Asesinaron frente a su familia a un abogado de narcotraficantes

 
EXTRACTO GRATUITO

Hasta ayer la sangre del abogado penalista especializado en narcotráfico Horacio Augusto Ruiz todavía permanecía en el cordón de la vereda de su casa de Griveo al 3800, en Villa Devoto. La lluvia del fin de semana no había logrado dejar la vereda sin rastros del brutal asesinato que sufrió este hombre de 52 años, a las 19.45 del sábado, frente a su esposa y su hija de nueve meses.La familia recién había llegado a la casa cuando ocurrió el hecho. Noelia, la esposa de Ruiz, estaba sacando a su hija de la silla especial para bebes, en el asiento trasero de su auto, cuando escuchó, a metros de ella, una fuerte frenada. Alarmada, gritó y su marido salió a ver qué pasaba. Entonces, uno de los cuatro hombres que habían llegado a bordo de un Peugeot gris 307Si bien los investigadores hasta el momento no habían descartado la hipótesis de la entradera, el hecho de que Ruiz haya defendido a poderosos narcotraficantes derivó en una línea de investigación adicional: podría tratarse de una venganza.En 2010, Ruiz antes de su extradición a EE.UU. Este hombre fue considerado por ese país como un narcotraficante muy peligroso, poderoso y habilidoso para lavar dinero de las drogas. Sólo entre abril de 2007 y mayo de 2008 la organización de Caicedo Velandia obtuvo ganancias de 180 millones de dólares.Desde hacía ocho meses, Ruiz era el abogado, además, de familiares de Ignacio Álvarez Meyendorff, un narcotraficante colombiano detenido en la Argentina en 2011 y extraditado a EE.UU., donde está preso por el envío de toneladas de cocaína a Estados Unidos y Europa en submarinos. En 2000 también defendió al narco argentino Miguel Ángel Villalba, más conocido como "Mameluco", quien está detenido acusado por tráfico de drogas y liderar una banda en la zona de San Martín.Si bien los asesinos no llegaron a robar nada, lo que refuerza la hipótesis de una venganza, una fuente especializada en crímenes señaló que este asesinato no tiene las características propias de un clásico ajuste de cuentas. Que el tiro haya sido en la cara y no en una zona vital del cuerpo, y también que sean cuatro las personas que fueron a matarlo, responde a características que no coinciden con la hipótesis de la venganza.Ahora, los investigadores se abocarán a averiguar cuáles fueron las últimas causas que llevó el abogado y si sufrió amenazas previas.Tras el disparo, los delincuentes huyeron en el mismo vehículo en el que habían llegado rumbo a la avenida General Paz, que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA