La Argentina está todavía muy lejos del auto eléctrico

 
EXTRACTO GRATUITO

A diferencia de lo que ocurre en los países centrales, todavía habrá que esperar algunos años para que los argentinos puedan ir a una concesionaria y salir manejando un auto 100% eléctrico. Aunque ya se dieron los primeros pasos en esa dirección, los avances son mucho más lentos que en Europa y Estados Unidos.Una suma de falta de infraestructura adecuada, precios caros combinados con impuestos altos, y escaso desarrollo del mercado eco-friendly hacen que la Argentina todavía esté lejos de las proyecciones globales.Un estudio de la consultora KPMG arrojó que si bien la demanda global de vehículos eléctricos para 2025 no superaría el 15% de los patentamientos, en países como Japón se ubicaría por encima del 25%. No hay datos individuales sobre nuestro país pero, en el caso de Brasil, esa participación rondaría entre 6 y 10%. "Toda la región está bastante en pañales en este tema. Vemos el fenómeno desde afuera", dijo Eduardo Crespo, socio de KPMG Argentina. "Aquí vamos a tardar un poco más en llegar al 10 por ciento."Uno de los principales obstáculos son los precios. "Las marcas tienden a ser cada vez más globales, pero los precios son diferentes en cada país. Y el componente impositivo cambia. Aquí llega al 50%", dijo Crespo. En particular por tratarse de autos importados de extrazona (ninguna marca está pensando hoy en fabricar la tecnología en el Mercosur) los aranceles y tributos al lujo dejarían estos vehículos fuera de competencia. "En Europa o Japón se consiguen a 18.000 euros y aquí, a juzgar por los antecedentes, se ubicaría cerca de los 50.000 dólares", agregó.Hoy no se vende en la Argentina ningún auto 100% eléctrico pero, desde fines de 2009, Toyota comercializa el Prius, un híbrido de mejor eficiencia en combustibles líquidos, pero que todavía no prescinde de ellos. En el mundo, Toyota vendió 2,3 millones de híbridos (80% de las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA