Atipicidades concursales

Autor:Juan M. Promencio
 
EXTRACTO GRATUITO
Promencio, Atipicidades concursales
1
Atipicidades concursales*
Por Juan M. Promencio
1. Introducción
Los fallos que a continuación habré de comentar se impostan en un contexto
judicial que, sin mayores sobresaltos ni desventuras, bien puede rotularse como el
de las atipicidades concursales, tal como reza el epígrafe.
En efecto, se trata se situaciones jurídicas poco usuales, infrecuentes (algunas
de ellas, decididamente novedosas) cuyo asintomático discurrir invita, por no decir
exhorta, a exponer y publicitar modestas consideraciones al respecto. Silenciarlas,
producto de su extrañeza, implicaría en cierto modo desandar el camino de la cien-
cia toda vez que éste, como el árbol de la savia que produce, se va nutriendo lenta y
sistemáticamente de innumerables casos jurisprudenciales en ese largo y espinoso
peregrinar que supone su progreso. Anhelo de manera ferviente que el repertorio
seleccionado contribuya en tal sentido.
2. Competencia. Quiebra y divorcio: ¿en qué proceso deben liquidarse los bienes?
a. El celo defensista de la competencia... ajena
Es verdad revelada que jueces y tribunales, en casos de auténtica duda insal-
vable, defienden celosamente y con ahínco la competencia... ajena, tanto que la si-
tuación descripta podría elevarse a la categoría de axioma procesal: in dubio, pro
incompetencia.
Más allá del tono risueño y hasta pintoresco de la anécdota reseñada, cuya
prosapia y linaje judicial resultan inocultables, lo cierto es que el encomio puesto en
tales menesteres significa, aun a desgano de muchos (sobre todo, partes y profesio-
nales que deambulan de un fuero al otro, de un piso al siguiente, etc.) la formación, y
a su vez, el avance del derecho.
En efecto, se progresa sobre y a partir del conflicto.
De allí la existencia de interminables repertorios jurisprudenciales en los cuales
la temática prealudida se nos hace presente con desmedida fuerza arrolladora, a tal
punto que resulte difícil de imaginar que el índice de tales compendios no registre,
más temprano que tarde, un título escrito en letras grandes y sobresalientes: “cues-
tiones de competencia”.
b. La decisión. Las posturas antagónicas
El fallo de referencia se encorseta en tales parámetros y resuelve, de modo
acertado, uno de los urticantes aunque infrecuentes problemas que registra la
* Bibliografía recomendada.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA