La Argentina, ¿un país en serio?

 
EXTRACTO GRATUITO

El reciente episodio en el que el Banco Central le negó el acceso a http://www.lanacion.com.ar/1515681-chaco-pesifico-una-deuda-en-dolares-y-se-hundieron-los-bonos para la compra de divisas destinadas al pago de un bono emitido en dólares bajo legislación local ha sido un episodio de consecuencias muy negativas para la economía. El Banco Central adujo para negar el acceso de la provincia al mercado de cambios que en el caso de las deudas emitidas bajo ley local éstas no se encuentran incluidas dentro de ninguno de los 120 códigos de acceso al mercado oficial de divisas.Que el default o no default de una provincia o empresa en la Argentina dependa de "tener código de acceso" o no al mercado de divisas pone en una situación de extrema fragilidad al sector privado o público provincial a la hora de buscar financiamiento. Ya no es la capacidad o voluntad de pago de empresas y provincias ni la legislación general las que determinan si se puede cumplir con las obligaciones. Una simple resolución del Banco Central determina quién accede y quién no a la posibilidad de hacerlo en moneda extranjera.http://www.lanacion.com.ar/1516201-la-pesificacion-de-bonos-abrio-otra-polemica-en-el-gobierno-bonaerense provocado por la provincia del Chaco han sido múltiples. Por un lado, la pesificación de ese pago ha provocado una caída en la cotización de todos los bonos, especialmente de los provinciales y corporativos, lo cual generó un aumento en el costo del endeudamiento para todos quienes quisieran financiarse mediante la emisión de deuda en el mercado. Por el otro, representa una marcada arbitrariedad para los suscriptores de esa deuda, la que fue pautada con anterioridad a la vigencia del cepo cambiario para ser pagada en dólares, no en su equivalente en pesos.Paradójicamente, el Gobierno, mientras dice defender a los argentinos, castiga a los tenedores de activos que se rigen por las leyes locales y provee acceso al mercado cambiario oficial a bonistas que se encuentran amparados por las leyes de Estados Unidos o Inglaterra. Se trata de una tremenda discriminación que traerá consecuencias inauditas para el futuro, ya que aquellas empresas y particulares que deseen evitar futuras expropiaciones deberían saber que sus contratos sólo serán respetados si se encuentran basados en leyes extranjeras.A la vez, el Gobierno debería recapacitar sobre su proceder, o quizá debería pensar en modificar su eslogan "Argentina, un país en serio".La decisión tomada con la deuda provincial en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA