Arredondo, Ricardo. Derecho Diplomático y Consular, Abeledo Perrot, Buenos Aires, 2016, 300 páginas

Autor:Lilian del Castillo
Páginas:229-231
 
EXTRACTO GRATUITO
229
R   F, V. VII N° 2 N S II (2016) 229-242
Recensiones
ARREDONDO, Ricardo. Derecho Diplomático y Consular, Abeledo Perrot, Buenos
Aires, 2016, 300 páginas.
Bienvenida la publicación de este nuevo
libro sobre el Derecho Diplomático y Con-
sular, de Ricardo Arredondo, diplomático
y profesor de Derecho Internacional Público,
que resuelve un vacío de décadas en la
doctrina especializada argentina sobre el
derecho
internacional público. En efecto,
desde la obra de Daniel Antokoletz de 1928,
“Manual Di-
plomático y Consular” (Librería
La Facultad, Buenos Aires, 1928), la bibliografía en español
sobre este ámbito especíco de las relaciones internacionales ha
provenido de otros
países hispanohablantes
o de traducciones de obras en otros idiomas,
como es el caso de
la clásica obra de Phillippe Cahier, “Derecho diplomático contemporáneo” (Madrid, 1965),
o se la incorpora de
manera didáctica en los textos o manuales
de derecho internacional.
El contenido de la obra de Ricardo Arredondo, por el contrario, ilustra de manera
actualizada el ámbito dinámico del Derecho
Diplomático y Consular en sus múltiples
aspectos, detallando las funciones de las
representaciones diplomáticas y de las ocinas
consulares y las de quienes las ejercen:
los funcionarios diplomáticos y consulares.
La
obra no se limita a la descripción de los
aspectos estrictamente jurídicos de la función
diplomática, sino que describe en su primera parte, en el capítulo I, Los orígenes de
la diplomacia y su vinculación con las
relaciones internacionales y la política exterior,
describiendo la diplomacia como “el
arte de la representación, la negociación, la
protec-
ción de los intereses del Estado y de
sus ciudadanos en el exterior”. Avanza luego hacia
la denición del objeto especíco
del libro, el derecho diplomático y consular,
basado
en su evolución en el derecho consuetudinario, que desarrolló “las reglas que
regulan
los distintos aspectos de las relaciones diplomáticas” y que sigue siendo relevante aun
luego del proceso de codicación
que tuvo su comienzo con los protocolos del
Congreso
de Viena de 1814 a 1815 y adquirió
su expresión más completa con las convenciones de
Viena de Relaciones Diplomáticas
(1961) y Consulares (1963). El autor describe por último
en este capítulo, con autonomía
y concisión admirables que justicarían por
sí solas la
lectura del libro, las fuentes del
Derecho Diplomático y Consular, realizando
un exhaustivo
desarrollo en el que también
incluye el Derecho interno, analizando en
ese aspecto el
Derecho argentino en particular.
A partir del Capítulo II se enfoca en las
relaciones diplomáticas, vehículo de la “acción
exterior del Estado” y analiza detalladamente los órganos del Estado en sus relaciones
exteriores, que comprenden a los
Jefes de Estado y de Gobierno, los ministros
de Relaciones
Exteriores, el Servicio Exterior y otros órganos de gobierno. Este capítulo demuestra la
acabada erudición del
autor en sus numerosas referencias, en las
que incluye las juris-
prudencias nacional e internacional sobre cada uno de los órganos estatales de la manera
más actualizada posible, a la vez que incorpora una muy rica bibliografía que permitirá al
lector interesado
ampliar exponencialmente su conocimiento
del tema.
Una parte sustancial del Derecho Diplomático y Consular, el de los privilegios e in-
munidades, es tratado especícamente en
el Capítulo III, en el que se analizan las normas
que regulan la inmunidad del Estado y
de sus órganos centrales. Arredondo distingue las
inmunidades funcionales de las personales y trata en particular la inmunidad
de los Jefes

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA