Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala K, 23 de Noviembre de 2018, expediente CIV 037076/2014/CA001

Fecha de Resolución23 de Noviembre de 2018
EmisorCamara Civil - Sala K

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K Expediente N° 37076/2014.

A., R.O. y otro c/ Renna, E. s/ daños y perjuicios

.

Juzgado N º 73.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los días del mes de noviembre de 2018, hallándose reunidos los Señores Vocales integrantes de la Sala K de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, a fin de dictar sentencia en los autos “A., R.O. c/R., E. s/daños y perjuicios”, y habiendo acordado seguir en la deliberación y voto el orden de sorteo de estudio, el Dr. A. dijo:

I.- Vienen estos autos a este Tribunal con motivo del recurso de apelación interpuesto contra la sentencia de primera instancia dictada a fs. 230/238, expresando agravios la citada en garantía en la memoria de fs. 287/290.

El traslado no fue contestado por los actores.

Antecedentes

La presente causa tiene origen en el accidente de tránsito ocurrido el 24 de enero de 2013, a las 10 horas aproximadamente, en la intersección de las calles J.J. y Pte. P. de la localidad de San Justo, Provincia de Buenos Aires.

El hecho ocurrió en circunstancias en que el Sr. R.O.A. circulaba al mando del automóvil marca Chevrolet Corsa dominio JDY 172, de propiedad de su cónyuge, por la primera de las arterias mencionadas, cuando al llegar a la calle Pte.

P., dobló hacia su derecha tomando esta última arteria de doble sentido de circulación, siendo embestido por el demandado quien conducía un vehículo Peugeot 504 dominio SFJ 493.

III.- Sentencia.

La Sra. Juez de grado, con fundamento en lo dispuesto en el art. 1113, y cc. del Código Civil, no habiendo la emplazada acreditado eximente alguno de responsabilidad, hizo lugar a la demanda, condenando a E.R. a abonar a R.O.A. la suma de pesos diez mil ($10.000) y a M.A.B. la Fecha de firma: 23/11/2018 Alta en sistema: 19/12/2018 Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: O.O.A. , JUEZ DE CAMARA Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA #21007051#218748368#20181123111529749 suma de pesos veinticuatro mil ($ 24.000), en el término de diez días, con más intereses y costas.

Hizo extensiva la condena a “Paraná S.A. De Seguros”, en los términos del artículo 118 de la ley 17.418.

IV.- Agravios.

Se agravia la citada en garantía, respecto de las partidas indemnizatorias otorgadas en concepto de “daño moral” y “privación de uso”, como asimismo, en relación a la tasa de interés fijada sobre el capital de condena.

V.- Atento la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial (Ley 26.994 y su modificatoria Ley 27.077), de conformidad a lo previsto en su art. 7 y teniendo en cuenta la fecha de los hechos ventilados en autos, es que resultan de aplicación al caso las normas del Código Civil de Vélez.

VI.- Daño moral.

El presente ítem fue fijado en la suma de $ 10.000, la que es apelada por la re

currente por considerarlo excesivo.

Sobre la cuestión, enseña R.D.P., que el daño moral importa, una minoración en la subjetividad de la persona, derivada de la lesión a un interés no patrimonial, o, con mayor precisión, una modificación disvaliosa del espíritu, en el desenvolvimiento de su capacidad de entender, querer o sentir, consecuencia de una lesión a un interés no patrimonial, que habrá de traducirse en un modo de estar diferente de aquel al que se hallaba antes del hecho, como consecuencia de éste y anímicamente perjudicial (P., Daño Moral, p. 47).

La opinión doctrinaria casi uniforme considera que la tesis resarcitoria contempla con mayor certeza el fundamento de la reparación del perjuicio experimentado por el damnificado, con ello quedo superada la concepción que entendía analizar el tema focalizando su atención en el autor, propiciando la imposición de una sanción ejemplar a este último.

Es así que se diferencia la noción de daño reparable en sentido amplio conceptualizándolo como la lesión a cualquier derecho subjetivo, de otra acepción estricta, que entiende que dicha lesión recae sobre ciertos derechos, patrimoniales o extrapatrimoniales, cuyo menoscabo genera una sanción patrimonial.

Fecha de firma: 23/11/2018 Alta en sistema: 19/12/2018 Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: O.O.A. , JUEZ DE CAMARA Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA #21007051#218748368#20181123111529749 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K Este último significado relevante en derecho de daños pone en evidencia que la consecuencia de la lesión al derecho subjetivo siempre es cuantificable en dinero.

La indemnización tiene como finalidad la satisfacción de la víctima por el victimario, a través de una prestación de índole patrimonial que se le impone a este último a favor de aquella, aunque no siempre el rol de tal indemnización es estrictamente resarcitorio, sino que puede ser satisfactorio como ocurre en el daño moral.

En esa instancia juega la prudente discrecionalidad del juzgador, quien si bien es cierto encuentra obstáculos en la valuación, como también ocurre con ciertos daños de índole material, debe llevarla a cabo analizando las circunstancias fácticas que enmarcaron el hecho dañoso, así como las consecuencias de tipo individual o social que originaron.

Tal valoración debe efectuarse teniendo en cuenta la entidad del daño moral en función de la gravedad objetiva del menoscabo (conf. B., P. presentada en las II Jornadas Sanjuaninas de Derecho Civil con la adhesión de los Dres. B., P., Vallespinos, Z. de G., entre otros).

En tal sentido, señala R.D.P. en la obra citada (p. 240) que “El dolor, la pena, la angustia, la inseguridad, etc. son solo elementos que permiten aquilatar la entidad objetiva del daño moral padecido. Pero todo ello debe ser valorado prudencialmente por el juez, tomando en cuenta las circunstancias objetivas del caso concreto”.

La tesis resarcitoria tiene plena vigencia en doctrina nacional, por lo que, en la valuación del daño moral padecido, no debe primar la idea de placeres compensatorios que servirían para brindar consuelo a la víctima, sino que es necesario estimar la entidad objetiva del daño...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR