Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala F, 13 de Diciembre de 2016, expediente COM 032722/2012/CA001

Fecha de Resolución13 de Diciembre de 2016
EmisorCamara Comercial - Sala F

Poder Judicial de la Nación “Año del Bicentenario de la Declaración de la Independencia Nacional”

En Buenos Aires a los trece días del mes de diciembre de dos mil dieciséis, reunidos los Señores Jueces de Cámara en la Sala de Acuerdos fueron traídos para conocer los autos “ASSEN MAXIMILIANO EXEQUIEL C/SEGUROS BERNARDINO RIVADAVIA COOP LTDA S/ORDINARIO” (Expediente N°

32722/2012) en los que al practicarse la desinsaculación que ordena el artículo 268 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación resultó que la votación debía tener lugar en el siguiente orden: D.B., O.Q. y T..

Estudiados los autos la Cámara plantea la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada de fs. 387/405?

El Señor Juez de Cámara doctor B. dice:

  1. Los antecedentes.

    Presentaré, resumidas, las posiciones sostenidas por los sujetos procesales intervinientes en la causa y las aristas dirimentes del conflicto suscitado que estimo útiles para su elucidación (CSJN, Fallos 228:279 y 243:563).

    a) M.E.A., por medio de apoderado, promovió demanda contra Seguros Bernardino Rivadavia Cooperativa Limitada, por cumplimiento de contrato, con más los daños y perjuicios sufridos, con intereses y costas.

    En primer lugar, señaló que su domicilio real es en la calle B.N.. 27 de la localidad de Villaguay, Pcia. de Entre Ríos.

    Fecha de firma: 13/12/2016 Firmado por: A.N.T., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.M.O.Q., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.F.B., PRESIDENTE DE LA SALA F Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23052020#168584765#20161207115520455 Poder Judicial de la Nación “Año del Bicentenario de la Declaración de la Independencia Nacional”

    De seguido, relató que fue titular registral del automóvil marca Peugeot 206 dominio DNG588, el cual se encontraba asegurado en la compañía accionada.

    Dijo que es miembro oficial de Prefectura con sede en Buenos Aires y que presta servicios de lunes a viernes.

    Explicó que no utilizaba habitualmente el rodado para dirigirse a su lugar de trabajo y que lo guardaba en el estacionamiento de su domicilio particular de la localidad de Villaguay.

    Indicó que su señora esposa se encontraba embarazada con fecha probable de parto el 28 de septiembre de 2011, y que por tal motivo USO OFICIAL decidió durante la semana del 12 de septiembre de 2011 acudir a su lugar de trabajo con su automotor para el hipotético caso de que su cónyuge precisara algo o bien naciera su hijo, quien a la postre nació el 30 de septiembre de 2011.

    Aclaró que los días en que se encuentra en Buenos Aires alquila un departamento ubicado en la calle L. 4824 2° “A” de la localidad de V.B., Pdo. de S.M. de la Provincia de Buenos Aires.

    Arguyó que el día 13 de septiembre de 2011, en momentos en que se encontraba en la localidad de Villa Ballester por cuestiones de agenda personal, resultó sorprendido por dos sujetos que se desplazaban a bordo de una motocicleta, quienes lo despojaron de su vehículo tras intimidarlo con un arma de fuego.

    Adujo que el 14 de septiembre de 2011 realizó la denuncia ante la compañía aseguradora demandada, la que quedó registrada bajo el Nro. 18/163522.

    Fecha de firma: 13/12/2016 Firmado por: A.N.T., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.M.O.Q., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.F.B., PRESIDENTE DE LA SALA F Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23052020#168584765#20161207115520455 Poder Judicial de la Nación “Año del Bicentenario de la Declaración de la Independencia Nacional”

    Denunció que el 14 de noviembre de 2011, la accionada le envió

    una carta documento mediante la cual le informaba que, haciendo uso de la cláusula 23 de las condiciones generales de póliza, se anulaba la póliza N..

    27-02-508301.

    Añadió que el 18 de noviembre de 2011 recibió una nueva misiva mediante la cual la defendida reiteraba los términos de una anterior carta documento que enviaran al domicilio de la calle L. 4824, donde se le hacía saber que declinaba toda responsabilidad en el siniestro por haber incurrido en reticencia, toda vez que la zona de guarda habitual del vehículo era una de mayor riesgo que la denunciada al momento de contratar la póliza USO OFICIAL que ampara a su automotor.

    Señaló que el 13 de diciembre de 2011 rechazó los términos de las mentadas misivas y reclamó el pago del seguro.

    Manifestó que la circunstancia de hallarse en Buenos Aires con su automotor se debió a razones personales y familiares extraordinarias, no permanentes ni habituales, agregando además que no mintió en su declaración.

    Postuló la aplicación de las consecuencias previstas por el art.

    56 de la Ley de Seguros, por no haberse pronunciado la aseguradora dentro de los 30 días de formulada la denuncia.

    Explicó que ante la imposibilidad de lograr un avenimiento con la demandada de manera extrajudicial, debió promover las presentes actuaciones.

    Reclamó: i) la suma asegurada de $30.000 con más el 20% de los valores consignados según cláusula 23; ii) el resarcimiento del daño moral Fecha de firma: 13/12/2016 Firmado por: A.N.T., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.M.O.Q., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.F.B., PRESIDENTE DE LA SALA F Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23052020#168584765#20161207115520455 Poder Judicial de la Nación “Año del Bicentenario de la Declaración de la Independencia Nacional”

    por la suma de $ 20.000; y iii) la cobertura del tratamiento psicológico por la suma de $25.720.

    Fundó en derecho su pretensión y ofreció prueba.

    b) Seguros Bernardino Rivadavia Cooperativa Limitada, por medio de apoderado, contestó la acción incoada en su contra con la presentación de fs. 164/174.

    Por imperativo procesal negó todos y cada uno de los hechos relatados por el actor en el libelo inaugural y solicitó su rechazo con costas.

    No obstante, reconoció que se vinculó con el demandante a través de un contrato de seguro.

    USO OFICIAL Adujo para repeler la responsabilidad que el accionionante le endilgó, que en autos existe un claro caso de reticencia que determina la nulidad del contrato de seguro.

    En tal sentido explicó que el actor contrató su póliza con la cláusula adicional N.. 35 que establecía la obligatoriedad de la guarda habitual del rodado en la zona contratada y que si bien aquél denunció –al tiempo de celebrar el contrato de seguro- un domicilio en la localidad de Villaguay, Pcia. de Entre Ríos, tras el siniestro se pudo constatar, por los propios dichos del actor e información complementaria recolectada, que el domicilio real se encontraba en la localidad de Villa Ballester, Partido de S.M., Pcia. de Bs. As.

    Denunció que tal conducta tuvo por propósito variar la cuantía de la prima del seguro, pues de acuerdo a la cláusula adicional 35, la prima se calcula en una proporción mayor si el asegurado se domicilia en Buenos Aires Fecha de firma: 13/12/2016 Firmado por: A.N.T., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.M.O.Q., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.F.B., PRESIDENTE DE LA SALA F Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23052020#168584765#20161207115520455 Poder Judicial de la Nación “Año del Bicentenario de la Declaración de la Independencia Nacional”

    por ser zona de “alto riesgo”, que si se domicilia en una localidad entrerriana que es considerada zona de “bajo riesgo”.

    Arguyó que la infracción contractual resultó evidente e implicó

    la nulidad del contrato, toda vez que la circunstancia de haber declarado un domicilio real distinto configura una clara reticencia en los términos del art. 5 de la LS.

    Señaló que de haberse conocido el real domicilio del asegurado, la prima mensual de la póliza habría sido de $ 2.086 y no de $ 768 como aquél abonaba.

    Finalmente, impugnó la procedencia y cuantía de los rubros USO OFICIAL indemnizatorios reclamados.

    Fundó en derecho su defensa y ofreció prueba.

  2. La decisión recurrida.

    En la sentencia de fs. 387/405, el J. a quo admitió

    parcialmente la demanda incoada por M.E.A. contra S.B.R.C.. Ltda., a quien condenó a pagar al primero la suma de $ 59.400, con más los intereses y las costas.

    Para resolver en el sentido apuntado y luego de señalar que no media controversia respecto de la existencia del contrato de seguro, el acaecimiento del siniestro y de su denuncia en tiempo y forma, expresó el sentenciante que debía dilucidarse si se había configurado la causal de “reticencia” alegada por la aseguradora para repeler su responsabilidad.

    De seguido, se explayó sobre la norma del art. 5 de la ley 17.418 y luego de examinar la prueba colectada en la causa ponderó que: i) la reticencia a la que alude la norma debe ser establecida por “juicio de Fecha de firma: 13/12/2016 Firmado por: A.N.T., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.M.O.Q., JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.F.B., PRESIDENTE DE LA SALA F Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23052020#168584765#20161207115520455 Poder Judicial de la Nación “Año del Bicentenario de la Declaración de la Independencia Nacional”

    peritos” quienes determinan si la conducta tuvo entidad suficiente para impedir la celebración del contrato, ii) la demandada no logró acreditar la defensa que esgrimió, esto es: que el domicilio habitual de guarda del automóvil fuese en la localidad de Villa Ballester, provincia de Bs. As., en lugar del denunciado por el actor al contratar, la ciudad de Villaguay, provincia de Entre Ríos, iii) el informe confeccionado por el Estudio Barattero SA –asesor de la demandada- del que pretendió prevalerse la compañía de seguros fue desconocido expresamente por el accionante en cuanto a su contenido y autenticidad y la requerida ninguna prueba aportó para dotarlo de virtualidad (v.gr. desistió de la prueba testimonial y tampoco instó la USO OFICIAL producción de la pericia caligráfica) y, iv) la reticencia alegada por S.B.R., basada en el contenido de la cláusula adicional nro. 35 –que refiere a la aplicación de tasas diferenciales por zonas de riesgo determinadas en función de la zona de guarda del rodado- no puede ser admitida. Ello así por cuanto en el frente de la póliza ninguna alusión expresa efectúa al...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR