Asesinato en el country: declara la testigo de la agresión previa

Hasta ahora, todos los testigos que declararon en la causa en la que de Claudia Schaefer en el country Martindale confirmaron que la mujer era hostigada por su esposo, Fernando Farré, único detenido por el homicidio, ocurrido el 21 de este mes. Pero ninguno de ellos, en realidad, presenció agresión alguna de parte de Farré hacia su mujer.

Por eso, para la fiscalía, que intenta probar que el asesinato fue el punto culminante de una serie de episodios de violencia, es de vital importancia la declaración de María, la empleada que trabajaba en la casa del matrimonio en Recoleta y que, según consta en la denuncia que Schaefer hizo en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte, presenció un ataque ocurrido a principios de este mes. El testimonio está programado para hoy.

Pero no fue ella la única testigo de esa agresión: también estaban los tres hijos del matrimonio. Ante la necesidad procesal de probar el supuesto perfil violento del imputado, surgió la posibilidad de que la fiscal de Pilar, Carolina Carballido, y el abogado de la querella, Jorge Sandro, decidan que los tres chicos, de 13, 11 y 9 años, declaren asistidos por psicólogos en cámara Gesell.

Con respecto a esta posibilidad, el abogado Sandro expresó: "Lo tengo bajo análisis, es una alternativa relevante, pero hay que evitar revictimizaciones [las de los chicos] que puedan ser perjudiciales".

El 2 de este mes, al denunciar a su marido en la OVD, Schaefer, de 44 años, afirmó que Farré la había agredido física y verbalmente delante de sus hijos, y sostuvo que María estaba en la casa. La víctima recordó que el hombre la atacó porque había intentado usar su celular para grabar las amenazas, que la arrojó contra el sillón y le puso una rodilla en la cara.

Esta declaración fue evaluada por la OVD, que hizo un informe en el que se suscribió: "Al momento de la presente entrevista, y considerando lo impredecible de las conductas humanas futuras, se valora dicha situación como de bajo riesgo".

En el informe se dejó constancia de que "teniendo en cuenta el relato de la señora Schaefer se evalúa que esta situación se encuadraría dentro de la problemática de una conflictiva de pareja, con episodios de agresiones verbales, agravadas en la actualidad por la pérdida laboral del señor Farré".

Esa nota entra en contradicción con el planteo de la querella y de la fiscalía, que intentan probar que el homicidio de Schaefer fue el punto culminante de una sucesión de episodios de violencia. Por...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba