Así será la relación de la AFA con el nuevo gobierno

 
EXTRACTO GRATUITO

Si al kirchnerismo no le importó gastar miles de millones de pesos para tener a la AFA de su lado, el macrismo aterrizará en el gobierno con una impronta muy diferente. Su prioridad será la eficiencia en la gestión. Tanto Luis Segura como Marcelo Tinelli saben que la relación con la Casa Rosada se reiniciará "desde cero". Allí donde estaba Aníbal Fernández, el jefe de Gabinete de Néstor y Cristina Kirchner, ahora se sentará Marcos Peña. Y que si el Fútbol Para Todos insumió cerca de $ 8000 millones desde agosto de 2009 a diciembre de 2015, la nueva premisa es que "el fútbol deje de ser un agujero negro".

Mauricio Macri considera al fútbol y la AFA como una prioridad. Tanto, que no dudó en rodearse de allegados al deporte más popular para armar su gabinete. Carlos Mac Allister es secretario de Deporte. Y Matías Lammens, presidente de San Lorenzo, rechazó la oferta para suceder a Diego Bossio al frente de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). Tan alto talla la pelota que Macri desayunó con Marcelo Tinelli antes de saberse presidente. Fue el viernes 19 en un hotel céntrico. Allí, entre café y medialunas, sentaron las bases de la relación entre ambos, y surgió el nombre de Fernando Marín como nuevo director del FPT.

Tinelli se llevó el compromiso de que la Casa Rosada ayudará a pagar los operativos policiales de los clubes, de que habrá un aumento por el canon del Fútbol Para Todos para 2016 (si se respetara el contrato original, el piso que debería cobrar la AFA el año próximo es de $ 2400 millones), y de que habrá publicidad privada en los partidos de fútbol. El candidato a presidente de la AFA también jugó sus cartas: le comunicó a Macri que si gana las elecciones mañana la AFA tendrá un nuevo gerente general, una especie de CEO, "a la manera de una empresa multinacional". Será este nuevo ejecutivo el encargado de sentarse a la mesa de negociaciones junto a Peña y sus allegados. El resultado de esas reuniones se comunicará a una mesa chica de dirigentes, en la que estarán Tinelli y sus hombres de confianza. La idea es que la relación entre el poder político del país y el del fútbol sea tanto o más fluida que hasta ahora. Y con reglas claras para ambas partes. En esa naturalidad del vínculo, Tinelli hasta se habría tomado una licencia: postular al periodista Enrique Sacco (ESPN) para ejercer la dirección periodística del Fútbol Para Todos macrista.

Pero no sólo fútbol abarca...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA