La audiencia desnudó una grieta en el interior del kirchnerismo

El proceso contra demostró que aún un sumido en el descrédito es capaz de juzgar por a una expresidenta, dueña al menos del 30 por ciento de los votos de los argentinos, que la pueden convertir eventualmente en vicepresidenta.. Y la ubicación de los diferentes personajes en la sala de audiencias fue una evidencia de esa ruptura hacia el interior del kirchnerismo. Fue visible , presos. No se saludaron. José López, el que cayó con 9 millones de dólares y declaró como arrepentido, se ubicó en la otra punta de la sala, del lado en que estaba sentados el fiscal Diego Luciani y los acusadores de la Oficina Anticorrupción y la Unidad de Información Financiera. Después de todo, López aportó pruebas de cargo. Y no se toleran con De Vido, Báez y menos con Cristina Kirchner.Nadie se quería sentar en la primera fila de acusados. Los jueces le concedieron a la expresidenta la última hilera. La foto de la expresidenta en el mismo banquillo de acusados que De Vido, Báez y López solo fue posible merced a experimentados reporteros gráficos, armados con una lente que les diera la profundidad de campo adecuada, para hacer entrar en el mismo cuadro a De Vido, Báez y, al fondo, a la expresidenta. Como la cámara es generosa mostró a uno y a otro al lado de Cristina, los rostros y los pañuelos blancos de Estela Carlotto y Taty Almeida, sentadas al otro lado del vidrio que separaba a los acusados del público.Las diferencias entre Cristina Kirchner y sus exfuncionarios, tiene su correlato en el juicio. Son diferentes las estrategias, las acusaciones, sus abogados defensores y sus estilos. De Vido debe defenderse de las decisiones administrativas que tomó que favorecieron a Báez; y el empresario debe demostrar que no hubo sobreprecios y que cumplió con la culminación de las obras en plazos estándar.Cristina Kirchner debe defenderse de una construcción más abstracta: haber liderado una organización armada para direccionar la obra pública en Báez, a quien inventó como empresario exitoso, según la acusación. Y haber firmado decretos y proyectos de presupuesto para dotar de fondos a Santa Cruz para que esa plata terminara en Báez. Su defensa tiene una tarea diferente a De Vido y a Báez. López ya se allanó con su declaración, pero las condiciones en que habló serán atacadas por las defensas de los acusados.Un abogado con un cliente en libertad y que además tiene expectativa de ganar las elecciones tiene un...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba