Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala H, 22 de Junio de 2022, expediente CIV 047855/2015/CA002

Fecha de Resolución22 de Junio de 2022
EmisorCamara Civil - Sala H

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA H

A.J.L.c.M.C.M. y otros s/ daños y perjuicios-resp. Prof. Médicos y aux.

E.. No. 47855/2015.- Juzgado 24

En Buenos Aires, a los días del mes de junio de 2022,

hallándose reunidos los señores jueces integrantes de la Sala H de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, a los efectos de dictar sentencia en los autos: “A.J.L.c.M.C.M. y otros s/ daños y perjuicios-

resp. Prof. Médicos y aux.”, y habiendo acordado seguir en la deliberación y votado el orden de sorteo de estudio, el Dr. F. dijo:

  1. La sentencia de fecha 23 de mayo de 2019 rechazó la demanda interpuesta por J. L. A. contra C. M. M., con costas por su orden y la admitió respecto de la U. de B. A. –F. de M.(. de C.), con costas.

    La decisión fue apelada por la parte actora el 16 de diciembre de 2021, con contestación del codemandado C. M. M. del 23 de diciembre de 2021 y del H. de C. del 2 de febrero de 2021. El recurso de apelación interpuesto por la U. de B. A. fue declarado desierto el 22 de diciembre de 2021.

  2. Las críticas del actor se centran en el rechazo de la demanda respecto de C. M. M. y en el monto otorgado en concepto de daño moral.

    En tal sentido sostiene que la a quo no tuvo por acreditado el nexo causal entre el hecho dañoso y el daño en sí mismo. En ese orden de ideas, sostuvo que, por tratarse de un caso de mala praxis médica, la responsabilidad del codemandado para con el paciente es una obligación de medios y no de resultado. Ello implica que el galeno debía proceder de acuerdo con las reglas, métodos de su profesión, y según su criterio a la hora de sentenciar,

    el codemandado actuó de manera diligente.

    El reclamante cuestiona lo decidido por entender que la cirugía a la que fue sometido encuadra dentro de una obligación de resultado, lo que coincide con lo manifestado por el perito médico designado de oficio, al manifestar en reiteradas oportunidades (ver pericia médica fs. 354/372 y audiencia fs. 1201) que “no hubo necesidad de llevar al actor a quirófano de urgencia por lo cual se la interpreta como una cirugía programada con la Fecha de firma: 22/06/2022

    Alta en sistema: 23/06/2022

    Firmado por: L.E.A.D.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

    suficiente antelación y preparación, acordes al desafío que debería enfrentar el médico hoy demandado, quien sabía que su principal objetivo consistía en hacerle ganar al actor todo el tejido óseo que resultase posible, hasta compensar parcial o totalmente la pérdida ósea, hecho que en particular para este perito médico lo asimila a una cirugía plástica o reparadora, en la cual se le deberá exigir al jefe del equipo quirúrgico, seguramente una obligación de resultados, y no, simplemente una obligación de medios”. El experto manifestó en su responde a la impugnación efectuada por el H. de C. que justamente “por tratarse de una cirugía con fines estéticos y funcionales es que el actor aceptó el desafío del tratamiento médico quirúrgico propuesto por el médico cirujano, ya que la obligación de medios estaba implícita, como en cualquier intervención quirúrgica de la especialidad ortopedia y traumatología, lo cual no hubiera sido suficiente para el actor finalmente aceptar correr semejante riesgo, para finalizar en peores condiciones de las cuales ingresó al quirófano”. Sostiene que el codemandado M., le ha asegurado un resultado favorable, no teniendo en cuenta sus antecedentes médicos que le habían sido debidamente informados.

    Indica que aún en el caso de no compartirse tal criterio en cuanto a que el hecho de autos configura una obligación de resultados, no se puede dejar de lado que igualmente se configura un supuesto de mala praxis médica. Ello es así dado que el galeno no le brindó toda la información necesaria para que su decisión de someterse a la cirugía sea tomada de manera libre, consciente de las ventajas y desventajas que podía llegar a surgir, máxime teniendo en cuenta sus antecedentes médicos, lo que configuran un supuesto de responsabilidad. Ello se desprende de la falta de un consentimiento informado detallado. Es más, en la historia clínica secuestrada no figura constancia alguna de lo conversado con M. durante las entrevistas que mantuvieron previamente a la intervención quirúrgica.

    A ello agrega que se le sumó una deficiente confección de la historia clínica de la que se desprende que no incluye ni la evaluación inicial de admisión ni el parte quirúrgico relativo a la intervención llevada a cabo por el demandado y que los controles que dicho profesional realizó,

    Fecha de firma: 22/06/2022

    Alta en sistema: 23/06/2022

    Firmado por: L.E.A.D.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA H

    responsabilizándose por su trabajo, debidamente firmado y sellado, sean solo dos o tres. Tampoco puede percibirse ni determinarse si la cirugía fue cubierta con la vacunación antitetánica que es de rigor, ni la cobertura antibiótica amplia que el caso demandaba, ya que nada de esto consta en los partes de enfermería. Afirma que resulta llamativo que de la lectura del instrumento exista un bache temporal desde septiembre de 2.005 a agosto de 2.006 (casi un año), máxime teniendo en cuenta que se hace referencia a un paciente que presenta tutor externo, infectado, con eritrosedimentación elevado y valor ligeramente elevado de glóbulos blancos.

    Por último, cuestiona el monto fijado en concepto de daño moral,

    por entender que es reducido.

  3. Sentado ello, corresponde establecer el marco jurídico que habrá de regir esta litis, y habré de coincidir con la Sra. juez a quo, en el sentido que atendiendo a la fecha en que tuvo lugar el hecho que la motivó,

    entiendo que resulta de aplicación al caso lo dispuesto en la normativa contenida en el Código Civil, hoy derogado, por aplicación de lo dispuesto en el art. 7 del Código Civil y Comercial de la Nación, actualmente vigente,

    sin perjuicio de señalar, claro está, que a idéntica solución se arribaría aplicando al caso las normas pertinentes de este último cuerpo legal.

  4. Determinado entonces el thema decidendum sometido a conocimiento de este tribunal, corresponde establecer cuál es el régimen de responsabilidad aplicable, tanto al hospital, en cuyo marco se desarrolló la atención, como al médico demandado.

    Al respecto habré de señalar que la omisión en el tratamiento de cuestiones oportunamente sometidas a consideración del juez de la causa,

    no afecta por sí la garantía de la defensa en juicio, porque los jueces no están obligados a meritar cada uno de los argumentos de las partes sino los que a su juicio sean decisivos para la correcta solución del caso. Asimismo,

    tampoco están constreñidos a seguirlas en la evaluación de todos y cada uno de los agravios expresados, sino a atender a aquellos que estimaren conducentes para resolver la cuestión debatida (Conf. CSJN, 18/04/2006,

    C.C., J.F., DJ 01/11/2006, 646; id. 24/08/2006, A.,

    M. y otros c/Instituto Provincial de la Vivienda y Urbanismo del Fecha de firma: 22/06/2022

    Alta en sistema: 23/06/2022

    Firmado por: L.E.A.D.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

    Neuquén, Fallos, 329: 3373, id. 08/08/2002, G., M.A. c/

    Estado Nacional -Secretaría de Inteligencia del Estado, Fallos, 325:1922;

    id. 04/11/2003, A., L.S. c/ Empresa Distribuidora del Sur S.A., Fallos, 326:4495; id. 04/11/1997, Wiater, C. c. Ministerio de Economía, DJ 1998-3, 376), entre muchos otros.

    Desde esta perspectiva diré que la misma debe ser juzgada a la luz de las reglas sobre responsabilidad contractual, y no obsta esta conclusión el hecho de que el establecimiento asistencial en cuestión sea un hospital público.

    Sentado ello, debo señalar que para que la misma quede configurada deben concurrir como requisitos: a) Obligación preexistente, o sea la que asume el médico en virtud de un compromiso previo de naturaleza contractual o legal; b) Falta médica, que debe ser estrictamente profesional y cuyo elemento esencial es la antijuricidad; c) Daño ocasionado, esto es,

    que como consecuencia de la falta cometida se produzca un daño en el cuerpo o en la salud del paciente; d) Relación causal entre el acto médico y el daño ocasionado; e) Imputabilidad, o sea que para que el médico sea tenido por culpable del daño, su conducta debió jugar dentro de las condiciones de discernimiento, intención y libertad y según se den los presupuestos exigidos por el art. 512 del Código Civil (Conf. Y.,

    L.B., P., B., "Responsabilidad profesional de los médicos", págs. 134 y sigs.).

    Con criterio que comparto se ha sostenido que la obligación asumida por el médico no es de resultado, sino de medios. No se compromete a sanar al enfermo, sino solamente a atenderlo con prudencia y diligencia, a proporcionarle todos los cuidados que conforme a los conocimientos científicos que su título presume, son conducentes al logro de la curación,

    la que no puede asegurar (Conf. T.R., F., "Responsabilidad civil de los profesionales", pág. 81). De hecho, el art. 20 de la ley 17.132

    prohíbe a los profesionales que ejerzan la medicina anunciar o prometer la curación fijando plazos, anunciar o prometer la conservación de la salud (incisos 1 y 2).

    Fecha de firma: 22/06/2022

    Alta en sistema: 23/06/2022

    Firmado por: L.E.A.D.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA H

    En materia de responsabilidad médica, resulta fundamental la prueba de la culpa o negligencia del profesional, que a su vez generará la del establecimiento asistencial. A., a su vez, podrá excusarla demostrando la culpa exclusiva de la víctima o de un tercero o el caso fortuito e inclusive, la mera inexistencia de negligencia de su...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR