Aunque ya devalúa al 4% mensual, el Banco Central apenas suma reservas de a 'puchito'

Al BCRA le sigue costando mucho recomprar reservas

"Éramos tan pobres" , era un latiguillo que repetía Alberto Olmedo, personificando a un empleado que hacía cosas increíbles por un ascenso laboral ante un jefe que siempre lo engañaba con absurdas excusas. La sentencia vale para la realidad que enfrenta el Banco Central (BCRA), dada, además, la delicada posición de reservas y patrimonial que detenta.

La entidad que conduce Miguel Pesce encadenó hoy la tercera recompra mínima de reservas consecutiva (por apenas US$1millón) en un mercado que mantiene un acotado volumen de negocios, algo que -empero- le va sirviendo para mostrar un saldo de intervenciones positivo en unos US$36 millones en lo que va de abril.

Todo en vísperas de que se inicie el pico de oferta estacional de divisas , vinculado con la venta y exportación de la nueva cosecha gruesa, si los faltantes de combustibles no la demoran, como ya parece estar sucediendo.

Una estación de servicio cerrada por falta de combustible en la zona de San Lorenzo, en Santa Fe

Es un dato que los operadores vienen monitoreando día a día y que va elevando progresivamente la inquietud del mercado, en especial, cuando se observa que son números muy pobres respecto de los US$522 millones que había acumulado en compras en igual lapso de abril del año pasado y más aún respecto a los casi US$2800 millones adquiridos en lo que va del año, siguiendo la misma comparación.

Desde el BCRA apuntan que el movimiento del mercado está dentro de lo previsto y que la comparación puede ser engañosa. "A esta altura del año pasado la economía apenas estaba arrancado y hay que tener en cuenta que en marzo, pese a todos los ruedos, se permitieron pagos de importaciones por US$7200 millones. Hay que ir una década atrás para encontrarse con un monto tan alto (US$7600 millones en agosto del 2011)″ , señalan.

LA NACION pudo averiguar además que las estimaciones para lo que resta del mes siguen siendo optimistas, en especial, porque perciben una desaceleración de algunas importaciones tras el acuerdo con el FMI, como si tendieran a cesar las "compras de oportunidad" vinculadas al temor a un salto cambiario más allá de la mayor demanda derivada de los pagos por compras de energía, en un contexto de precios que están muy por encima de los que regían el año pasado.

"La sensación que se confirma es que, con el acuerdo con el FMI, el Gobierno logró evitar un escenario disruptivo, pero no cambiar las expectativas", observó al...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR