Atendido por sus propios dueños

 
EXTRACTO GRATUITO

El Gobierno acaba de encontrar un aliado sorpresivo, poco acorde a las afinidades de Cambiemos: Osvaldo Cornide. Líder de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), experimentado en las artes del lobby nacional y siempre cuidadoso de enemistarse con el poder político, Cornide terminó siendo, anteayer, durante la negociación por un proyecto de ley para reducir las comisiones que las tarjetas de crédito les cobran a los comercios, el gran articulador para que Daniel Lipovetzky y Eduardo Amadeo, presidentes de las comisiones de Legislación General y de Finanzas, respectivamente, obtuvieran el aval del Frente Renovador y el kirchnerismo. La iniciativa, que prevé una baja de 3 a 2% en las tarjetas de crédito y de 1,5% a 1% para las de débito, obtuvo dictamen y el oficialismo espera incluirla en la sesión del miércoles en el Senado para que, tal vez, pueda aprobarse en Diputados antes del fin del período legislativo.

La estrategia de Cornide resultó por momentos desconcertante. Venía de apoyar días antes una vieja idea propia que había sido redactada por el diputado massista Alfredo Luenzo, que tenía desde septiembre media sanción en el Senado y era más hostil con el sector financiero: dejaba las comisiones en 1% para las tarjetas de crédito y en 0% para las de débito. Pero no hay nadie más pragmático que un empresario pyme. "Sale esto o no sale nada, aunque prefería la propuesta del Senado", explicó Cornide en la reunión en Diputados, ante el estupor de varios massistas. Era el argumento que él mismo le había escuchado días antes a Lipovetzky, su interlocutor con el oficialismo: "Si no cambian el borrador, no lo vamos a tratar", le había advertido el legislador.

Cornide se dedicó desde entonces a lo que más sabe: conversar con todos y hacer llegar su mensaje. Mandó, por ejemplo, al Congreso y a la sede massista de Tigre veinte camiones con promotoras y lo que en publicidad callejera se conoce como "hombres sándwich". Carteles colgados que, uno en la espalda y otro en el pecho del portador, exhibían un ruego sensible al afán desarrollista del Frente Renovador: "Diputado Massa: vote por las pyme". Se encontró además con Miguel Braun, secretario de Comercio; con José Ignacio García Hamilton, responsable de Legales de esa dependencia, y hasta con Fernando Sánchez, diputado de la Coalición Cívica, que le sugirió que lo mejor sería transmitirle todas esas inquietudes a Héctor Recalde, jefe del bloque del Frente para la Victoria, para que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA