Avanzan dos polémicos proyectos

 
EXTRACTO GRATUITO

La posibilidad de que las personas con enfermedades terminales puedan ejercer el derecho a tener una "muerte digna" quedó ayer más cerca de convertirse en ley. La Cámara de Diputados sancionó y remitió al Senado un proyecto que habilita a esos pacientes a rechazar voluntariamente terapias que extiendan su vida de manera artificial.En la misma sesión, la Cámara baja aprobó un proyecto de ley que propone permitir a las personas modificar nombre y sexo en su documentación personal para hacerla coincidir con su género autopercibido, sin necesidad de que intervenga un juez ni que se presenten estudios médicos. También deberán ahora tratarlo los senadores.La iniciativa de "muerte digna" se probó con 142 votos afirmativos, seis negativos y dos abstenciones. El texto -que no legaliza la eutanasia, consistente en la aplicación de un tratamiento que acelera la muerte de un paciente, ni el suicidio asistido- propone modificar siete artículos de la ley 26.529, que regula los derechos del paciente.En su primer artículo plantea que el paciente tiene derecho a rechazar determinadas terapias médicas y especifica que el paciente terminal puede rechazar procedimientos quirúrgicos y atenciones de soporte vital cuando sean desproporcionados en relación con las perspectivas de mejoría. También se les da a los pacientes la posibilidad de rechazar la hidratación y la alimentación cuando estas medidas sólo representen la prolongación en el tiempo de un estado terminal e irreversible.El único requisito para garantizar el derecho de "muerte digna" es que el paciente dé su consentimiento informado. Es decir que antes de tomar la decisión debe recibir información precisa sobre su estado de salud, el tratamiento propuesto y las consecuencias previsibles de la no realización del procedimiento médico. En caso de que las condiciones de salud del paciente no le permitan dar su consentimiento, la decisión correrá por cuenta de sus familiares. "El objetivo de la medicina no es sólo combatir la muerte. Cuando ello no es posible, el objetivo debe ser luchar contra el dolor y el sufrimiento para tener una muerte tranquila", sostuvo Antonio Morante (Frente para la Victoria), presidente de la Comisión de Salud.Aunque en la votación en general el proyecto fue aprobado casi por unanimidad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA