Sentencia de Cámara Federal de Apelaciones de Salta, 23 de Abril de 2014, expediente FSA 014000780/2012/CA001

Fecha de Resolución:23 de Abril de 2014
Emisor:Sala CAMARA

Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE SALTA

ta, 23 de abril de 2014.-

AUTOS Y VISTA:

Esta causa n° FSA 14000780/2012/CA1

caratulada “ARTAZA, F.G. s/ Falso testimonio”,

procedente del Juzgado Federal N° 1 de Salta, y RESULTANDO:

  1. Que el Defensor Oficial Ad hoc interpuso recurso de apelación en contra del auto de fs. 135/137 por el que se dictó el procesamiento de F.G.A. como presunto autor del delito de falso testimonio (art. 275 del Código Penal).

  2. Que las presentes actuaciones se iniciaron al imputársele a F.G.A. el delito de falso testimonio en circunstancias en que prestó declaración testimonial el día 1 de abril de 2011 ante la Fiscalía Federal N° 2 de Salta en relación al Expte. N° 46/11 caratulado “A., F.G. s/

    denuncia”, cuando manifestó que desde el día 25/01/11 desconocía el paradero de su mujer J.R.Q. como así también de sus hijos S.J. y M.F.A.; cuando en realidad todos ellos habían regresado a la ciudad de Salta el día 05/02/11, fecha a partir de la cual Quinteros y A. volvieron a convivir bajo un mismo techo, lo cual fue ocultado por el nombrado al brindar su testimonial ante la Fiscalía Federal N° 2.

    Al comparecer a prestar declaración indagatoria a fs. 115/116 el imputado negó rotundamente haber cometido el hecho endilgado, expresando que todo había sido un mal entendido y por lo tanto que no falseó la realidad de los hechos al momento de prestar declaración testimonial.

    Dijo que hasta el día 1 de abril de 2011

    -fecha en que prestó declaración testimonial- no le constaba fehacientemente que su mujer e hijos hubiesen regresado a esta ciudad provenientes del sur del país, aunque tomó conocimiento de tal circunstancia por comentarios de sus vecinos -a los que no supo individualizar- y por lo tanto supo del retorno de su mujer con posterioridad a la celebración de aquella declaración testimonial, tras lo cual volvieron a convivir en familia, en el inmueble propiedad de su suegra M.R.P., aduciendo que tal vez su único error fue no haber comunicado a la justicia federal tal circunstancia, en el convencimiento de que este regreso implicaba automáticamente el cierre de la investigación respecto del delito que había denunciado (trata de personas).

  3. Que el Defensor Oficial Ad hoc al expresar agravios a fs. 148/149 consideró que de lo actuado y de las constancias de la causa es materialmente imposible de determinar que su asistido haya tenido alguna responsabilidad en la comisión del delito enrostrado, no existiendo prueba...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba