Póquer de ases: cuatro empresas que le ganan a la crisis

 
EXTRACTO GRATUITO

El 18 de julio los funcionarios y abogados argentinos seguían negociando en Nueva York con el mediador que había designado el juez Griesa, con el objetivo de evitar un default de la deuda argentina, que a esas alturas ya se presentía como inminente. Ese mismo día y en la misma ciudad, los cuatro amigos y emprendedores que habían fundado la empresa Globant en Buenos Aires hace apenas 11 años se preparaban para tocar la tradicional campana en la Bolsa de Nueva York, en lo que significó su debut en Wall Street. En términos geográficos apenas eran unas cuadras las que separaban a la oficina del mediador Daniel Pollack del recinto del mercado más poderoso del mundo; en términos económicos, la distancia era enorme.El caso de Globant -una empresa argentina de software que cuenta con centros de desarrollo en Estados Unidos, Brasil y México desde los que atiende a clientes globales como Google, Electronic Arts, LinkedIn o Disney- es una excepción en una economía como la argentina, cada vez más aislada y golpeada por la recesión y la inflación.La buena noticia es que no se trata de la única y en distintos rubros se repiten los casos de compañías que a fuerza de capacidad de innovación, audacia, desarrollo de productos de alto valor agregado (y, por lo tanto, menos sensibles a los vaivenes de las commodities) y apuestas al largo plazo supieron aislarse de un contexto desfavorable y hoy disfrutan de un presente muy diferente al de sus competidores. Toyota, Accenture y Peñaflor son las otras tres empresas que la nacion eligió para contar cómo se gesta el éxito en medio de la crisis.Mientras la industria automotriz muestra varios de los peores números de la última década, con récords de suspensiones y cierres de autopartistas, el mayor problema que enfrenta la filial argentina de la compañía japonesa Toyota es cómo encontrar los 1000 operarios calificados que necesita para el proyecto de ampliación de su fábrica de Zárate.Ese proyecto le permitirá aumentar en más de 50% su nivel de producción, con una inversión de US$ 800 millones. "No suspendimos ni echamos a nadie. Por el contrario, tomamos gente. El mayor problema que tenemos es la búsqueda de personal para nuestra planta. Cada vez nos cuesta más encontrar empleados en Campana y Zárate, y estamos incorporando trabajadores de la Capital Federal, Arrecifes o Gualeguaychú", explican en Toyota Argentina.La búsqueda de talentos también es un motivo de desvelo para Accenture Argentina, que en una plaza cada vez más...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA