Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala B, 21 de Noviembre de 2017 (caso ARCADIA PRODUCCIONES SA c/ TOLCACHIR CLAUDIO ENRIQUE Y OTROS s/DAÑOS Y PERJUICIOS)

Fecha de Resolución:21 de Noviembre de 2017
Emisor:Camara Civil - Sala B
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B 15801/2009 ARCADIA PRODUCCIONES SA c/ TOLCACHIR CLAUDIO ENRIQUE Y OTROS s/DAÑOS Y PERJUICIOS Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de Noviembre de dos mil diecisiete, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, S. “B”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados: “Arcadia Producciones S.A. c/ Tolcachir, C.E. s/ daños y perjuicios” acumulado a “R., M.F. c/ Tolcachir, C.E. y Otro s/ daños y perjuicios”, respecto de las sentencias de fs. 1719/1734 y 494/509 –respectivamente- el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden Señores Jueces Doctores: CLAUDIO RAMOS FEIJOO -

ROBERTO PARRILLI - MAURICIO LUIS MIZRAHI -

A la cuestión planteada el Dr. C.R.F., dijo:

I. La sentencia de fs. 1719/1734 (expte. n° 15.801/2009) rechazó

la demanda interpuesta por “ARCADIA PRODUCIONES S.A.” contra C.E.T., V.L., M.J. de Padova y “Ciudad Cultural SA” (Konex).

Hizo lo propio con la deducida por M.F.R., y acumulada a la presente, de daños y perjuicios contra C.E.T., V.L., M.J. de Padova y O.B., en virtud de los mismos hechos en que sustenta la pretensión de los autos acumulados por la suma de $250.000, reclamo que circunscribe a “el daño moral ocasionado a mi persona… junto con el perjuicio económico infligido a mi persona” (v. f. 72vta.

expte. n° 105246/2009).

Previamente se había desistido de acción y derecho contra O.C.B. (v. f. 413, expte. n° 15801/2009).

II. A fs. 1761/1775 (expte. n° 15.801/2009) expresa agravios la parte actora. Tres son los agravios principales en que basa su apelación.

II.a. El primero de ellos, ataca la calificación de relación laboral con la que la Juez de grado trató los contratos que suscribieran actores y demandados. Sostiene a rajatabla que no resulta aplicable dicha legislación sino Fecha de firma: 21/11/2017 Alta en sistema: 23/11/2017 Firmado por: DR. M.L.M. , JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA #13725476#189381189#20171108102340713 la civil, por lo cual, no se trata de una contratación laboral sino de una locación de servicios de la productora actora con el director artístico (Tolcachir) y los restantes codemandados (actores teatrales). Funda la calificación civil, en que el presente fue resuelto en cuanto a la competencia por la Corte Suprema de Justicia de la Nación a favor de este fuero y no del de trabajo. Parafrasea el dictamen de la Procuración, en cuanto afirma que “debe declararse la competencia del fuero civil “para entender en las actuaciones en razón de la materia por que el objeto “principal del juicio se vincula, con influencia decisiva, con cuestiones de derecho “privado y la interpretación del sentido y/o alcance de las normas de derecho común”. Por su parte la Corte a fs. 1109/1110 señala que “de conformidad con lo dictaminado por la Señora Procuradora Fiscal, se declara “que resulta competente “para conocer en las actuaciones el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo “Civil n° 45, al que se le remitirán por intermedio de la Sala N (así) de la Cámara “de apelaciones de dicho fuero. H. saber al Juzgado Nacional de Primera “Instancia del Trabajo n° 56”.

Sostiene pues que la decisión tomada por la Sra. Magistrada de grado en el momento de dictar sentencia no solo configura un simple agravio sino que es totalmente contraria y gravosa en un estado de derecho, en donde, “un simple Juez” se arroga a la facultad de contradecir a la CSJN (v. f. 1763 3er. ap.

final). Cita jurisprudencia apuntando a la carencia de fundamento de la sentencia de primera instancia.

A., a este agravio, relacionado a la resolución de la cuestión desde el punto de vista laboral, que la Juez de la Instancia también aplicó mal la ley 24.053 apartándose de lo taxativamente organizado por la ley laboral (v. f.

1764). Considera esencial para la definición de la relación jurídica como una locación de servicios “el riesgo económico” que asumen los actores demandados al obtener una gran porción de la retribución económica gracias a los montos obtenidos en boletería durante el plazo en que se celebró la obra “Atendiendo al Sr. S.” (v. f. 1764/vta.).

Apunta que la retribución pactada, mediante el contrato celebrado entre las partes, no consistía en una suma excesiva, sino que era ínfima en comparación a los montos que podrían obtener en virtud de la gran cantidad de entradas vendidas durante el tiempo de exhibición de obra.

Sigue con su crítica, indicando la irretroactividad de la ley 27.203 al caso de autos, toda vez que la misma fue sancionada el 28/10/2015 cuando esta causa se inició en el año 2009 (v. f. 1765).

II.b. El segundo agravio, se centra en que aún considerando que sea de aplicación la ley laboral, el caso debe remitirse a la letra del artículo 87 de Fecha de firma: 21/11/2017 Alta en sistema: 23/11/2017 Firmado por: DR. M.L.M. , JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA #13725476#189381189#20171108102340713 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B la ley 20.744. A estos efectos, hace un análisis de las declaraciones testimoniales prestadas en el expediente disintiendo con la apreciación que de las mismas efectúa la Juez de grado. Pondera también, las conclusiones escritas de una reunión que realizaran los demandados con la actora (v. f. 1768) y concluye que existe “claramente dolo o culpa grave en el accionar de los demandados, lo cual motivaría a que en última instancia se dé lugar a lo peticionado en el escrito de demanda” (v. f. 1774/vta.).

II.c. Finalmente, el tercer y último agravio, señala los resultados de la prueba pericial contable con relación al daño que pretende se le resarza.

III. A f. 1776 los Sres. C.E.T. y V.L. desisten del recurso.

IV. Dicha pieza fue contestada a fs. 1777/1782 por “Ciudad Cultural SA.” y a fs. 1783/1788 por los codemandados C.E.T. y V.L..

V. En lo tocante al expediente “Ramos M.F. c/

T.C.E. s/ Daños y Perjuicios” (expte.105.246/2009) resulta pertinente destacar que los agravios obrantes a fs. 533/552 escasamente difieren de los resumidos anteriormente, por lo que a ellos me remito. A punto tal que los mismos fueron contestados en una misma pieza procesal por los codemandados.

VI. A continuación, me pronunciaré sobre el fondo de la cuestión.

En tal inteligencia, pasaré a examinar los agravios expresados, en la inteligencia que en su estudio y análisis corresponde seguir el rumbo de la Corte Federal y de la doctrina interpretativa. En tal sentido, ante la inconsistencia de numerosos capítulos de la expresión de agravios, conviene recordar que los jueces no estamos obligados a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso (ver CSJN: 258:304; 262:222; 265:301; 272:225; FassiYañez, Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, Comentado, Anotado y Concordado, T° I, pág. 825; F., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Comentado y Anotado, T 1, pág. 620). Asimismo, tampoco es obligación del juzgador ponderar todas las pruebas agregadas, sino únicamente las que estime apropiadas para resolver el conflicto (art. 386, in fine, del ritual; CSJN: 274:113; 280:3201; 144:611).

VII. El primero de los agravios a tratar radica en la calificación de la presente cuestión a luz de la ley laboral o la ley civil.

Pongo por delante, que contrariamente a lo sostenido por el actor en su expresión de agravios, la CSJN al intervenir en un caso de contienda Fecha de firma: 21/11/2017 Alta en sistema: 23/11/2017 Firmado por: DR. M.L.M. , JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA #13725476#189381189#20171108102340713 negativa de competencia entre dos tribunales que no tienen una cámara de apelación en común, en los términos del artículo 24 inc. 7 del decreto-ley 1285/58 ley de organización de la Justicia Nacional, no fija doctrina, sino que exclusivamente determina la competencia.

Confieso desconocer la razón de ser del agravio de los actores respecto de la incorrecta aplicación de la anterior sentenciadora respecto a la ley 24.053, toda vez que no veo donde lo hizo, ni mal ni bien.

Hecha esta salvedad, del propio dictamen de la Procuradora General, al cual la Corte Suprema adhiere sin más, se puede leer que la resolución de la cuestión de competencia pasa por estar a una locación de servicios que según refiere (la actora) la vincula de acuerdo a los contratos agregados con los demandados. Remata su dictamen, la Procuradora, recalcando, el “limitado marco cognoscitivo en que se deciden las cuestiones de competencia“ (v. fs. 1109/1111).

Es por ello que la Sra. Juez no se ha apartado ya que el fallo no la obliga respecto de la solución. No es que se mande a dictar una nueva...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA