Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 30 de Octubre de 2009, expediente 24.919/2008

Fecha de Resolución30 de Octubre de 2009

SENTENCIA Nro. 91465 CAUSA NRO. 24.919/2008 “ARIAS EDUARDO

MARCELO c/S.A.C. SOCIEDAD ANONIMA CINAMTOGRAFICA s/LEY 25561” –

JUZGADO Nro. 74-

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a 30 de octubre de 2009, reunidos en la Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

La doctora P. dijo:

El actor y la parte demandada apelan la sentencia de la instancia anterior en los términos de sus respectivos memoriales obrantes a fs. 97/99 y fs. 101/107 vta., con réplica a fs. 111/114 vta.

El actor se queja por la remuneración que tomó

la Sra. Juez para calcular la indemnización prevista en el art. 245

de la LCT, toda vez que debe utilizarse la mejor remuneración mensual, normal y habitual devengada durante el último año de servicios, la que a su entender alcanza a la suma de $3.158,02.

También cuestiona que no hubiera acogido el incremento indemnizatorio previsto en el art. 2 de la ley 25323. La parte demandada apela porque la sentenciante la condenó al pago del sac sobre el rubro indemnización por despido y de las diferencias indemnizatorias. Por último, cuestiona el progreso y la cuantía del agravamiento indemnizatorio previsto por el art. 16 de la ley 25561, modificado por el art. 4 de la ley 25972, en su postura, no corresponde el pago de dicho concepto por cuanto a la fecha del despido la norma había perdido vigencia.

Llega firme a esta alzada que el despido del actor se produjo el 31 de marzo de 2007, y que como liquidación final, percibió la suma de $23.555,63 (recibo que obra en el sobre que corre por cuerda, aportado por la parte actora y reconocido por la demandada a fs. 43, cuya copia corre a fs. 28).

La parte actora se queja porque la Sra. Juez utilizó como base de cálculo de la indemnización por despido la remuneración de $1.606,79, que resulta de un promedio entre la menor y la mayor percibidas ($1.471, $3.158,02).

Cuando el art. 245 de la L.C.T. dispone tomar como módulo "la mejor remuneración mensual, normal y habitual" se refiere a los rubros que componen el salario, para excluir gratificaciones extraordinarias, sueldo anual complementario u otras prestaciones que por su naturaleza no sean susceptibles de ser ganadas todos los meses, en tanto el adjetivo "mejor" se refiere al monto (en sentido análogo, SD N° 72.405 del 30.9.96, in re "B., D.O. c/ Sanatorio Colegiales SA", del registro de esta Sala). Por lo tanto, corresponde computar la mejor remuneración sin recurrir a promedios. Este criterio ha sido ratificado por la doctrina plenaria que sentara esta Cámara al decidir los autos "Brandi, R.A. c/ Lotería Nacional Sociedad del Estado s/ despido" (Fallo Plenario Nro. 298 del 5 de octubre de 2000).

En mi criterio la modificación dispuesta por la ley 25.877 al art. 245 de la L.C.T. cuando alude a “la mejor 1

remuneración mensual, normal y habitual devengada durante el último año...”, mientras que el texto anterior utilizaba la expresión “percibida”, debe ser entendida a la luz de la doctrina que sentara la Corte Suprema de Justicia de la Nación al resolver el caso “B., S. c/ Instituto Tecnológico de Hormigón S.A.”

Fallos 213.5001, que subyace en los distintos votos del Fallo Plenario Nº 288 de esta Cámara, recaído en autos “T., E.Á. c/ Pirelli Técnica SA”. La modificación es positiva porque disipa las situaciones litigiosas que se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR