Autos de competición: por qué el Reino Unido genera gran parte de la innovación

 
EXTRACTO GRATUITO

Los motivos que explican la influencia británica (inglesa, sobre todo) en la Fórmula 1 se remontan a la Segunda Guerra Mundial, período en el que, a través de aviones como los Avro o los De Havilland, el Reino Unido se convirtió en referente de la aeronáutica. Post 1945, ese know-how se volcó a la industria automotriz, específicamente, al automóvil de competición.

La mayoría de los ingenieros aeronáuticos se instalaron en Oxfordshire y Northamptonshire, condados ingleses en los que viejas pistas de aviación usadas durante la guerra, como la emblemática Silverstone, se transformaron en circuitos de carrera. De la mano de ingenieros geniales como Colin Chapman, fundador de Lotus, y otros, desde fines de los '50 la tecnología británica empezó a ser la referencia en materia de competición. Surgieron, primero, materiales especiales para producir autos más livianos. Luego, despuntaron los avances en aerodinámica y fibra de carbono. Ganaron terreno Williams, Lotus, McLaren y Brabham, "los equipos que hicieron grande a Inglaterra", define Enrique Scalabroni, ingeniero mecánico y diseñador argentino que desarrolló gran parte de su carrera en Williams, Ferrari y Peugeot, entre otros íconos de la industria.

Hoy, el poder creativo y de innovación sigue centrado en Inglaterra. Oxfordshire y Northamptonshire, que albergan ciudades como Oxford, Banbury y Coventry, ocupan un área de 4969 kilómetros cuadrados, superficie similar a la del Partido de Tandil. Este hub de desarrollo, una especie de Silicon Valley pero para empresas dedicadas al automovilismo, tiene nombre propio: Motorsport Valley.

A unos 120 kilómetros de Londres, Northamptonshire aloja equipos como Mercedes-Benz, en el pueblo de Brackley, y Force India, en Silverstone (donde, también, funcionan sus headquarters). Mercedes-Benz construye motores para F1 en otro de los pueblos del condado, Brixworth. Pegado a Northamptonshire, y a 90 kilómetros de Londres, Oxfordshire cuenta con equipos como Williams, con base en Grove; Renault, en Enstone; y el recientemente retirado equipo Manor (antes, Marussia), en Banbury. Allí, también trabaja el equipo europeo de F1 de la escuadra norteamericana Haas. Red Bull, en tanto, reside en Milton Keynes, ciudad del condado vecino de Buckinghamshire, mientras que su túnel de viento -por el que pasaron los modelos de los aviones Concorde- se encuentra en Bedford (condado de Bedfordshire). Otro clásico equipo inglés, McLaren, tiene base en Woking, en el condado de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA