Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala D, 29 de Marzo de 2022, expediente COM 035460/2013

Fecha de Resolución29 de Marzo de 2022
EmisorCamara Comercial - Sala D

Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial SALA D

En Buenos Aires, a los 29 días del mes de marzo de 2022, se reúnen los Señores Jueces de la Sala D de la Excelentísima Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital Federal, con el autorizante, para dictar sentencia en la causa “ARCOR S.A.I.C. c/ CESCE ARGENTINA DE

SEGUROS DE CREDITOS Y GARANTIAS S.A. s/ ORDINARIO”, registro n° 35460/2013, procedente del JUZGADO N° 23 del fuero (SECRETARIA

N° 45), en la cual como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo previsto por el art. 268 del Código Procesal, resultó que debían votar en el siguiente orden, D.: G., H., V..

Estudiados los autos la Cámara planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta, el señor Juez de Cámara, doctor Juan R.

Garibotto dijo:

  1. La sentencia de primera instancia.

    El primer sentenciante hizo lugar a la demanda en su totalidad y condenó a Cesce Argentina de Seguros de Créditos y Garantías S.A. a pagar a Arcor S.A.I.C. la suma de U$S 142.277,08 con más intereses a una tasa fija del 7% anual. Además, le impuso la totalidad de las costas derivadas del litigio.

    Para así decidir, estimó que al momento de inicio de esta litis el plazo de prescripción respecto de las facturas nros. 19E003200002557,

    19E003200002579, 19E000900071814, 19E000900071944 y 19E000900071945 no había corrido; y que la propia demandada había expresado en las cartas documento remitidas los días 14.11.2011, 20.3.2012 y Fecha de firma: 29/03/2022

    Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.P., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA

    16.7.2012 que la cobertura asegurativa oportunamente brindada se hallaba suspendida por existir una controversia con la deudora Delicia Foods LTD. A

    ello agregó que, de todas formas, teniendo en cuenta la misiva de fecha 17.7.2012 y la suspensión provocada por los trámites insumidos por la mediación prejudicial obligatoria por un total de 100 días, a la fecha de promoción de la demanda el plazo anual del art. 58 de la ley 17.418 no se hallaba vencido.

    Por otro lado, juzgó que el planteo de falta de legitimación activa para reclamar la indemnización por las facturas n° E19003200002557 y n°

    E19003200002579 correspondientes a las operaciones llevadas a cabo por la firma Frutos de Cuyo S.A. resultó extemporáneo y contrario a la aceptación de todas las ventas realizadas en el exterior, denunciadas anteriormente por Arcor S.A.I.C. con respecto a las empresas vinculadas al grupo, de modo que desestimó la defensa articulada.

    Además, para concluir de ese modo, dijo que del peritaje contable surgen registrados tales documentos en la contabilidad de la actora, y que desde 2009 la modalidad de la declaración de ventas por la asegurada consistía en remitir a la aseguradora el detalle de las operaciones realizadas,

    indicándose a qué sociedad del grupo pertenece cada una, lo cual nunca fue objetado por la demandada.

    En tales términos la sentencia fue pronunciada.

  2. El recurso.

    Cesce Argentina de Seguros de Créditos y Garantías S.A. apeló

    la sentencia y expresó agravios el 2.2.2022, los cuales fueron respondidos por la actora el 11.2.2022.

    Cuatro son los agravios que la aseguradora expresó.

    (i) Se quejó de que no se hubiere hecho lugar a la defensa de prescripción.

    Señaló que fue erróneo el cálculo efectuado sobre el inicio del cómputo del plazo prescriptivo, y sostuvo que las facturas emitidas por F. de Cuyo S.A. (n° 19E00300002557 y 19E00300002579) fueron rechazadas expresamente mediante carta documento el 14.11.2011 y los restantes Fecha de firma: 29/03/2022

    Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.P., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA

    documentos mediante misiva del 20.3.2012, y no en la fecha considerada por la sentencia.

    Insistió en que aun teniendo en cuenta los cien días de suspensión derivados de la mediación, la acción ya se encontraba prescripta al tiempo en que se dedujo la demanda.

    (ii) Se agravió de que se hubiera rechazado la exclusión de cobertura planteada con respecto a las facturas nros. 19E00300002557 y 19E00300002579 por ventas realizadas por F. de Cuyo S.A.

    Afirmó que contrariamente a lo juzgado, del peritaje contable surge que Arcor S.A.I.C. sólo exhibió copias de tales instrumentos a la experta y que tales facturas no se encuentran contabilizadas en los libros de comercio de la actora ni fueron emitidas por ella; dijo que Arcor S.A.I.C. no ofreció

    prueba sobre la emisión de las facturas por F. de Cuyo S.A. y, tampoco,

    acerca de que la falta de pago de esos documentos no emitidos por ella le hubieran generado de pérdida; y puso de resalto que la póliza 88-G que sustenta el reclamo establecía una obligación asegurativa con respecto a Arcor S.A.I.C. y no a las sociedades que presuntamente pertenecerían al grupo, y de todo ello concluyó que de no hacerse lugar a la falta de legitimación activa opuesta se configuraría un supuesto de enriquecimiento sin causa en cabeza de la actora.

    (iii) Planteó la inexistencia de mora para el caso de que no se hiciera lugar a la defensa de prescripción, y cuestionó las fechas fijadas para el cómputo de los intereses en la aclaratoria dictada el 18.11.2021, postulando que se contradice con los fundamentos de la sentencia sobre el rechazo de la excepción de prescripción.

    (iv) Se quejó de que hubiera sido condenada a pagar la indemnización en moneda extranjera.

    Adujo que no solo la propia actora en su demanda solicitó de forma alternativa que el cumplimiento de su reclamo lo fuera en moneda extranjera o su equivalente en moneda nacional al tipo de cambio vendedor del Banco Nación, sino que ello fue expresamente previsto en el contrato de seguro objeto del juicio; hizo referencia a la imposibilidad de adquirir divisas Fecha de firma: 29/03/2022

    Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.P., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA

    extranjeras por disposición del BCRA y del Poder Ejecutivo Nacional y, por todo ello, solicitó que en caso de no admitirse la defensa de prescripción, se revoque la sentencia haciéndose lugar al pago en moneda de curso legal al tipo de cambio vendedor, conforme lo pactado en la póliza y a lo previsto en el art.

    765 del Código Civil y Comercial de la Nación.

  3. La solución.

    i. Dos son las especies de seguros de crédito: el seguro de crédito propiamente dicho y el seguro de caución, aval o fianza.

    Respecto del primero, que es el que nos ocupa y es también denominado “seguro contra la insolvencia del deudor”, la doctrina se halla conteste en cuanto a que se caracteriza por ser estipulado por el acreedor en su propio interés, y no por el deudor en interés y por cuenta del acreedor cual ocurre con el seguro “de caución” (cfr. M., en “Lecciones preliminares sobre el Contrato de Seguro”, Buenos Aires, 1963, págs. 27 y sig.; D., en “Trattato di Diritto delle Assicurazioni Private”, Roma, 1949, tº. III, nros. 708

    y 709; G., en “Contrato de Seguro Terrestre”, Madrid, 1982, pág. 386

    y sig.; B. y P., en “Traité Général des Assurances Terrestres Droit Francais”, París, 1945, pág. 253).

    En el seguro de crédito, el interés en riesgo se halla relacionado solamente con las siguientes formas de crédito: (i) créditos llamados comerciales; esto es, a breve término, derivados de los contratos de compraventa en el mercado interno, entre comerciantes en el ejercicio de su propia actividad empresarial; (ii) créditos comerciales provenientes de ventas a plazo a otros comerciantes o a particulares, con el aditamento de que el riesgo garantizado es el llamado “de pérdida definitiva” total o parcial del valor del crédito por insolvencia del deudor y (iii) créditos derivados del comercio de exportación.

    Es este último el supuesto de autos.

    Al respecto, conviene advertir que el seguro de crédito a la exportación es una especie de seguro de daños patrimoniales pues,

    precisamente, tiene una función indemnizatoria del daño que puede sufrir el exportador (conf. G.G., en “Seguro de crédito a la exportación”, en Fecha de firma: 29/03/2022

    Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.P., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA

    la obra coordinara por B., “Derecho de Seguros – Homenaje de la AADS

    al profesor doctor J.C.F.M., Buenos Aires, 2001, pág. 219, espec.

    pág. 229; P., en “Seguro de crédito a la exportación y comercio exterior: pautas generales, concepto, elementos, importancia, finalidad”, en RDPC, t. 20 [Seguros-II], p. 63 y sig.).

    Como derivación de tal calificación jurídica, no hay inconveniente en aplicar la regla propia de los seguros de daños patrimoniales según la cual la acción del asegurado para reclamar el cobro de la cobertura nace, de ordinario, con la producción del siniestro y, desde ese momento,

    comienza a prescribir (conf. H., en “Seguros – explicación crítica de la ley 17.418”, Buenos Aires, 1972, págs. 655/656, n° 5); bien que con la especificidad que determina el hecho de que el siniestro en los seguros de crédito (una de cuyas variantes es el de crédito a la exportación, quedó dicho)

    se evidencia por la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR