Arsenal es puntero con una sólida clase abierta

 
EXTRACTO GRATUITO

SAN JUAN.- No había público local ni visitante. El partido fue a puertas cerradas, por los graves incidentes de tiempo atrás, en aquel choque contra Godoy Cruz. Ser sencillo y prolijo le significó a Arsenal ganar un partido con facilidad frente a un desdibujado San Martín, en San Juan. Fue una excelente planificación del astuto entrenador Gustavo Alfaro. No sólo ganó: es uno de los punteros, junto con Boca y Newell's, con un partido más. Y San Martín sufrió un duro golpe: sigue en Promoción, pero les abrió el juego a sus rivales comprometidos de abajo, como San Lorenzo, Tigre y compañía.Al poco andar del primer tiempo, llegó la primera respuesta: después de haber cometido el penal que derivó en el primer gol de Arsenal, marcado por Zelaya, Cristian Grabinski, lesionado, fue reemplazado por Diego Sosa. De esta manera, Sava regaló un cambio desde el arranque mismo del partido.También el técnico del verdinegro transformó esa norma sagrada del fútbol, equipo que gana no se toca. Las salidas de Emanuel Mas y de Maximiliano Núñez cambiaron sensiblemente el dibujo de juego que había intentado imponer en los primeros dos encuentros que dirigió Sava.A partir del primer gol, Arsenal seguía siendo muy práctico en el manejo de la pelota. Y cuando la perdía era solidario, la fórmula aconsejada para justificar a los 17 del primer tiempo el 2 a 0 que plasmó el juvenil Damián Pérez. A esta altura, ya San Martín evidenciaba sus incorregibles errores en defensa, esos que hasta el momento no pudo hacer desaparecer. El resto de la primera parte fue más de lo mismo: subidas por la derecha de Carbonero y por la izquierda de Pérez, además del incontrolable Benedetto. Así se fueron ambos a los vestuarios, con la convicción de que poco, muy poco, iba a cambiar en el desarrollo en la segunda mitad.San...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA