Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala B, 28 de Marzo de 2018, expediente CIV 091064/2013/CA001

Fecha de Resolución28 de Marzo de 2018
EmisorCamara Civil - Sala B

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B 91064/2013 ARIAS, L.S. c/ AZUL SATA Y OTRO s/DAÑOS Y PERJUICIOS (ACC.TRAN. C/LES. O MUERTE)

Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de marzo de dos mil dieciocho, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, S. “B”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados: “A., Lucia Susana C/ Azul SATA Y Otro S/Daños Y Perjuicios” respecto de la sentencia de fs. 255/267, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden Señores Jueces Doctores: CLAUDIO RAMOS FEIJOO -

ROBERTO PARRILLI -

A la cuestión planteada el Dr. C.R.F., dijo:

  1. La sentencia de fs. 255/267 –junto con la aclaratoria de f. 272-

    hizo lugar a la pretensión incoada por Lucía Arias contra Azul S.AT.A.. En consecuencia, condenó a la demandada a abonarle a la actora la suma de $

    267.200, a lo que se deberán agregar sus intereses y costas. Asimismo, hizo extensiva la misma a la citada en garantía “Protección Mutual de Seguros del Transporte Público de Pasajeros” conforme el art. 118 de la ley 17.418.).

  2. A f. 270 apela el pronunciamiento reseñado la parte actora, y a fs. 292/297 funda sus agravios.

    Se queja de los montos por los cuales procede la demanda, refiriendo que las partidas asignadas para responder al daño psicofísico, tratamiento psicológico, gastos y daño moral resultan exiguas en función de los perjuicios sufridos.

    A fs. 298/305 expresa agravios la citada en garantía.

    En primer término, se queja de los rubros “Incapacidad sobreviniente” y “Daño Moral” por considerarlos elevados e improcedentes.

    En segundo, se agravia de la tasa de interés establecida por el a quo, toda vez que considera que desde la producción del daño y hasta la fecha de la sentencia debe aplicarse una tasa menor a la activa.

    Fecha de firma: 28/03/2018 Alta en sistema: 03/04/2018 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA #15962076#198902917#20180326123234912 Por último solicita que se disponga la oponibilidad de la franquicia estipulada en el contrato de seguro, en consonancia con lo decidido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

    Finalmente, a f. 271 apela la sentencia de grado la parte demandada y a fs. 306/308 funda su recurso.

    Su queja principal versa sobre la procedencia de la demanda, ya que entiende que no se encuentra acreditado correctamente el hecho de marras.

    Seguido, refiere que le causa agravio la tasa de interés establecida en el pronunciamiento en crisis.

  3. El themadecidendum de esta Alzada quedó circunscripto a determinar la atribución de responsabilidad por los hechos acaecidos y, en su caso, la procedencia y cuantía de los diversos rubros indemnizatorios solicitados en el escrito inaugural, como así también la tasa de interés y la oponibilidad de la franquicia pactada.

    Es menester efectuar una advertencia preliminar: en el estudio y análisis de los agravios he de seguir el rumbo de la Corte Federal y de la buena doctrina interpretativa. En efecto, claro está que los jueces no están obligados a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso (ver CSJN, "Fallos": 258:304; 262:222; 265:301; 272:225; F.Y., "Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, Comentado, Anotado y Concordado", T°

    I, pág. 825; F.A.. "Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.

    Comentado y Anotado", T 1, pág. 620). Asimismo, en sentido análogo, tampoco es obligación del juzgador ponderar todas las pruebas agregadas, sino únicamente las que estime apropiadas para resolver el conflicto (art. 386, in fine, del ritual; CSJN, "Fallos": 274:113; 280:3201; 144:611).

    Es en este marco, pues, que ahondaremos en la cuestión de fondo del caso sub examine.

  4. En cada caso que llega a un estrado judicial el magistrado realiza una verdadera reconstrucción histórica con el objeto de determinar si los hechos alegados por las partes son ciertos o no. Para ello examina las pruebas, las aprecia con un criterio lógico jurídico y finalmente les asigna su valor de acuerdo con las reglas de la sana crítica y las máximas de la experiencia, constituyendo su límite esencial la fundamentación de sus argumentaciones (confr. Cámara Federal de Apelaciones de San Martín "Del Valle Campos, E. y otros c. Empresa Ferrocarriles Argentinos s/ daños y perjuicios" 16/12/88).

    Fecha de firma: 28/03/2018 Alta en sistema: 03/04/2018 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA #15962076#198902917#20180326123234912 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B El encuadre jurídico efectuado por el sentenciador es correcto, pues el transportador es responsable por el daño que sufran los pasajeros durante el viaje, en razón del deber de seguridad que le impone el contrato, en virtud del cual debe transportar o conducir a la persona sana y salva al lugar convenido. Y si algún daño sufre durante el transporte, nace la obligación de indemnizarla por parte del porteador, sin que pueda exonerarse alegando y probando que no hubo culpa de su parte o de sus dependientes o subordinados (conf. B.A., J., "Teoría General de la Responsabilidad Civil", pág. 319).

    De ahí que, frente al caso concreto, luego de sentar los principios que deben regir la solución de una litis dada, el juzgador debe comenzar por analizar en primer lugar si se dan los requisitos necesarios para que funcionen las presunciones de causalidad y responsabilidad establecidas por el art. 184 del Código de Comercio, esto es, daños ocasionados al viajero, y que los mismos se hayan producido durante el transporte.

    Lo expuesto en el párrafo anterior importará en primer término la demostración de la calidad de pasajero. La segunda prueba a cargo de la víctima consistirá en probar que los daños han sido experimentados mientras era transportada, o sea, la relación de causalidad adecuada entre el hecho y el daño.

    A partir de la producción de ambas pruebas, entrará a jugar la posición procesal del transportador, en cuanto a la eventual demostración de haberse producido la ruptura del nexo causal, esto es, caso fortuito, culpa de la víctima o la de un tercero por quien la demandada no deba responder.

    El factor objetivo de imputación recogido por el citado artículo 184, se proyecta en la distribución de la carga probatoria. Por un lado, el actor debe probar su carácter de pasajero y la lesión padecida durante el viaje, la que importa incumplimiento de la obligación de llevar al pasajero sano y salvo al lugar de destino. Por el otro, incumbe a la transportadora alegar y probar alguna de las eximentes previstas en dicha normativa (conf. CNCiv., S.G., 21/05/1996, elDial – AE8EC).

    Estando acreditado el carácter de pasajero de la actora (ver fs.

    3/4) y que las lesiones se produjeron mientras se encontraba descendiendo del colectivo, corresponde a la empresa demanda demostrar las eximentes de responsabilidad para poder interrumpir el nexo causal, pues por la obligación de seguridad que le competía debía trasladar al pasajero sano y salvo a su destino (En igual sentido, CSJN "Salcedo, A. c/ Transportes Metropolitanos" del 16/11/2004, Ed. LA LEY 24/05/2005).

    Así, a fs. 165 declara B.A.P., y respecto del hecho de marras manifiesta que: “[…] sí, presenció el accidente, fue en mayo.

    Fecha de firma: 28/03/2018 Alta en sistema: 03/04/2018 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA #15962076#198902917#20180326123234912 Estaba la dicente con su pareja parados en la esquina de B. y B. para cruzar la avenida, ve que para un colectivo amarillo baja un muchacho corriendo y se va y luego sienten que cierra la puerta y una señora grita arriba del colectivo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR