedó traba la litis, los indicios exigidos por la doctrina del Máximo Tribunal en materia probatoria en los procesos civiles relativos a la ley 23592 se encuentran reunidos con relación a la cuestión de salud involucrada, en los términos de la doctrina de la CSJN en “P.L.S. c/ Colegio Público de Abogados de la Capital Federal s/ amparo”, del 15/11/2011, Fallos 334:1387. Sin embargo, también es cierto que la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en el pronunciamiento mencionado, señaló que “corresponderá al demandado a quien se reprocha la comisión del trato impugnado, la prueba de que éste tuvo como causa un motivo objetivo y razonable ajeno a toda discriminación. La evaluación de uno y otro extremo, naturalmente, es cometido propio de los jueces de la causa, a ser cumplido de conformidad con las reglas de la sana crítica”. Y, asimismo, que “La doctrina del Tribunal, por ende, no supone la eximición de prueba a la parte que tilda de discriminatorio a un acto pues, de ser esto controvertido, pesa sobre aquélla la carga de acreditar los hechos de los que verosímilmente se siga la configuración del motivo debatido. Tampoco implica, de producirse esa convicción, una inversión de la carga probatoria ya que, ciertamente, en este supuesto, al demandado le corresponderá probar el hecho que justifique descartar el prima facie acreditado”. A ello se agrega que, más cerca en el tiempo, en la causa “V., la CSJN precisó aún más lo dicho en “P. y expuso que “una vez demostrados verosímilmente por parte del trabajador los extremos mencionados, el empleador puede todavía probar que el despido no fue discriminatorio. Esta carga es naturalmente diferente en los casos en que la medida cuestionada es un despido incausado vis a vis aquellos en que el empleador invoca la existencia de injuria. Respecto del primer tipo de casos,

    en la medida en que nuestro régimen constitucional y laboral no ha vedado el supuesto de despido sin causa y, por lo tanto, el empleador puede rescindir el vínculo laboral sin justificación alguna, es suficiente para evitar las consecuencias de las leyes 23.551 y 23.592 determinan en caso de despidos discriminatorios que el empleador acredite que el trato dispensado al Fecha de firma: 14/11/2023

    Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA II

    trabajador en cuestión no obedeció al motivo discriminatorio reprochado.

    Bastará que demuestre...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR